Estás leyendo

Inmigrantes españoles

CARROS DE FUEGO

Un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Autor: Ángel Cruz

Inmigrantes españoles

La gran mayoría de los atletas españoles de élite debe ganarse la vida esta temporada invernal fuera de España: este sábado, por ejemplo, en Karlsrughe y Gante, este domingo en Moscú, y otras que vendrán seguidamente. Y es que en nuestro país las reuniones internacionales en pista cubierta han desaparecido por completo. Otra de las secuelas de la terrible crisis que nos ahoga.

Recuerdo los tiempos en que había un buen número de mítines, algunos de ellos de altísimo nivel. En España hemos visto como se superaba un número nada despreciable de récords mundiales y hemos disfrutado con atletas como Maurice Greene, Andrés Cason, Said Aouita, Javier Sotomayor, Patrick Sjöber, Sergey Bubka, Iván Pedroso, Larry Myricks, James Beckford, Merlene Ottey, Nelli Cooman, Irina Privalova, Yelena Isinbayeva, Heike Drechsler… Y seguro que me dejo entre el teclado del ordenador muchos más de superélite.

Es una pena como ha degenerado todo. Antes eran los atletas extranjeros los que clamaban por acudir a reuniones españolas, en busca de récords mundiales, de marcas soberbias, amparados en organizaciones perfectas, con trato exquisito, relativamente bien pagados…

Y los españoles se aprovechaban de esa competencia y conseguían plusmarcas nacionales y registros personales. Ahora tienen que emigrar, si encuentran un hueco en las grandes reuniones internacionales (o en algunas menos grandes) para lograr sus objetivos. ¡Cómo han cambiado las cosas!

Me da un ataque de nostalgia.

En todo caso, no soy pesimista del todo, creo que vamos a llevar al Europeo de Gotemburgo un equipo más que digno, con opciones a medallas, que, tal y como están las cosas, vendrán muy bien a todos los efectos. Por ejemplo, hace unos pocos minutos Kevin López ha hecho la mejor marca mundial en sala de 2013, al vencer en Karlsrughe con 1:46.72, por delante de un atleta de prestigio, el polaco Adan Kszczot, al que batió en unos últimos metros vertiginosos. Sucede en lo más alto del ránking a su compañero de entrenamientos Luis Alberto Marco.