Estás leyendo

ASÍ LOS VEMOS: New Orleans Saints (NFC Sur)

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

ASÍ LOS VEMOS: New Orleans Saints (NFC Sur)

Mariano Tovar


El año pasado lo pasé entero sentado en la orilla del Mar Rojo, esperando que ‘Moisés’ Brees abriera las aguas y condujera a su pueblo a la orilla de los playoffs, a pesar de que durante el mes de septiembre los Saints sufrieron las diez plagas, perdieron todos sus partidos y demostraron que la polémica y los castigos acumulados por su peculiar manera de incentivar la agresividad defensiva si que había estallado en su línea de flotación, pese a que algunos vaticinaban que la persecución provocaría una conjura que estimularía a la plantilla.

158815440


Así que cada semana anunciaba en este blog que el siguiente domingo sería el del milagro y cada lunes tenía que reconocer, con cara de tonto, que el prodigio se había retrasado por problemas técnicos ajenos a nuestra voluntad. Y eso que tras la jornada 11, y después de tres victorias consecutivas, se encontraban con un récord 5-5 y con las opciones intactas. En los siguientes partidos, Niners, Falcons y Giants (estos últimos les endosaron 52 puntos), consumaron el fracaso de un equipo que sin Sean Payton en la banda hizo siempre lo contrario de lo que debía. Los Saints, más allá de sus problemas defensivos, perdieron por atragantamiento de balón de Drew Brees y falta de entrenador.

158815444


Y que nadie se escandalice o piense que le tengo manía al jugador. Es un hecho empírico. Los Saints, a pesar de lo que pueda parecer, son un equipo ganador cuando equilibran pase y carrera. De hecho, el año pasado volvieron a liderar las estadísticas de pase y les sirvió para muy poco. Como siempre os digo, los récords de yardas en una temporada de Brees no tienen por qué ser una buena noticia para los Saints.

Mirad, en 2007 Nueva Orleans fue 3º en pase y 28º en carrera y su récord fue 7-9. En 2008, 1º en pase y 28º en carrera: 8-8. En 2009, 4º en pase y 6º en carrera; 13-3 y ganadores de la Super Bowl. En 2010, 3º en pase y 28º en carrera; 11-5 y derrota en Wild Card contra los ‘Impostores’ Seahawks. En 2011, 1º en pase y 6º en carrera; 13-3 y derrota en la ronda divisional ante los Niners cuando los Saints eran los máximos favoritos en las apuestas. En 2012, 1º en pase y 25º en carrera; 7-9. Y lo más curioso es que el backfield ha sido muy similar cada año, formado por dos o tres corredores de calidad y versátiles, que rotaban permanentemente. El problema nunca ha estado en la falta de jugadores que pudieran correr, sino en un plan de juego que les olvidaba… o en un Brees empeñado en cambiar la jugada para acaparar el balón.

156046799


Por eso, me da lo mismo cómo sea la defensa de los Saints. Es lo de menos. Ellos juegan desde hace muchos años a anotar un punto más que sus rivales, a convertir cada partido en un toma y daca en el que un drive desaprovechado se convierte en bola de partido. Pero no hay peor enemigo en el football americano que ser previsible, y cuando los Saints se olvidan de la carrera se convierten en un libro abierto sin secretos, que termina telegrafiando su juego. Así que, en mi opinión, el mejor fichaje de los Saints este año es el regreso de Sean Payton, que volverá a ponerle el bocado a Brees, y a tirar de las riendas cuando el QB se olvide de que el backfield, como Teruel, existe. Y si el ataque terrestre de los Saitns vuelve a estar en el top ten de la liga, quizá lleguen a ser aspirantes a todo y contrapronóstico. No importa que su defensa pueda ser un coladero, que cuando un equipo anota con la facilidad con la que lo hacen los de Nueva Orleans, sus rivales están obligados a arriesgar, y en ese caso las yardas globales no definen tanto el éxito defensivo como las grandes jugadas. Los Saints, un año más, no deben preocuparse de encajar yardas a mansalva, sino de conseguir fumbles, intercepciones y sacks. En el mundo del la orgía ofensiva, la defensa también debe vivir de fuegos artificiales.

