Estás leyendo

Con quién ir en la Super Bowl: SAN FRANCISCO 49ERS

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Con quién ir en la Super Bowl: SAN FRANCISCO 49ERS

Por 555


Segunda parte de los artículos partidistas. Es el turno de los 49ers. Os confieso que me ha costado encontrar motivos para ir contra este equipo.

158035653


Razones para apoyar a los 49ers

159375707


La vanguardia del fútbol americano
.
¿Hay algún equipo que represente mejor las últimas tendencias de la NFL actual que los San Francisco 49ers? Probablemente no. Los 49ers están a la última en casi todos los apartados del juego. La última revolución estratégica del fútbol americano, el asunto del que todos hablan, es la option offense. El ataque Niner adopta la pistol formation y el rival tiembla. En estas jugadas de opción, a diferencia de las estrategias ofensivas tradicionales, quarterback y running back desconocen quién correrá con el balón en el momento de iniciarse la jugada. No está predeterminado. Corresponde al quarterback “leer” la posición de un jugador defensivo (normalmente defensive end o linebacker) y, en función de dónde está en el momento de tomar la decisión, entregar el balón al running back o quedarse con él y seguir corriendo. El balón debe quedarse en las manos del jugador mejor situado para sortear a ese defensor. Quien quiera informarse del tema, puede hacerlo aquí.

El debate candente de los últimos meses es si esta estrategia puede funcionar en la NFL. La option no la puede ejecutar cualquiera. Hace falta un quarterback corredor. Ni Tom Brady ni Peyton Manning podrían ejecutar este tipo de jugadas. Y debe ser un quarterback, un jugador que a priori suponga una amenaza de pase, porque si se alinean dos running backs la defensa ya sabe de antemano que no va a haber pase.

159375711


También presenta un inconveniente evidente: que el expone al quarterback a un riesgo físico superior al de un pocket passer tradicional. Ningún jugador está exento del riesgo a lesionarse. Tom Brady y Peyton Manning han sufrido lesiones muy graves sin salir del pocket. Pero resulta innegable que el riesgo es superior para los que ejecutan a menudo jugadas de carrera. La esperanza de vida profesional de un running back es significativamente más corta que la de un quarterback. Si se convierte al quarterback en corredor, la duración de su carrera tenderá también a acortarse.

Algunos consideran la option como un truco, una argucia, algo poco serio. Una jugada de instituto, de universidad, pero no de profesionales. Una moda pasajera, como en su momento la wildcat, que triunfó en su momento por lo sorprendente que resultaba, pero que casi desapareció cuando las defensas se prepararon para enfrentarse a ella. Dudo mucho que suceda lo mismo con la option que con la wildcat. Los sistemas ofensivos no pueden basarse exclusivamente en este tipo de jugadas, pero sí que pueden pasar a jugadas habituales del playbook de la NFL.

En estos playoffs, ni Packers ni Falcons han sabido contener las jugadas de option que usan los 49ers. Y ojo, porque cuando los Ravens tuvieron que enfrentarse a un ataque similar, el de los Redskins, sufrieron.

El ataque de los 49ers también presenta las demás características “novedosas” de la NFL. Quarterback atlético e inexperto. Y tight end dominante, que representa una auténtica amenaza en el juego de pase (esta era la revolución de la pasada temporada, que ahora parece quedar un poco lejos).

Si te gustan los que van a la última, tu equipo son los 49ers.

2013-01-20T220541Z_01_ATL145_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-NFC


Sin miedo al cambio
.
Si algo funciona, ¿para qué arreglarlo? El conservadurismo es tendencia habitual en la NFL. Los entrenadores suelen ir a lo fácil. En el fondo, son empleados cuyo puesto de trabajo se cuestiona pública y continuamente. Por eso suelen apartarse poco de lo que se espera de ellos. Para qué situarse en el ojo del huracán. Y en la NFL, ningún cambio resulta más polémico que el de quarterback.

Este año, dos entrenadores se atrevieron a desafiar a lo que dice el manual. Pete Carroll dio la titularidad al jugador que mejor jugaba en los entrenamientos, a pesar de que era un rookie de tercera ronda, en vez de al flamante fichaje. Las nóminas pesan mucho en el deporte profesional norteamericano, y se vende mal ante el general manager que juegue un tipo que apenas cobra 400.000 dólares en vez de aquel al que acabas de pagar 6 millones como bonus por fichar y al que garantizas 10 millones más en 3 años. Parece que estás insultando al jefe. Carroll fue valiente, y el tiempo le dio la razón.

