Estás leyendo

Draft Suplementario (2013)

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Draft Suplementario (2013)

Dani Hidalgo


Terrelle-pryor

Cuando pensamos en la Offseason viene a la mente la agencia libre, el Combine, el Draft... Pero hoy toca otra edición del Draft Suplementario. ¿Y qué demonios es eso? Pues probablemente el evento menos mediático de toda esta época, pese a ser uno de los que más tradición conlleva: se celebra de forma anual desde 1977. En él no veremos a Mannings, Kluwes, Fosters, Rodgers... No necesariamente por nivel de habilidad, pero porque hoy es estrictamente el día de los chicos malos de la NFL.


El Draft Suplementario es para aquellos jugadores que no puedan jugar más en la universidad y que además no hayan pedido a tiempo ser introducidos en el Draft normal. Desde 1977, este Draft especial era para jugadores despistados o genios académicos que no se dieron cuenta de que no podían jugar más en su institución académica (en el primer caso, por haber agotado sus 5 años deportivos en la NCAA; en el segundo, por ser graduarse antes de tiempo).

TheLongestYard

Pero el año clave es 1993. Entonces, quizás inspirados por la película Rompehuesos, la liga decidió abrir una tercera categoría: el estudiante universitario expulsado. No importa si es por consumo de drogas, haber hecho trampa o haberle pegado una paliza a alguien. La NFL mantiene la puerta abierta para que estos deportistas caídos en desgracia puedan aún cumplir sus sueños.

El Draft Suplementario tampoco consiste de una sala repleta de aficionados en la que Don King hace de Goodell mientras que el público no para de gritar y lanzarse objetos. De hecho, muchos equipos se abstienen de él todos los años y se lleva a cabo en un ambiente de biblioteca pública.

El proceso consiste en colocar a los 32 equipos en tres grupos diferentes: seis victorias o menos, más de seis victorias, y equipos de Playoffs. Después, se lleva a cabo una lotería para determinar el orden dentro de cada uno de los grupos.

Bernie-kosar1

Una vez asignado el orden, se lleva a cabo una subasta silenciosa. Los equipos que quieran participar emiten sus licitaciones y la regla es sencilla: pagas por el jugador con una ronda del próximo Draft general. Por ejemplo, si los Texans ofrecen una cuarta ronda por Joe Quebrarodillas y los Bucs ofrecen una tercera ronda, Tampa se llevaría al jugador prescindiendo de su tercera elección en 2014. En caso de empate, se respetaría el orden asignado en la lotería del Draft Suplementario.

¿Y existen historias de éxitos de jugadores salidos del Draft Suplmentario? Por supuesto, pero son muy limitadas. Los jugadores suelen tener mucho bagaje personal. Josh Gordon, receptor de los Browns, fue una sorpresa muy grata tras ser elegido en 2012. Pero, tras un buen año deportivo, la NFL le ha suspendido por dos partidos en 2013 por substancias prohibidas. Hay casos en los que un equipo ve lo que otros no, como cuando los Raiders sacrificaron una tercera ronda del Draft de 2012 eligiendo al quarterback Terrelle Pryor en el Draft Suplementario de 2011.

CrisCarter

Hasta la fecha, Cris Carter (por el que los Eagles usaron su cuarta ronda en 1987), es el mejor jugador de la historia salido del Draft Suplementario. El receptor (introducido en el Salón de la Fama en 2013), propinó un cabezazo a su entrenador en Filadelfia, pero eso le permitió unirse a los Vikings y atrapar más de 1.000 pases. También protagonizó una de las escenas más emotivas del año, llorando cuando anunciaron su nombre en Canton. 

Bernie Kosar (QB), Rob Moore (WR), Jamal Williams (DT) y Ahmad Brooks (LB) son otros que también han triunfado.

Os propongo hacer hoy algo rebelde. Puede ser algo ‘light’ como tomarte una cerveza en horas de trabajo, o poner tu canción favorita a todo volumen al mediodía... Pero brindemos por esos chicos malos, hoy es su día.

dhidalgonfl@yahoo.es / twitter: @danihidalgo