169333285


Hablando de sus movimientos en pretemporada, su draft ha sido bastante escaso, porque todavía colean las consecuencias de las famosas ‘porras defensivas’, pero sus cinco elecciones han sido quirúrgicas y magníficas. Consiguieron al mejor safety del draft con su primera ronda, a un OT que muchos proyectaban en primera, con una tercera, y un NT que también llegó a sonar como prospecto de primera ronda, con su otra tercera. En la agencia libre encontraron una joya como Keenan Lewis. El cornerback, como ya conté en la previa de los Steelers, abandonó a los Señores del Acero por su amor por la flor de Lis. Peor suerte han tenido con Victor Butler, que llegaba desde Dallas como solución para la falta de pass rush, pero una lesión en el ligamento cruzado le dejará en el dique seco durante toda la temporada. El resto de sus fichajes en el mercado de invierno no llaman demasiado la atención.

Los Saints son, por encima de cualquier otra peculiaridad, puro espectáculo. Un equipo cuyos partidos nunca defraudan, plagados de momentos espectaculares, drives increíbles y emoción. Los Saints, después de una larga historia de mediocridad, han encontrado su auténtica personalidad y espero que nunca dejen de ser fieles a ella. Ha llegado el momento de olvidarse de los errores del pasado, que ya han sido castigados y cobrados. Los Saints pueden caer bien o mal, pero verles jugar cada domingo seguirá siendo un lujo para los aficionados sin prejuicios.

Y ahora, la valoración línea por línea. La nota será sobre 5. (5=sobresaliente. 4=notable. 3=bien. 2=suficiente. 1=insuficiente. 0=Muy deficiente).

156648530


ATAQUE

Quarterback 5. Cuando un tipo ronda las 5.000 yardas, supera los 35 touchdowns y consigue un rating de tres dígitos temporada tras temporada solo puede ser puntuado con la mejor nota. Brees es un depredador nato con una puntería infalible y que suelta el balón con una rapidez increíble. Su eterno problema es que le falta inteligencia y no sabe leer los partidos. El ansia por anotar le impide jugar con el reloj y eso perjudica a su defensa y a veces termina por agobiarle. El otro defecto que le sitúa un escalón por debajo de Peyton, Tom o Aaron es que necesita tener el brazo caliente. Si los rivales le sacan del campo y pierde el ritmo, su juego se vuelve errático. Para ser perfecto, Brees debe estar dirigido por gran entrenador que piense por él.

Backfield 3. Darren Sproles, Pierre Thomas y Mark Ingram forman un tridente multitarea del que Payton sabe sacar petróleo. Sproles es casi un falso receptor y sale al pase con una eficacia letal, Pierre Thomas es un corredor con muchos recursos con el único ‘pero’ de las lesiones y Mark Ingram está ante su última oportunidad; fue elegido en primera ronda de 2011 y cuando no está lesionado parece cansado. Este año puede ser el de su defenestración definitiva y yo me hubiera librado de él antes que de Chris Ivory, cuyo rendimiento era bastante superior.

Receptores 5. Marques Colston, Lance Moore y Jimmy Graham, ya recuperado de su lesión de muñeca, forman uno de los grupos de receptores más letales de la NFL. Para cubrir la marcha de Devery Henderson han elegido en el draft a Kenny Stills con una 5ª ronda. Os recomiendo que estéis pendientes de Joe Morgan, un chaval no drafteado que solo recibió diez pases en 2012, pero que destrozó a las defensas con cada uno de ellos sumando 37,9 yardas por recepción y tres touchdowns. El problema es que es aficionado a conducir bebido y sin carnet, así que es posible que tenga ‘otros compromisos’ pendientes durante la temporada.

Línea 4. Año tras año, Brees es uno de los quarterbacks que menos sacks recibe. Él lo pone fácil, porque suelta le balón con una rapidez endiablada, pero estos Saints tienen como prioridad mantener una línea ofensiva poderosa. Ben Grubbs, Jahri Evans y Brian de la Puente aseguran calidad en los guards y el center, pero los tackles necesitaban ser reforzados. Terron Armstead fue elegido en tercera ronda para ser el titular por la izquierda de inmediato y ficharon a Jason Smith en la agencia libre para meter presión a Zach Strief, al que el año pasado le costó demasiado hacerse fuerte por la derecha.

169334090


DEFENSA

Línea 3. Los Saints van a cambiar su defensa de 4-3 a 3-4. En realidad no tienen demasiado que perder, así que posiblemente sea el mejor momento para reconstruir de cero un grupo que ni consigue sacks, ni frena la carrera, ni funciona en cobertura. Lo primero que han hecho ha sido elegir a un buen nose tackle en tercera ronda del draft, Jonathan Jenkins, para desarrollar el front seven a partir de él como mandan los cánones. Los dos ends son Akiem Hicks, que en su primer año como profesional pasó completamente desapercibido y Cameron Jordan, que el año pasado consiguió 8 sacks y cuyo rendimiento será decisivo para que toda la defensa resucite.