159795371


El único movimiento comparable en cuanto a valentía fue el de Jim Harbaugh cuando, a mitad de temporada, sentó a Alex Smith y dio la titularidad a Colin Kaepernick. Y no era un mero cambio de nombres. Smith y Kaepernick son jugadores muy diferentes. Harbaugh tuvo que cambiar el sistema. Decidió arriesgar, quizá porque sabía que a su equipo le faltaba pólvora ofensiva para dar un paso más en postemporada. Arreciaron las críticas. Razonables, porque los 49ers carburaban y Alex Smith era uno de los mejores pasadores de la NFL en términos de passer rating. Inmediatamente antes de chupar banquillo, completó un partido impecable en Arizona. Como a Carroll, el tiempo ha dado la razón a Harbaugh. La temporada pasada los 49ers eran un equipo de perfil defensivo. Se quedaron a las puertas de la Super Bowl. Esta postemporada, han ganado gracias a su ataque. Su defensa ha sido vulnerable. Packers y Falcons (estos solo en la primera mitad) le metieron mano a la defensa. Y fue su ataque el que salió al rescate.

En un deporte para valientes, Jim Harbaugh ha demostrado que no se queda atrás.

154986162


Randy Moss
.
El mítico receptor parecía abocado a jubilarse sin anillo. Despedido por los Patriots, fracasado en su segunda etapa en Minnesota e irrelevante en Tennessee, Moss estuvo inactivo durante la temporada pasada. Pocos daban un duro por su éxito en San Francisco en vista de su rendimiento en los dos años precedentes. No es fácil volver con 35 años. Y Moss nunca ha sido un receptor excesivamente sacrificado para el equipo, en los que se puede confiar para labores de bloqueo a defensores.

Esta temporada hemos visto a un Randy Moss diferente. Un jugador que acepta su nuevo rol como jugador de equipo, que pone bloqueos en condiciones, y que sigue suponiendo una amenaza por sus condiciones físicas y experiencia.

A pesar de que a los Packers nos faltaba al respeto de todas las maneras que pueda uno imaginar…

 

… he de reconocer que me gustaría que Randy Moss se retirase con un anillo de campeón. Por su trayectoria, lo merece.

Jerry-rice


La nostalgia
.
Supongo que el primer contacto de muchos con el fútbol americano coincidió con un momento en el que los San Francisco 49ers eran los buenos. Había un tipo con un nombre peculiar, muy yanqui, Joe Montana, que era el Maradona de esto. Todo muy gringo, el nombre del equipo, el de sus estrellas… Y luego llegaron los días de Steve Young. Las victorias incrementan inevitablemente el número de seguidores de un equipo, y entonces los 49ers se ganaron muchos aficionados. La nostalgia de tiempos pasados también es casi inevitable. La verdad es que cualquier tiempo pasado fue anterior, pero muchos eliminan los recuerdos negativos y se quedan con los positivos. Y también es normal mirar con cariño al pasado. Si los 49ers son campeones, volveremos, aunque sea un poquito, a aquellos tiempos. Nostálgicos ochenteros, este es vuestro equipo.

2013-01-20T234215Z_01_ATL76_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-NFC


Los más completos
.
Aunque creo que la principal fortaleza de este equipo reside en su ataque, los 49ers son probablemente el equipo más equilibrado de la NFL. Una plantilla muy compensada. A pesar del protagonismo de Kaepernick en las últimas semanas, San Francisco es un equipo coral. Los 49ers son Pulp fiction. Ya sabéis, y me repito más que los callos, que considero al fútbol americano el deporte en equipo por excelencia. Y no encuentro mejor ejemplo de esfuerzo colectivo y equilibrado que los 49ers. A saber: buen quarterback, competente línea ofensiva, corredores excelentes (y no solo Frank Gore), receptores y tight ends dominantes; uno de los mejores front seven de la NFL y secundaria contundente. Sí, los equipos especiales pueden fallar (la temporada pasada tuvieron la culpa de su eliminación), sobre todo David Akers, que genera menos confianza que Manti Te’o hablando de su novia, pero el equipo perfecto tampoco existe.

Nfl_u_young11_576


Llevan más tiempo sin catar el anillo
.
Desde 1994. La sequía supera la mayoría de edad. En Baltimore lo tienen más reciente, ganaron en 2000.

