Temas del día Más temas
Estás leyendo

Correr entre un bar y una taberna. Historias del running usa

CARROS DE FUEGO

Un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Autor: Ángel Cruz

Correr entre un bar y una taberna. Historias del running usa

 

He disfrutado enormemente estos pasados días con la lectura de un libro extraordinario, de los no muchos que hay dedicados al mundo del atletismo: ‘Reyes del Asfalto’, de Cameron Stracher, corredor aficionado y periodista que escribe para el New York Times o el Wall Street Journal. Tiene un conocimiento profundo del mundo del atletismo sobre asfalto y escribe con un estilo bello, limpio y muy descriptivo. Tan vívido que casi me he visto por las carreteras de Estados Unidos en competición con Bill Rogers, Alberto Salazar y Frank Shorter… ¡Ni en sueños, claro!

REYES DEL ASFALTO-801x1024

El libro trata de describir, y lo consigue de forma brillante, el nacimiento, desarrollo y decadencia de ‘La Época Dorada del Running en Estados Unidos’, como reza el subtítulo de la obra.

Y se basa en los tres atletas míticos que he citado más arriba: Bill Rogers, Alberto Salazar (que ahora entrena a Mo Farh, entre otros) y Frank Shorter, el hombre que ganó la medalla de oro en maratón en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, última de este metal para un atleta masculino estadounidense.

Cuenta Cameron Stracher cómo nació en Falmouth una carrera que se iba a hacer mítica y que se ideó en un bar poco después del triunfo olímpico de Shorter. Se desarrollaba entre el Captain Kidd y la taberna Brothers Four, a lo largo de siete millas (11,2 km), y la idea fue de Tommy Leonard, corredor aficionado y camarero del último establecimiento. Durante años la carrera presumía de recibir al ganador con una jarra de cerveza de no pequeño tamaño. Por allí compitieron, a veces en durísimas condiciones, Rodgers, Salazar (en una ocasión estuvo a punto de morir) y Shorter, tres hombres distintos, con orígenes diferentes, con ideales diversos.

Se habla de las primeras carreras no olímpicas de maratón, del nacimiento y desarrollo de la Maratón de Nueva York, de los centros de entrenamiento en Oregón y de muchas, muchas cosas, y siempre con un estilo elegante. Y por allí pasan otros corredores, como si fueran personajes secundarios: Joan Benoit, Grete Waitz, Marti Liquori, Rod Dixon (“mi madre decía que salí de su viente corriendo”), Amby Burfoot, Craig Virgin (“me crié como un keniano blanco”)…

Éste fue campeón mundial de cross en París 1980 y Madrid 1981 y aquí tuve oportunidad de entrevistarle. Experiencia maravillosa, por cierto, porque era una persona inteligente, culta, espléndido atleta. Incluso piloto de avionetas… Batió a un potentísimo equipo etíope y su imagen rodeado por todas partes de hombrecillos verdes (atletas pequeños, con las camisetas de este color, en el Hipódromo de la Zarzuela) la tengo en la retira desde entonces y para siempre. “Creí que estaba en el Campeonato de África, no en el del mundo”, bromeó.

 

SHORTER

 

Frank Shorter, oro olímpico en maratón en Múnich 1972. 

Esta generación de grandes corredores norteamericanos (Rod Dixon era neozelandés y Grete Waitz, ya fallecida, noruega) se vio atormentada, perjudicada y frustrada por el boicot de Estados Unidos a los Juegos de Moscú 1980 como represalia por la invasión soviética de Afganistán. Con el tiempo también Estados Unidos iba a invadir este país asiático, en cuya dominación han fracasado algunos de los ejércitos más poderosos de la historia. Ironías del destino.

En fin, que no os lo perdáis, porque es una joya. Y si mientras disfrutáis con la lectura escuchais ‘Carros de Fuego’, mejor que mejor: será un viaje al pasado más romántico y más bello.