Linebackers 1. La lesión del recién fichado Victor Butler ha dejado hundido un grupo que ya empezaba bastante tocado. Posiblemente tengan que empezar con Martez Wilson por la derecha y rezar para que David Hawthorne y Curtis Lofton sean capaces de asegurar el dentro. Will Smith, que jugará por la derecha, es el único que asegura presión al QB, pero su posición natural es DE y no está muy claro que sea capaz de rendir al mismo nivel como linebacker extrerior.

Secundaria 2. Su gran objetivo en esta offseason ha sido reforzar la secundaria. Kenny Vaccaro, flamante elección de primera ronda, le quitará el strong a un Roman Harper que llevaba mucho tiempo siendo un coladero. Malcolm Jenkins no fue mucho mejor como free, pero en el equipo tienen la esperanza de que con su nuevo compañero mejore su rendimiento y justifique de una vez su elección en 1º ronda en 2009. La llegada de Keenan Lewis será importantísima para un grupo de cornerbacks en el que solo Jabari Greer salvaba el tipo. Detrás de ellos no hay un nickel claro y Sean Payton tendrá muchos quebraderos de cabeza para encontrar una solución para el problema durante la pretemporada.

158819359


PRONÓSTICO

Los Saints son el mismo equipo de 2012 mas Sean Payton en la banda, una defensa 3-4 que promete ser tan coladero como el año pasado y el temible ataque vertical de los últimos años. Con esos argumentos podrán luchar por su división, aunque cada vez esté más cara, pero será muy complicado que puedan sobrevivir en una hipotética postemporada en la que habrá defensas poderosísimas y ataques que podrán hacerles un roto. Nadie querrá enfrentarse a ellos, pero parecen más un equipo en reconstrucción que puede convertirse en juez, que un auténtico aspirante. Pese a todo, Drew Brees y Sean Payton forman una pareja imprevisible, capaz de abrir las aguas del Mar Rojo en cualquier momento. ¿Y si por esas cosas de la vida la defensa empezara a funcionar? Cosas más difíciles se han visto. Y sino, recordad lo que se decía de la defensa de los Packers cuando pasaron de 4-3 a 3-4, y terminaron ganando el anillo. ¡Y qué narices, Rob Ryan mola!

(Antes de acabar, quería pedir disculpas porque cronológicamente debía haber aparecido la previa de Bears o Packers, pero me he liado y he cambiado el orden. Espero que a nadie le moleste).

mtovarnfl@yahoo.es / twitter: @mtovarnfl

AFC ESTE

New York Jets (3 de junio) 

New England Patriots (1 de julio) 

Buffalo Bills (7 de mayo) 

Miami Dolphins (7 de agosto) 

AFC NORTE

Baltimore Ravens (15 de mayo) 

Cleveland Browns (9 de agosto) 

Pittsburgh Steelers (13 de junio) 

Cincinnati Bengals (17 de Julio) 

AFC SUR

Houston Texans (20 de junio) 

Jacksonville Jaguars (23 de Julio) 

Indianapolis Colts (14 de agosto) (Por Martín H. Becerra) 

Tennessee Titans (22 de mayo) 

AFC OESTE

San Diego Chargers (21 de agosto) 

Denver Broncos (1 de agosto) 

Oakland Raiders (28 de mayo) (Por Clark Morales) 

Kansas City Chiefs (26 de junio) 

NFC ESTE

Dallas Cowboys (8 de agosto) 

Washington Redskins (4 de Julio) (Por Dani Hidalgo) 

Philadelphia Eagles (10 de mayo) 

New York Giants (5 de junio) 

NFC NORTE

Detroit Lions (18 de junio) 

Chicago Bears (26 de julio) 

Minnesota Vikings (17 de mayo) 

Green Bay Packers (13 de agosto) 

NFC SUR

Tampa Bay Buccaneers (23 de mayo) 

Atlanta Falcons (24 de junio) 

Carolina Panthers (16 de agosto) 

New Orleans Saints (19 de Julio) 

NFC OESTE

Arizona Cardinals (28 de junio) (David Reyes) 

San Francisco 49ers (8 de julio) (Por 49er) 

Seattle Seahawks (23 de agosto) 

St. Louis Rams (30 de mayo)