Razones para repudiar a los 49ers

Joe-montana-with-superbowl-rings4


Han ganado más veces
.
Sí, habrá pasado menos tiempo desde el último anillo, pero tienen cinco. Los Ravens solamente han ganado uno. Y anda que no les gusta presumir a sus aficionados de la historia del equipo. Que si Montana es el mejor quarterback de la historia, que si no ha habido ningún jugador de la talla de Jerry Rice, que si The Catch, que si Bill Walsh fue el mejor entrenador que jamás haya dirigido a un equipo profesional. ¿Ya vale, no? Si tanto les gusta su historia, si tan orgullosos están de ella, que se queden con ella. Pero tal cual la tienen ahora mismo, y así no tienen que actualizar todas sus reliquias que hablan de cinco trofeos Vince Lombardi. Por cierto, los 49ers han ganado las cinco Super Bowls que han disputado. ¿Qué tal si, por fin, prueban el sabor de la derrota?

2013-01-20T232845Z_01_ATL178_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-NFC


Van un poco de sobrados
.
El lema de la franquicia es Who’s got it better than us? Nobody. Que quién “la tiene” mejor que ellos. Y dicen que nadie. Andan un poco subiditos. Su antiguo propietario, Eddie de Bartolo Jr., que ejerció de capitán honorífico del equipo antes del partido en Atlanta, declaró antes del choque que lo consideraba como un mero partido de preparación. En general, el equipo despierta un halo de sobradismo. Las celebraciones de Kaepernick, las coreografías que preceden a los kickoffs, la chulería de Goldson después de reventar a un rival, los agrios saludos de Jim Harbaugh con el entrenador rival al terminar los partidos…

153117071


Sus aficionados
.
Digamos que los aficionados Niners no son los más amigables. Esta temporada los aficionados de San Francisco se han visto envueltos en varios incidentes con fans de otros equipos, con más de un apuñalamiento. El más reciente, tras el partido de Atlanta. Una pelea entre un aficionado de los Falcons y otro de los Niners se saldó con una puñalada en el cuello al fan de Atlanta. Sería estúpido generalizar, pero el caso es que Candlestick Park es un lugar muy hostil para la afición rival. Sin llegar a los niveles del fútbol europeo, abundan los testimonios de aficionados de equipos visitantes que han vivido experiencias desagradables en las gradas de Candlestick. Durante los pasados playoffs, la situación llegó a alarmar a la policía. En este relato, publicado por un aficionado de los Saints el pasado mes de noviembre su autor explica cómo decidió abandonar el estadio mediado el tercer cuarto del partido de playoffs entre 49ers y Saints de la ronda divisional de la temporada pasada. Insultos, amenazas y hasta empujones. La situación no parece haber mejorado esta temporada. En esta carta al San Francisco Chronicle, un aficionado de Green Bay comenta cómo el público local le arruinó el partido debido a sus burlas e incluso que una aficionada de 60 años de los Packers tuvo que abandonar el estadio antes de tiempo, entre lágrimas, debido a las burlas de los aficionados locales. En ese partido, 92 aficionados fueron expulsados del estadio y se produjeron docenas de detenciones.

158451171


Dashon Goldson
.
Goldson es el Pollard de los 49ers. Un safety duro, que en algunas ocasiones se pasa de revoluciones. No os extrañéis si le veis propinar golpes sucios. A finales de diciembre, acumulaba 77.500 dólares de multa por este tipo de golpes ilegales. En postemporada tampoco se ha privado. Una de las jugadas más sucias de los playoffs es su golpe casco-contra-casco, con la jugada terminada, a un DuJuan Harris que asomaba su cabeza entre la montonera de jugadores que habían detenido su avance. Un guarrete. Pero muy buen jugador, también hay que decirlo.

628x471


Ya son campeones en béisbol
.
Los San Francisco Giants han ganado las últimas Series Mundiales de béisbol. La ciudad de San Francisco ya tiene un “título mundial” que celebrar esta temporada. Que dejen algo para los demás, ¿no?

GOLDEN


Si palman, tienen un buen entorno donde consolarse
.
No he estado en San Francisco ni en Baltimore. Pero supongo que, como la mayoría que me lee, me gustaría conocer San Francisco y no tengo interés particular por ir a Baltimore. Parece que en la bahía hay bastantes más cosas que hacer que en Baltimore. Y el clima, aunque no sea la maravilla del sur de California, también es bastante más benigno que el de la fría Maryland, donde no pueden ni salir a la calle de la rasca que hace.

