El día que Cristiano hizo llorar a Florentino Pérez

Cristiano Ronaldo

PLANETA CR7

Este blog nace con la intención de acercar a sus seguidores la figura de Cristiano más allá de su faceta como futbolista

Autor: Manu Sainz

El día que Cristiano hizo llorar a Florentino Pérez

Escribo este post horas antes de que el Madrid se enfrente al Bayern de Munich en el Allianz Arena para disputar la ida de los cuartos de final de la Champions League. Tal día como hoy hace un año, el equipo blanco se enfrentó también a un equipo alemán, el Wolfsburgo, en la misma ronda. Pero en este caso era el encuentro de vuelta. En la ida el Madrid había perdido por 2-0 y afrontaba el choque con la necesidad de ganar por tres goles para poder estar en semifinales. Florentino Pérez atravesaba su momento más delicado en esta segunda etapa como presidente blanco. Con el Madrid tercero en la Liga (a cuatro puntos del Barcelona y a uno del Atlético) y la Champions cuesta arriba, el proyecto Zidane podía estar llegando a su punto final. Además, el entorno de Florentino Pérez empezaba a deslizar la posibilidad de que dejara la presidencia a final de temporada si no se lograba ningún título.

Cristianorenovación

Con este panorama el Madrid recibió al Wolfsburgo. Y ahí apareció Cristiano en plan estelar. El crack portugués marcó un hat trick antológico para seguir agrandando la leyenda del Madrid en Europa. El Balón de Oro cuajó una actuación memorable y lideró la que hasta la fecha es la última remontada del Madrid en la Champions League. La gesta provocó que la afición hiciera que los jugadores volvieran a salir de los vestuarios para recibir el merecido homenaje de una grada entregada a los suyos.

Hasta aquí prácticamente todo es conocido. Lo que no se sabe, es lo que viene a continuación. El vestuario madridista era una fiesta. Se había logrado el pase a semifinales en una noche épica. Y en pleno momento de éxtasis, hizo acto de presencia Florentino Pérez. El presidente madridista entró en el vestuario y felicitó efusivamente uno por uno a todos los jugadores. Dos palabras repetía sistemáticamente mientras se fundía en un abrazo con cada uno de ellos: "Muchas gracias". Hasta que llegó al momento de encontrarse con Cristiano. Ahí el presidente no pudo contener las lágrimas. "Muchas gracias. Eres el mejor", le dijo al crack mientras enjugaba con las manos las lágrimas que le brotaban de los ojos. La escena sorprendió a los allí presentes y al propio Cristiano. La emoción presidencial era lógica. Esos tres goles del crack portugués no sólo supusieron mantener vivo al equipo en su camino hacia la Undécima, sino también que Zidane y que Florentino Pérez, como deslizó el entorno del presidente, siguieran en sus respectivos cargos.