Estás leyendo

Se me cae el pelo o le gano su casco a Aleix

BOX34

Estás en BOX34, el blog de Mela Chércoles, enviado especial del Diario AS a los GGPP del Mundial de MotoGP.

Autor: Mela Chércoles

Se me cae el pelo o le gano su casco a Aleix

Ya he contado alguna vez que el paddock del Mundial de MotoGP es muy futbolero y, con tanto viaje como hay, ameniza muchas horas muertas de espera en cualquier lugar del planeta y luego da mucho juego entre los miembros de la caravana mundialista. Proliferan los culés en el campeonato por encima de cualquier otra afición y los madridistas, con una rivalidad bien entendida, estamos en franca desventaja, por cantidad y también, por qué no reconocerlo, porque hay más alegrías blaugranas que blancas en los últimos tiempos…

Mela

Este viaje por América, con paradas en Argentina y Estados Unidos, empezó de por sí muy futbolero con la visita de los Espargaró y Yonny Hernández a la Bombonera, el templo de Boca Juniors, y ha tenido continuidad con el clásico Barça-Madrid y con la ida de los cuartos de final de la Copa de Europa, un nombre por otra parte mucho más bonito que el de Champions League y que pudiera ser que me vaya a costar un buen rapado de cabeza o, por el contrario, me permita ganarme el casco firmado de Aleix Espargaró…

Con la de sitios que había en Termas de Río Honda para ver el Barça-Madrid, Aleix se tuvo que sentar justo delante de mí en la sala de prensa a ver el partido del Camp Nou. Maldije mi suerte, porque a priori no pintaba nada bien, para qué engañarnos, y el mayor de los Espargaró es tan del Barça como yo pueda serlo del Madrid. Y ahí estaba él, con su camiseta de Messi incluida para celebrar el 1-0 local que, para más cachondeo, marcó Piqué. Aleix no se cebó demasiado conmigo e hizo bien, porque luego fue él quien entró en crisis con la remontada madridista y yo en pleno éxtasis. Se marchó antes de que acabara el partido, con felicitación incluida, y pensando en su fuero interno que ya tendría oportunidad de revancha…

Vaya si la tuvo, sólo cuatro días después, con el papelón que hizo el Real Madrid en Wolfsburgo. No pude verlo, pero lo sufrí por la Cadena SER desde el aeropuerto de Buenos Aires, y al poco de acabar tenía un mensaje en Twitter de Aleix mofándose de la derrota madridista. Le contesté si le habían devuelto ya la cartera a los colchoneros, por el robo del día anterior al Atlético y le dije que no se preocupara por el Madrid, que tenía más opciones de pasar a semifinales que el Barça…

Sinceramente, no sé si lo creía de verdad, pero me vine arriba cuando Aleix me retó a apostar ante tal posibilidad y al final decidimos mutuamente que, si el Madrid pasa y el Barça no, él me tendrá que dar su casco, pero si es al revés, si el que pasa es el Barça y el Madrid no, entonces me tendré que rapar el pelo… Así que mi admirado Zinedine Zidane, siempre quiero que pase de ronda el Madrid, pero esta vez aún más que nunca porque me va la cabellera en ello. Pon las pilas al equipo y pasad por encima del conjunto alemán, que no sabes lo duro que se me haría tener que aguantar al bueno de Aleix.

PD: las dos veces anteriores que me jugué un casco con dos pilotos, los gané, a Max Biaggi y a Álvaro Bautista, al talaverano con motivo de la final de Lisboa ente el Madrid y el Atleti. Dicen que no hay dos sin tres. A ver si es verdad.