CORONAVIRUS

La cepa de California se expande y es cada vez más peligrosa: "El diablo ya está aquí"

Se propaga más fácilmente que las demás, evade los anticuerpos generados por las vacunas, y está asociada a casos graves o la muerte, según los investigadores.

California cepa coronavirus mutación hospital peligrosa
MARIO TAMA AFP

Sigue en vivo y en directo la última hora sobre el coronavirus en España. 

Mientras la variante británica, la brasileña y la sudafricana reciben toda la atención, en California (Estados Unidos) se está desarrollando y expandiendo una cepa del coronavirus que habría surgido en mayo y que se propaga más fácilmente que las anteriores, se escapa de los anticuerpos generados por una infección previa o las vacunas y es causante de enfermedades en estado grave o incluso la muerte, como cuentan las investigadores de la misma.

Científicos de la Universidad de California, en San Francisco, advierten que debería ser considerada como “variante de preocupación” de la misma manera que el resto. Mientras se preparan en Estados Unidos para el impacto de la cepa británica, señalan que la cepa local ya está asentada y que será la causante del 90% de las infecciones del estado del próximo mes.

“El diablo ya está aquí”, afirma el doctor Charles Chiu, investigador de enfermedades infecciosas, en unas declaraciones recogidas por Los Ángeles Times. Él se ha encargado de dirigir al equipo de genetistas, epidemiólogos, estadísticos y otros científicos que han analizado su nueva variante, denominada B.1.427 / B.1.429.

¿Qué hace a esta mutación ser tan peligrosa?

Al igual que la variante de Reino Unido, es más contagiosa, se transmite más. “En comparación con las cepas que fueron más prominentes aquí a principios del otoño, la nueva cepa parece tener una mayor capacidad de propagación”, confirma Chiu. Las muestras obtenidas de varios condados sugieren que es de un 19% a un 24% más transmisible, llegándose a propagar hasta seis veces más que las cepas anteriores en una residencia de ancianos.

Resultados de laboratorio, a raíz del análisis de muestras virales de todo el estado, mostraron que las personas infectadas con la cepa californiana tenían cargas virales en la nasofaringe el doble de altas que con las otras cepas. Su genoma incluye tres mutaciones que afectan a la proteína de pico, por donde el virus accede a las células, y una de ellas provoca que el virus se adhiera más firmemente a las células diana, algo no visto anteriormente.

Esa mutación, la L452R, por sí misma es la que hace que la cepa de California sea más dañina, logrando una infección en los pulmones al menos un 40% más fácilmente que las demás que no disponen de esa mutación. E igualmente, esas pruebas de laboratorio han determinado que es más resistente a los anticuerpos generados por las vacunas o las infecciones precias. Frente a esta cepa, la efectividad de los anticuerpos se redujo a la mitad.

“Anticipo que con el tiempo tendrá un efecto sobre la vacunación”, confiesa Chiu. Tanto él como el doctor e inmunólogo Bruce Walker coinciden en las páginas del periódico que encima, si bien algunas cepas suelen perder virulencia conforme más se propagan, a este no se le ha encontrado esa debilidad y los estudios siguieren que tendría también el impacto adicional de una mayor virulencia.

Causante de una gran ola de contagios en el estado

El gran temor en California es que se junte con la variante británica y se cree un “escenario de pesadilla”, según Chiu. Por ello, reclama más medidas de salud pública, limitaciones a las actividades públicas y una vacunación más rápida.

“Es difícil desenredar todos los diferentes factores que contribuyen a la propagación”, incluidos los viajes, las reuniones de vacaciones y las cenas en restaurantes, explica Walker. Sin embargo, desde el 1 de septiembre, la cepa de California ha salido de la nada para representar más del 50% de todas las muestras estudiadas en el estado. El aumento de la cepa azotó al estado en otoño y principios de invierno, sobre todo al sur.

El doctor Anthony Faucci, principal experto en enfermedades infecciosas del país, está al tanto de la cuestión, ya ha mostrado su preocupación, y ha expresado también que la mejor arma es la de vacunarse, usar las mascarillas y limitar el contacto social.