CORONAVIRUS

Arde en Grecia el mayor campo de refugiados de Europa

El campo de refugiados de Moria, en Lesbos, calcinado por las llamas. La causa podría ser el enfrentamiento entre los refugiados al detectarse varios casos de COVID-19.

Arde en Grecia el mayor campo de refugiados de Europa
MANOLIS LAGOUTARIS AFP

El campo de refugiados de Moria, uno de los más grandes de Europa, ha quedado completamente calcinado por las llamas. A última hora de la noche del martes, varios incendios dejaron sin hogar a más de 12.000 personas que se encontraban allí, en la isla griega de Lesbos.

El origen de las llamas podría estar en los propios refugiados, según informa la agencia de noticias local ANA-MPA. Después de que se confirmaran 35 casos de coronavirus en el campo de refugiados, estos debían ponerse en cuarentena junto a sus familias y contactos estrechos en las afueras del campo. El problema llegó cuando varios de ellos se negaron a aislarse, a la vez que otros intentaban dejar el campo ante el peligro de que los contagiados no quisieran dejar Moria. El enfrentamiento entre ambos habría dado como resultado los incendios.

Otra versión, según la agencia alemana DPA, es que varios residentes habrían señalado que los incendios habían sido provocados por habitantes de la isla de Lesbos. Sea como fuere, el esta campo de refugiados estaba superpoblado y la gente que allí vivía lo hacía en condiciones de hacinamiento, algo que la Organización Mundial de la Salud ha lamentado en repetidas ocasiones.

"Ha explotado la bomba de relojería"

La organización Médicos Sin Fronteras ha calificado este campo de refugiados como una bomba de relojería. "12.000 hombres, mujeres y niños han sido evacuados y están en la calle. Todo estaba envuelto en llamas, un éxodo de personas iba sin dirección en medio de un infierno. Niños asustados y padres en shock", destaca Marco Sandrone, representante de la ONG en Lesbos.

Igualmente, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ha lamentado los hechos y ha informado que por el momento no ha fallecido ninguna persona a causa de las llamas. La ONG se ha desplazado hacía allí para ofrecer asistencia a las autoridades locales, y pide "moderación y contención" en la zona.

Ayuda a Grecia

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, ha confirmado que la Comisión Europea financiará el traslado y alojamiento a la parte continental de Grecia de los 400 menores no acompañados que estaban en el campo de Moria. "Ya he acordado financiar el traslado inmediato y alojamiento en la parte continental de los 400 niños y adolescentes no acompañados que quedan. La prioridad es la seguridad y el refugio para toda la gente en Moria".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha apremiado a sus homólogos del resto de países de la Unión Europea para ayudar en las tareas humanitarias. "Tenemos que aclarar lo antes posible entre la Comisión Europea (CE) y los países de la UE dispuestos a prestar esa ayuda cómo apoyar rápidamente a Grecia".

Cuarentena estricta por el primer caso

La pasada semana se detectó en el campo de refugiados de Moria un primer caso positivo de coronavirus, lo que hizo saltar las alarmas. Según Médicos Sin Fronteras, se aplicó una "cuarentena mal planteada y potencialmente dañina. Este tipo de cuarentena es peligrosa y debe evitarse a toda costa". Las autoridades griegas confirmaron el positivo de un inmigrante somalí de 40 años. En enero obtuvo el estatus de refugiado y el pasado agosto se trasladó a Atenas para buscar trabajo, aunque regresó tras fracasar en su intento.