As de Espadas

as de espadas

as de espadas
torero con estoque

MADRID

Ritter, cornada; Cerro, solo ante cinco novillos

Sebastián Ritter fue corneado en el segundo y Cerro llevó todo el peso de la tarde. Mala novillada de Lozano Hermanos-El Cortijillo.

Mundotoro

 

Se esperaba en Madrid un mano a mano con muchos argumentos, pero la tarde se frustró en el percance de Sebastián Ritteren el segundo novillo, que le hirió en el muslo izquierdo. Rafael Cerro se quedó sólo con cinco novillos y, pese a lo que diga el resultado -cinco silencios-, dio buena imagen, de torero hecho y capaz. Mostró el extremeño oficio y seguridad toda la tarde, pero se estrelló con una novillada deLozano Hermanos-El Cortijillo que no le ofreció opciones reales de éxito. Si hubo un pero en el conjunto de Cerro fue su espada.

No empezó bien el mano a mano, ya que Rafael Cerro sufrió una doble voltereta al recibir al primer novillo en la puerta de chiqueros. El utrero deLozano Hermanos esperó mucho hasta su arrancada, y tras un farol deCerro, se ha girado y ha volteado al novillero. Al caer, Cerro ha vuelto a ser prendido por la altura del glúteo izquierdo. Pese a una evidente cojera, el novillero continúa en el ruedo. Posteriormente Rafael Cerro se lució en un quite por saltilleras en respuesta a otro de Ritter por gaoneras. Con la muleta ha cumplido en una labor intuitiva que tuvo limpieza sobre ambas manos y en la que supo exprimir a su oponente con reposo. Labor tesonera y templada que, tras fallar a espadas fue silenciada tras dos avisos.

Con Sebastián Ritter en la enfermería, Rafael Cerro se quedó solo con la novillada. El tercero fue un animal descompuesto y deslucido, con mucha querencia. Cerro firmó una faena de tesón pero sin opción de lucimiento.Un novillo áspero el cuarto, que sólo le dio opción a Cerro de correr la mano sobre el pitón derecho en un par de tandas. A partir de ahí el de El Cortijillo no permitió mayor lucimiento. El quinto, un animal sin entrega, reponiendo y sin humillar, tuvo enfrente a un novillero que planteó las cosas con oficio y buena técnica pero sin opción de triunfo nuevamente. La tarde la cerro un utrero rebrincado y deslucido. Cerro gustó en un quite por delantales previo de una faena de muleta en que tuvo que poner mucho de su parte. Intentó meter al público en la faena, pero no pudo brillar. De nuevo desacertado a espadas escucho dos avisos.

Sebastián Ritter fue herido por elsegundo novillo. En un cite por el pitón izquierdo, el ejemplar de Lozano Hermanos le prendió de forma muy fuerte y le hirió en la cara anterior del muslo izquierdo. Ritter comenzó a sangrar, por lo que tuvieron que aplicarle un torniquete antes de estoquear a este deslucido novillo. Fue ovacionado tras lidiar con valentía al segundo y estoquearlo antes marcharse a la enfermería.

Estadísticas AS.com