Estás leyendo

Marquise Goodwin - El diamante en bruto de este Draft

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Marquise Goodwin - El diamante en bruto de este Draft

Dani Hidalgo

Goodwinsand

Que el Draft de 2013 vaya a dar menos frutos (ofensivos) que el de 2012 se puede considerar de antemano un hecho. Y es de esperar. La temporada pasada desafió la clásica lógica de “al quarterback rookie no se le puede juzgar en su primera año”. Esto por bestias pardas novatas como RGIII, Andrew Luck y Russell Wilson, que lideraron a sus respectivos equipos hasta los playoffs. Además, de formar parte del ‘class of 2013’, alguien como Ryan Tannehill sería un claro número uno en el apartado de QBs, donde Geno Smith (de West Virginia) es el único que tiene asegurado ser drafteado en primera ronda.


La de 2012 también fue una de las mejores ‘clases’ recientes en cuanto a runningbacks: Trent Richardson, Alfred Morris, Doug Martin… El único apartado ofensivo que dejó algo que desear fue el de los receptores, donde Justin Blackmon y Michael Floyd no tuvieron roles destacados (sólo Kendall Wright, de los Titans, salvó la papeleta).

Pero en un Draft con mucho menos brillo, podemos estar ante un auténtico diamante en bruto, de los que quizá no habían en 2012: Marquise Goodwin, receptor de la universidad de Texas. ¿Qué tiene de especial? Sobre papel, muy poco: mide 1.72 y pesa 87 kilos y, en su temporada ‘senior’ con Texas, sólo tocó el balón en 39 ocasiones...

CombineTimes

Pero todo tiene su explicación y Marquise ha abierto muchas bocas en este Scouting Combine de 2013. El receptor ha corrido la prueba de 40 yardas más rápida (en 4,27 segundos) de la última década, con la excepción de Chris Johnson, que le superó en 2008 por tres centésimas.

Pero hay algo más que hace a Goodwin realmente único. El ‘84’ de los Longhorns fue la gran esperanza de Estados Unidos en la prueba de salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Londres (2012). Y es muy probable que cualquiera entre nosotros estuviera tomándose un gazpacho en agosto cerca de una piscina viendo las pruebas de atletismo de los JJ OO sin saber que el gran destacado de la prueba en cuestión pudiera caer en un futuro en nuestro equipo favorito de la NFL. Y es que Goodwin era el favorito en las apuestas por su tremendo salto en las pruebas de acceso (8,33 metros) que le hubiese servido para ganar la medalla de oro de poder repetirlo en tierras inglesas. En Londres, sin embargo, sólo pudo saltar 8,11 metros y tuvo que conformarse con la décima plaza.

GoodwinMVP

En la NFL no es nada nuevo ver a jugadores con dotes físicas excepcionales (ya sea de velocidad, envergadura o fuerza) ser fracasos absolutos. De hecho, el analista de NFL.com y ex linebacker Charles Davis ve a Goodwin como un mero caso de “una estrella de atletismo intentando jugar a football”. Pero hay un par de factores que le quitan la razón a Davis, uno de ellos el caso de una estrella actual de la NFL: Percy Harvin.

Siempre que ha evitado las lesiones, el receptor de los Vikings ha sido una gran amenaza para los rivales. Usado como receptor ‘slot’ y corriendo rutas cortas, los números de Harvin han sido tremendos. Aparte, le quitó muchas yardas carrera a Adrian Peterson, siendo así una arma de doble filo. De una envergadura similar a Goodwin, Harvin (1,80 metros y 83 kilos), en sus años de NCAA fue mimado por Urban Meyer en la universidad de Florida. El entrenador le alineó numerosas veces como receptor y corredor y el resultado fue mareante: 133 recepciones por 1.929 yardas y 13 touchdowns por aire, además de 194 snaps corriendo 1.852 yardas y marcando 19 touchdowns (todo en tres temporadas).

 

Sin embargo, Marquise Goodwin no logró que en Texas se adaptaran a sus cualidades y su papel ha sido menor. Aún así, el velocista fue el MVP ofensivo del Alamo Bowl de 2012, donde los Longhorns consiguieron sorprender a un Oregon State tremendamente favorito. Los dos touchdowns del atleta olímpico (64 yardas de carrera y 68 yardas recibiendo) hicieron posible la victoria texana.

La actuación de Marquise Goodwin en el Combine le ha hecho ganar puestos para el Draft de 2013. Aún así, lo más seguro es que no le veamos elegido hasta la tercera ronda de un Draft con muchas perlas defensivas. Muchos lo consideran como un posible fracaso y otros como otro Percy Harvin. Otros ven que, como poco, llegará a ser un buen retornador. En cualquier caso, si alguien quiere conseguir la posible estrella sorpresa de ronda tardía de este Draft, que no mire más lejos.

dhidalgonfl@yahoo.es / twitter: @danihidalgo