Estás leyendo

El gran desafío de Nairo Quintana

PEDALADAS

Vamos a hablar de ciclismo, pedalada a pedalada. De sus gestas y de sus miserias. Desde mi experiencia como periodista en treinta grandes vueltas y en otras múltiples batallas...

Autor: Juan Gutiérrez

El gran desafío de Nairo Quintana

Las experiencias de los últimos años han extendido la teoría de que no es posible disputar al máximo rendimiento el Giro de Italia y el Tour de Francia en la misma temporada. El debate ha reaparecido con la decisión del Movistar de probar el doblete con Nairo Quintana, después de que otros como Alberto Contador o Vincenzo Nibali hayan naufragado en la tentativa. Muchas personas me han comentado que con este calendario, el colombiano da una enorme ventaja a Chris Froome en la Grande Boucle. A mí no me parece tanta, quizá porque soy un clásico.

Miro el listado de los ciclistas que han logrado el doblete Giro-Tour en la historia y solo veo a siete grandes campeones: Coppi, Anquetil, Merckx, Hinault, Roche, Indurain y Pantani. Evidentemente, el reto no está al alcance de cualquiera. Ni ahora, ni antes. A las pruebas me remito. Por eso, a mí la primera reacción que me despierta la decisión de Nairo Quintana es de admiración, por afrontar un desafío solo reservado a leyendas.

Nairinini

“Que no le haya salido bien a otros, no significa que no sea posible”, apuntaba la semana pasada Eusebio Unzué, el mánager del Movistar, quien recordaba que en su equipo, con patrocinadores anteriores, “se ganó cuatro veces el Tour previo paso por el Giro”. Se refiere a la victoria de Pedro Delgado y a tres de Miguel Indurain, quien además cerró el doblete en dos ocasiones (1992 y 1993). Quizá Eusebio sea tan clásico como yo. Dos ilustres como Hinault o Roche también se han manifestado a favor. Más clásicos.

Los argumentos de Unzué son convincentes. Nairo Quintana está en la mejor edad (cumplirá 27 años el 4 de febrero) y tiene experiencia en grandes vueltas (ha corrido ocho, con dos victorias y tres podios). Entre el final del Giro y el inicio del Tour hay 33 días de separación, tiempo suficiente para recuperar. A la Grande Boucle llegará con sólo 40 jornadas de competición. Además, el colombiano ha demostrado que rinde al máximo nivel en su segunda grande del año, como lo ocurrió el año pasado cuando ganó la Vuelta a España tras haber terminado tercero en los Campos Elíseos.

El ciclismo vive de gestas, de retos, de hazañas, de desafíos, de épica… El propio Froome lo sabe, porque lleva años intentando añadir el doblete Tour-Vuelta a su palmarés. Y no ha estado tan lejos de conseguirlo. Salga bien o no salga, para mí está por encima el intento de Nairo de inscribirse entre los más grandes, que los posibles efectos secundarios.


  • Etiquetado en:
  • Más