Estás leyendo

Copinha: título para Santos, el fenómeno Neílton y once ideal

SIEMPRE CANTERA

O ganamos o aprendemos, nunca perdemos

Autor: Aritz Gabilondo

Copinha: título para Santos, el fenómeno Neílton y once ideal

Santos conquistó la Copinha 29 años después de la primera vez y dejó para la posteridad la zurda fenomenal de Leo Cittadini y la electricidad de Neílton, coronado por todos como el nuevo Neymar por su espectacular parecido con el astro brasileño. Fue en un torneo de enorme nivel y en el que Goiás también tuvo mucho protagonismo alcanzando la final de la mano de Paulo Henrique, su gran portero. Este es, a nuestro juicio, el once ideal del campeonato:

Paulo Henrique (Goiás): el portero de la Copinha. Fue decisivo en la tanda de penaltis ante Sao Paulo en cuartos y más aún en semifinales frente a Bahía deteniendo cuatro de los que le lanzaron durante el choque. Muy sereno, ágil y con personalidad. Un porterazo.

Raylán (Bahía): muy alegre en sus subidas, hizo el primer gol ante Gremio en los cuartos de final y se destacó como el lateral derecho de moda. Siguiendo la estela de Dani Alves, que un día también salió de Bahía en este mismo torneo para triunfar en Europa. Dará que hablar seguro.

Jubal (Santos): extraordinario, con mucha autoridad, muy bueno en el juego aéreo y calmado con la pelota en los pies, dejó la sensación de estar un peldaño por encima del resto. Por comparar, su torneo fue parecido al de Marquinhos con Corinthians en 2012. Fichable al cien por cien.

Diego (Sao Paulo): la eliminación de Sao Paulo por penaltis en cuartos de final ante Goiás no desluce una buena Copinha por su parte, central elástico y con mucha velocidad, intuitivo al corte y con presencia en ataque como demuestran sus goles.

Victor Hugo (Palmeiras): de más a menos, hizo una gran fase de grupos pero se fue diluyendo a medida que avanzó el torneo. Aún así, destellos de enorme lateral izquierdo, completo por su sencillez a la hora de defender y su calidad en la zurda cuando subió.

Lucas Otavio (Santos): el ancla del Peixe, un mediocentro tácticamente perfecto y con calidad también para mover la pelota. Jugador muy maduro. En semifinales faltó pero coincidió con el crecimiento en el equipo de Pedro Castro, que también marcó en la final.

Leo Cittadini (Santos): el zurdo más elegante de la Copinha junto a Joao Schmidt, de Sao Paulo. Extraordinario técnicamente, partió desde la banda izquierda para moverse por todos los flancos de la mediapunta y no dejó indiferente. Merecimientos de MVP, al menos a nuestro juicio.

Bruno Dybal (Palmeiras): un constructor de juego con mucha calidad, no muy curtido físicamente pero si con talento como para llevar el peso ofensivo de su equipo y también dar buenos pases interiores. Con llegada, un fantástico volante para el Verdao.

Neílton (Santos): su irrupción en las semifinales y la final fueron deslumbrantes. Tres goles ante Palmeiras y otro más ante Goiás para disparar las comparaciones entre él y Neymar. Menos espigado pero con gotas de talento, el parecido es real.

Erik (Goiás): olfato puro. El gran argumento ofensivo de Goiás junto a Liniker, se destacó por su capacidad para estar libre de marca y su aceleración y buen uno contra uno. Muy oportunista, un delantero atípico para el fútbol brasileño.

Matheus (Bahía): delantero centro de extraordinario nivel, vio puerta con facilidad y se consagró como el gran nueve del torneo. Marcó en semifinales, pero no pudo evitar la derrota de su equipo en los penaltis. Físicamente hecho, gran futuro el suyo.


  • Etiquetado en:
  • Más