CORONAVIRUS

La hostelería se reinventa

Las limitaciones a causa del coronavirus han hecho que bares, restaurantes y pubs exploren nuevas vías para atraer a los clientes, siempre con seguridad.

La hostelería se reinventa
Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo Europa Press

La pandemia del coronavirus ha afectado de lleno a todos los sectores económicos, todos ellos han tenido que adecuarse a una nueva normalidad con restricciones que les privan de su forma habitual de proceder. Sin embargo, quizá uno de los sectores más castigados es de la hostelería.

Las medidas en este ámbito, con limitaciones de horarios y aforos, castiga especialmente a la hostelería por el modo de vida de España, muy dado a salir de bares para socializar con amigos y familiares. La cosa se agrava en aquellas localidades donde se detectan brotes, con restricciones todavía más estrictas. Unas medidas que han tenido un impacto en los establecimientos, tras reducir el número de mesas disponibles. En algunos casos, donde el cierre se produce antes por las medidas, los locales instan a adaptarse a un horario más europeo.

Las bodas, en crisis

Tomás, uno de los propietarios del Hotel San Roque, en Villanueva de Alcardete, nos confirma que, en su caso, han pasado de tener ocho mesas a únicamente cuatro en el bar. La alternativa, las terrazas, han salvado en parte el verano. "Este verano no ha estado mal, siempre con las limitaciones vigentes. Hemos tenido que quitar mesas y acoplarlo a la normativa". Una de las alternativas llegó con el envío de comida a domicilio: llegó en plena pandemia y seguirá tras una buena aceptación.

En este pequeño negocio familiar, además, realizan bodas en sus salones. Sin embargo, este año ha sido crítico. "Teníamos 31 bodas y se han cancelado todas, se han pospuesto. No sé el año que viene cómo estará la situación, esperamos que vaya a mejor", afirma Tomás.

El verano, con la posibilidad de disfrutar de las terrazas, ha minimizado de alguna forma las pérdidas, pero ahora con la llegada del otoño la previsión puede ser peor, tal y como aseguran desde el Hotel San Roque. "Será complicado una vez que haga frío y no se puedan usar las terrazas como ahora. Esperemos que la gente decida venir. Notamos que la gente está con temor a salir y entrar en los bares, y sobre todo cuando sea en el interior". La instalación de estufas en las terrazas no sería una solución, pues "la gente para comer o cenar prefiere el interior".

Control en el ocio nocturno

Desde la nueva normalidad, el ocio nocturno ha estado bajo la lupa. Ellos también han tenido que reinventarse para garantizar la seguridad de todos. "Separamos las mesas con vallas y cadenas en el interior", nos confirma Daniel Vallejo, del Pub La Clave.

Especialmente complicado es mantener un control los sábados, por ello estos días solo se permite pedir en mesa como medida de precaución. "Hemos acostumbrado a la gente a las fiestas de tarde, hay listas de espera. En la mesa, intentamos que estén con la mascarilla cuando no están consumiendo". En este local, además, solo una persona se encarga de poner la música.

En este pub, una persona se encarga a la entrada de tomar los datos de los clientes ante un posible brote. La diana, solo para aquellos que traen sus dardos, mientras que el tradicional futbolín ha dejado de usarse.

La asociación de hostelería pide reducir el IVA

Desde el órgano representante de la hostelería de España se ha surgido en los últimos días que se aplique un IVA superreducido en los productos que se consumen en hostelería, medida con la que calculan se aumentaría el gasto en 4.320 millones de euros en el próximo año, según un estudio de Competur.

Esta medida, aseguran, contribuiría a mitigar "parte del dramático impacto que están sufriendo los bares y restaurantes a consecuencia de la COVID-19". De esta forma, la asociación asegura que se podría reducir en cuatro puntos la caída de gasto prevista para 2021. Por ello, se pide la inclusión de la misma de manera integral y temporal. Según el mismo informe, ocho países europeos ya lo han aplicado y reconocen su efectividad: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Grecia, Reino Unido y Lituania.