¿Es un jugón una estrella?

ERRATAS DE CAMPO

En este espacio arrojaremos un poco de luz sobre las dudas que surjan en cuanto al lenguaje deportivo y analizaremos sin piedad los manidos tópicos de los que a veces abusamos los periodistas.

Autor: Marta Rodríguez Peleteiro

¿Es un jugón una estrella?


Es curioso ver cómo se crea lenguaje a través del uso del mismo. Y uno de los mayores ejemplos de esto lo tenemos en el deporte con la palabra jugón.

Diarioas-fotos-madrid._W7FII_MESSI-20A011

Jugón deriva de jugar. Se trata de una formación hecha sumando el sufijo –ón a un verbo para fabricar un nuevo sustantivo. Lo curioso de este caso es que este tipo de combinación, según la Real Academia de la Lengua Española, sirve para que esta nueva palabra tome un cariz de desprestigio, como en el caso de chupón (chupar + –ón), respondón (responder + –ón), soplón (soplar + –ón)...

No obstante, en castellano, y especialmente en el mundo del periodismo deportivo, estamos usando esta nueva palabra para elogiar a aquellos que son los mejores en su disciplina, bien sean futbolistas, baloncestistas, etc. Tanto es así que la RAE ha claudicado y en la vigesimotercera edición de su diccionario ha incorporado esta palabra con el significado que le estaba otorgando la prensa: Dicho de una persona: Que tiene especial habilidad y es muy diestra en el juego.