ACTUALIDAD

'Dios del caos': captan imágenes del gran asteroide que amenaza la Tierra

El próximo 6 de marzo, Apophis será más brillante para los telescopios y se situará a su distancia más cercana a nuestro planeta, a unos 15 millones de kilómetros.

'Dios del caos': captan imágenes del gran asteroide que amenaza la Tierra

Apophis es el asteroide potencialmente más peligroso para la Tierra en estos momentos. El próximo 6 de marzo, será más brillante para los telescopios y se situará a su distancia más cercana con nuestro planeta, a unos 15 millones de kilómetros.

Ahora, ha logrado ser fotografiado por algunos telescopios terrestres virtuales, como es el caso del Virtual Telescope Project. Consiguió obtener una imagen del asteroide mediante una única exposición de 300 segundos del cielo. Aparece como un pequeño punto blanco marcado con una estela a su derecha y su tamaño real se estima en unos 340 metros de ancho.

Casi sin posibilidad de impacto

Comenzó a llamar la atención de los astrónomos en 2004, cuando se indicó que existía una probabilidad de colisión contra la Tierra en 2029. Sin embargo, las constantes investigaciones sobre Apophis redujeron prácticamente a cero la hipótesis de impacto para dicho año.

Según las previsiones de la NASA, se acercará bastante más el 13 de abril de 2029, aunque no supondrá ninguna amenaza real. Ese día será visible a simple vista en el cielo nocturno y se calcula que pasará a unos 31.000 kilómetros por encima de la superficie terrestre, una distancia inferior a la de algunos de los aparatos espaciales que orbitan alrededor de la Tierra.

Posible en 2068

Marina Brozovic, científica de la agencia espacial norteamericana, explicó que "el acercamiento de Apophis en 2029 será una oportunidad increíble para la ciencia. Observaremos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones de radar, podríamos ver detalles de la superficie".

Lo que sí reveló un estudio de la Universidad de Hawái fue una posibilidad de impacto para el año 2068. El motivo se debe a que se detectó en Apophis una aceleración de tipo Yarkovsky, un efecto que modifica las órbitas de pequeños cuerpos celestes por la forma en que absorben la radicación del Sol.