CORONAVIRUS

Una investigación revela un factor que predispone a una COVID grave

Un equipo de científicos rusos ha sido pionero en analizar la interconexión entre el genotipo HLA-I y los cuadros graves causados por el coronavirus.

Una investigación revela un factor que predispone a una COVID grave
EFE

El cuerpo humano utiliza la inmunidad de las células T para combatir las infecciones víricas. Es más, la inmunidad celular que se consigue parte de la presentación de péptidos de virus en la superficie de las células infectadas. En ese momento es cuando se activan los linfocitos T, que comienzan a destruir esas células infectadas. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad HSE de Rusia ha explicado cómo la genética puede resultar clave a la hora de otorgar esta respuesta inmunitaria.

“En las células humanas, las moléculas de antígeno leucocitario humano de clase I (HLA-I) son responsables de esta presentación. El conjunto de seis de estas moléculas es único en cada ser humano y se hereda de los padres”, explica la Universidad HSE en un comunicado. “El genotipo de HLA-I es un factor importante para la respuesta inmunitaria a cualquier tipo de infección vírica. En nuestro trabajo demostramos que los individuos con genotipos HLA específicos están más predispuestos a tener COVID-19 grave. Del mismo modo, existen algunos genotipos ‘fuertes’ que raramente se asocian con un curso grave de la enfermedad”, añade en declaraciones a SINC Stepan Nersisyan, uno de los autores del trabajo publicado en Frontiers in Immunology.

Aprendizaje automático

Para llegar a esta conclusión, los investigadores emplearon el aprendizaje automático (machine learning), a partir del cual pudieron construir un modelo que permite evaluar íntegramente la posible potencia de la respuesta inmunitaria de las células T contra la COVID-19: “Si el conjunto de alelos HLA-I permite la presentación efectiva de los péptidos del virus SARS-CoV-2, esos individuos recibieron una puntuación de riesgo baja, mientras que las personas con menor capacidad de presentación recibieron puntuaciones de riesgo más altas (en el rango de 0 a 100)”.

Para validar el modelo, se analizaron los genotipos de más de 100 pacientes que habían padecido COVID-19 y más de 400 personas sanas. De esta forma, comprobaron que la puntuación de riesgo simulada es “muy eficaz para predecir la gravedad de la enfermedad”.

Además de analizar la población de Moscú, los investigadores utilizaron su modelo en una muestra de pacientes del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. “La alta precisión de la predicción se confirmó también en esta muestra independiente: la puntuación de riesgo de los pacientes con COVID-19 grave fue significativamente mayor que en los pacientes con casos moderados y leves de la enfermedad”, señalan.

Utilidades del estudio

Además de las correlaciones descubiertas entre el genotipo y la gravedad de COVID-19, este estudio puede ayudar también a evaluar cómo una determinada mutación del virus puede afectar el desarrollo de inmunidad T contra él. “Por ejemplo, podremos detectar grupos de pacientes para quienes la infección con nuevas cepas de SARS-CoV-2 puede conducir a formas más graves de la enfermedad”, concluye Alexander Tonevitsky, otro de los autores.

Por su parte, Stepan Nersisyan añade que, en el contexto de una posible escasez de vacunas, “el conocimiento de las personas con genotipo HLA de riesgo podría priorizar a este grupo para la vacunación”. Asimismo, “saber tu propio grupo de riesgo puede motivar a las personas a mantener una distancia social más responsable, a llevar mascarilla y a hacer otras cosas para estar más seguras”.