ACTUALIDAD

Una mutación de las nuevas cepas de la COVID burla a los anticuerpos y favorece las reinfecciones

Existe el temor de que la propagación descontrolada del patógeno le haya proporcionado oportunidades para reinventarse y acelerar la aparición de variaciones de escape.

Una mutación de las nuevas variantes de la COVID burla a los anticuerpos y favorece las reinfecciones
HENRY NICHOLLS REUTERS

Un estudio preliminar de un equipo del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle ha levantado las alarmas sobre la mutación E484 de las nuevas cepas del coronavirus. Esta investigación ha desvelado que la variación podría ofrecer una mayor resistencia a las vacunas. 

Además, la mutación E484 ayudaría a burlar los anticuerpos neutralizantes que el sistema inmunitario produce contra el patógeno. Pese a estas nuevas preocupaciones, el biólogo Jesse Bloom, uno de los firmantes del estudio, reafirmó en el New York Times la vigencia de los actuales remedios. 

Las alarmas

El pasado sábado, se celebró una conferencia en la que varios científicos sudafricanos desvelaron que tras realizar pruebas de laboratorio, muestras de suero de 21 de un grupo de 44 supervivientes de COVID-19 no destruyeron la variante que circulaba en ese país.

Las muestras que resultaron exitosas contra la cepa se tomaron de pacientes que habían sido hospitalizados y tenían niveles más altos de los llamados anticuerpos neutralizantes que aquellas personas que sólo sufrían efectos leves de la enfermedad. 

Por ello, los resultados "sugieren fuertemente que varias mutaciones que vemos en la variante de Sudáfrica van a tener un efecto significativo en la sensibilidad de ese virus a la neutralización", declaró Penny Moore, viróloga del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica y directora del estudio.

Se debe seguir vacunando

Aunque estos nuevos descubrimientos rebajan el optimismo, en opinión de Michel Nussenzwig, inmunólogo de la Universidad Rockefeller en Nueva York, se deberían seguir inyectando las vacunas: "Si su objetivo es mantener a las personas fuera del hospital, entonces está funcionando".

Mutaciones de escape

Una de las claves que ofrecen las vacunas es que estimulan al organismo para que produzca anticuerpos. Por ese motivo, los expertos esperaban que pasado el tiempo, el patógeno obtuviera mutaciones para evadir los anticuerpos, las denominadas mutaciones de escape.

Pero con lo que también contaban los científicos es que las vacunas siguieran siendo efectivas durante años. Ahora, existe el temor de que la propagación descontrolada le haya proporcionado a la COVID-19 oportunidades para reinventarse y acelerar notablemente la aparición de mutaciones de escape.