106399303_crop_650x440


Son más
.
Sí, los aficionados de los Niners son mayoría. Pensad a cuántos aficionados de los Ravens conocéis y comparadlo con la numerosa comunidad 49er que pulula por todas partes. Según los datos más recientes, los 49ers son el octavo equipo más popular de la NFL. Los Ravens son vigésimo terceros. San Francisco triplica en popularidad a Baltimore. Joder, si escribes por aquí algún comentario sobre San Francisco tienes que andarte con más tacto que un ciego en una orgía (gran frase de Agárralo como puedas 33 1/3). Si no, las hordas Niners se levantarán indignadas contra ti. Ya son muchos, no necesitan más apoyos. Si apoyáis a los Ravens, estará el tema más equilibrado.

153635026


Si no es este año, puede ser el siguiente
.
A ver, tampoco quiero decir que para Baltimore sea ahora o nunca, pero creo que para llegar a Nueva Orleáns han tenido cierta dosis de suerte y han superado a equipos que a priori parecían mejores. Y pase lo que pase en la Super Bowl, los 49ers volverán a ser favoritos al anillo en septiembre de 2013. Con Baltimore, y aunque la AFC parece más floja que la NFC, tengo más dudas. Los 49ers están en el comienzo de su edad de oro (nunca mejor dicho), mientras que los Ravens parecen abordar su ocaso. Es muy complicado mantenerse en la élite de la NFL, y Baltimore lleva ahí bastante tiempo. Los 49ers acaban de conseguir llegar a esa categoría, y en vista de la savia nueva que llega (Colin Kaepernick, Aldon Smith, LaMichael James, NaVorro Bowman o un Michael Crabtree que con 25 años mejora cada temporada) el futuro es muy prometedor.

* * *

2011-11-25T043358Z_01_BAL104_RTRMDNP_3_NFL


Seguro que me dejo muchas razones en el tintero. De hecho, si no llega a ser un duelo entre Harbaughs, habría dado como motivo para ir contra el equipo correspondiente que Harbaugh es un tipo insoportable en la banda. Pero como tenemos uno a cada lado, se neutraliza.

Sinceramente, a mí el partido que se avecina no me entusiasma un carajo. El principal motivo, que recuerdo el bodrio que nos ofrecieron estos mismos equipos la temporada pasada. En Acción de Gracias de 2011, Baltimore se impuso a San Francisco 16-6. Partido áspero, feo, marcado por decisiones arbitrales controvertidas y la inoperancia ofensiva. La clave estuvo en un chop block que probablemente no era y que invalidó el que habría sido único touchdown de los 49ers. Mientras, los Ravens lograban su jugada ofensiva más larga con una pass interference también muy discutible (por cierto, qué bien se les da a estos Ravens forzar defensive pass interferences, hablaremos de ello más adelante). Lo único salvable, el espectacular Sound FX que realizó NFL Network. Ahí tenéis todos los intríngulis de aquel partido, incluidas conversaciones íntimas de la familia Harbaugh:

 

Ambos equipos han cambiado desde aquel día, aunque la mayoría de jugadores repiten. El cambio más evidente e importante, el quarterback de los 49ers. Pero la defensa de Baltimore ya no es tan temible (y sé que no permitieron anotar un solo punto a los Patriots en toda la segunda mitad de la final de conferencia) e incluso su ataque es otro, aunque cuente fundamentalmente con los mismos mimbres.

Y no, a mí lo de que los entrenadores sean hermanos no me cautiva. Sí, es la primera vez que una Super Bowl se disputa entre head coaches hermanos. Bueno, es que es la primera vez que dos hermanos coinciden en la NFL como entrenadores. Pero eso incluso le quita picante al enfrentamiento. Demasiado amor fraternal. El único aspecto positivo que le veo es que quizá los Harbaugh se cortan un poquito a la hora de comerles la oreja a los árbitros. Lo de ser insoportable en la banda parece genético.

En fin, espero que el partido sea muy diferente al de la temporada pasada y que nos divirtamos. Si no habéis encontrado ningún motivo definitivo para apoyar a uno u otro equipo, podéis recurrir a la vía fácil: apostar por uno de ellos. Ya veréis cómo jugándoos pasta encontráis una buena motivación. Y si no, podéis hacer como los de cierta cadena de radio, que retransmitían el evento mientras ingerían importantes dosis de alcohol. Diversión (y resaca) garantizadas.

Qué buen broche al artículo, promoviendo actividades sanas como el juego y la bebida.