Aquí os recomiendo otros libros que tratan, directa o indirectamente, de atletismo:  

‘Correr hacia un sueño’

Os escribo de nuevo sobre ‘Correr hacia un Sueño’ de Giuseppe Catozzella. Si ‘Reyes del Asfalto’ es algo así como un extenso y magistral reportaje sobre unos atletas y una época determinada, ‘Correr hacia un Sueño’ es una novela basada en hechos reales. Concretamente en la corta vida de la somalí Samia Yusuf, olímpica en los 200 metros de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

CORRER HACIA UN SUEÑO

Se cuenta su amor por el atletismo, el apoyo de su familia, cómo tiene que entrenarse tapada con un burka, su admiración por Mo Farah, otro somalí, exiliado a Gran Bretaña y multicampeón en 5.000 y 10.000 metros… Samia acabó haciendo El Viaje, es decir, la emigración desde Mogadiscio hasta Europa, con el fin de poder entrenarse en Occidente y competir en los Juegos Olímpicos de Londres. Y su final trágico en Lampedusa.

Una historia estremecedora, que estoy seguro de que os emocionará como me emocionó a mí, y que, reducida, podéis encontrar en la información que se publicó en el Diario AS:

http://masdeporte.as.com/masdeporte/2015/01/07/atletismo/1420590726_817459.html y también en una entrada de Carros de Fuego: http://www.typepad.com/site/blogs/6a00d83451bf7069e20115721187bb970b/post/6a00d83451bf7069e201bb07d43241970d/edit

‘Correr’

CORRER-1

El francés Jean Echenov cuenta la vida del checo Emile Zatopek, el único atleta que ha sido capaz de ganar los 5.000, los 10.000 metros y la maratón en unos mismos Juegos Olímpicos, los de Helsinki 1952. Es una obra muy bien escrita que no sólo habla de competiciones, sino de la vida de La Locomotora Humana y del ambiente político de la época. Indispensable.

Tenéis una referencia, también, en otro post de Carros de Fuego: http://www.typepad.com/site/blogs/6a00d83451bf7069e20115721187bb970b/post/6a00d83451bf7069e20133f5538bb7970b/edit 

‘La soledad del corredor de fondo’ 

LA SOLEDADC DEL CORREDOR DE FONDO

Un clásico escrito por Alan Sillitoe. Aunque no es un libro propiamente de atletismo, gira en torno a un chico problemático de clase obrera que acaba en un reformatorio en la Gran Bretaña de los años cincuenta y allí comienza a destacar como un gran corredor de fondo. Más que una novela es un cuento largo, que se lee en un rato. Tiene una gran calidad literaria.

Y si podéis, no os perdáis tampoco la película del mismo título, con dirección de Tony Richardson y guión del propio Sillitoe. Corresponde a una corriente cinematográfica llamada Free Cinema (Cine Libre), emparentada en sus argumentos con la Nouvelle Vague (Nueva Ola) francesa, que tiene su cumbre en ‘Los 400 golpes’, de François Truffaut, aunque en ésta no hay nada de atletismo. ‘La Soledad del Corredor de Fondo’ es una obra maestra literaria y cinematográfica. El final es tremendo. A los que no habéis leído el cuento largo y visto la película, no os lo desvelo.

‘Nacidos para Correr’ 

NACIDOS PARA CORRER

Libro magnífico (como los anteriores, por otra parte) escrito por Christopher MacDougall, que narra también en clave de algo así como un reportaje largo las hazañas de una tribu que habita en las Barrancas del Cobre de México, los tarahumaras. Son personas habituadas a correr distancias estremecedoras, a veces de cientos de kilómetros. Es una obra muy agradable de leer, alejada del atletismo de élite e interesantísima. 

Y aquí tenéis otras sugerencias de libros que aún no he leído:

‘De qué hablo cuando hablo de correr’, de Haruki Murakami, un genio de la literatura actual. Reflexiones sobre sí mismo como corredor. Será el siguiente que lea sobre atletismo.

‘El corredor nocturno’, de Hugo Burel, ambientada en Montevideo.

‘El corredor de fondo’, de Patricia Nell Warren. Narra la relación de un entrenador con su atleta gay.

Y dos de escritores españoles:

‘La gramática del amor’, de la barcelonesa Rocío Carmona, la historia de una española en un internado británico, y ‘La media distancia’, del santanderino Alejandro Gándara, que narra con el atletismo como fondo la España de los años setenta.

Espero disfrutar con estos últimos tanto como he disfrutado con los que ya he leído.