Estás leyendo

Imágenes y frases de las Finales de Conferencia

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Imágenes y frases de las Finales de Conferencia

Mariano Tovar


Falcons y Niners nos ofrecieron un espectáculo inolvidable. Un partido lleno de detalles interesantes, con remontada de San Francisco y un drive final eterno plagado de sucesos decisivos. Donde hubo menos emoción fue en Foxboro. Los Ravens culminaron algo que durante todo el siglo XXI se había convertido en casi una quimera: llegar a la Super Bowl después de dejar en la cuneta a Peyton Manning y a Tom Brady. Solo los Jets de 2010 habían conseguido algo parecido... para terminar sucumbiendo ante los Steelers.

159776128


159792174


Empiezo por el final. Los Falcons estuvieron a punto de perder contra Seattle por olvidarse del reloj y fueron derrotados por los Niners por obsesionarse con él. En el último drive, a falta de 2:23, en primer down y en la yarda 16 de San Francisco, decidieron jugar una carrera interior con Jacquizz Rodgers. La sensación fue que daban la jugada por perdida y su único interés era consumir reloj y llegar al two minute warning. Tenían asumido que iban a jugar con los cuatro downs y, aún con dos tiempos muertos a su disposición, preferían conseguir un primer down que les dejara pegados a la línea de gol para jugarse el todo por el todo en una serie final de cuatro intentos. (Sigo tras la siguiente fotografía).

2013-01-20T221914Z_01_ATL148_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-NFC


Los tres siguientes intentos tras el tiempo muerto de los dos minutos fueron todos pases cortos. E incluso repitieron la jugada del pase al centro. Ryan tampoco buscó la end zone cuando Tony Gonzalez, desesperado, tenía ganada la posición. Todo es opinable, y más después de saber que Matt Ryan estaba jugando lesionado, pero creo que los Falcons priorizaron un objetivo secundario (conseguir un primer down y no dejar tiempo a los Niners después de anotar) sobre el prioritario (adelantarse en el marcador).

159793775


Los árbitros revisaron un pase de Ryan a Douglas en el último drive de Atlanta en el que mantuvieron su decisión por falta de evidencia. Me parece la decisión correcta porque es cierto que no se veía con claridad que el balón tocara el suelo, pero esa jugada, que pareció beneficiar a Atlanta, fue el principio del fin para ellos. Ryan había sufrido un golpe tardío, que inexplicablemente no fue penalizado, y que provocó que se le saliera un hombro. Tras la revisión salió al campo sujetándose el brazo y con gestos de dolor. Sus últimos pases fueron cortos y sin fuerza. Luego, los Falcons tuvieron la oportunidad de lanzar un Hail Mary después de un error de Kaepernick con un delay of game. En directo nadie entendió que Ryan lanzara un pase a media distancia a Julio Jones en vez de tirar una bomba a la end zone. Simplemente, no podía. Tampoco entiendo que no sacaran a McCown para intentarlo. A esas alturas ya no había nada que esconder.

159784185


Y si hablamos de golpes tardíos, el de Matthews a Keapernick al final de tercer cuarto fue otra de las claves del partido. Kaepernick había lanzado un incompleto desde su yarda 40 y Atlanta podría empezar la recta final del encuentro con posesión y buena posición de campo. El golpe puede parecer un despiste, pero pocas jugadas antes Matthews ya había dado un golpe similar que los árbitros perdonaron. Vamos, que lo hizo con toda la intención y sin ningún cerebro. Tengo serias dudas de que Cliff siga en los Falcons la próxima temporada. Hay detalles que marcan a un jugador.

159793511


Yo no creo que el ataque de Atlanta se colapsara en la segunda mitad. Más bien fue esclavo de un par de errores puntuales. En los dos últimos cuartos solo hubo cuatro series de los locales. En la primera, Ryan lanzó una intercepción después de que Roddy White se resbalara. En el momento del tropezón el receptor y Culliver estaban peleando por la posición y lo cierto es que el pase de Ryan no fue bueno y difícilmente hubiera terminado en completo, pero White tampoco hubiera permitido el robo. El drive hasta ese momento estaba siendo muy similar a los de la primera mitad, con la defensa de los Niners incapaz de ajustarse. En la segunda serie, Atlanta volvió a mover las cadenas con comodidad, a pesar de que Michael Turner ya estaba fuera del partido por una lesión. Cuando estaban a distancia de field goal Matt Ryan sufrió un fumble en segundo down que terminó con el balón para los Niners. No fue una pérdida provocada por la defensa, sino por un despiste del QB. En la tercera serie salieron de su propia yarda uno y no consiguieron un primer down. La cuarta y última fue la que expliqué en los puntos anteriores. El ataque de Atlanta nunca dejó de dominar a la defensa de San Francisco. Su poco éxito se debió más a dos errores y una mala gestión (o la lesión de Ryan) en la recta final.

159783597


La defensa de los Niners estuvo todo el partido ajustándose. Pasó de una 3-4 en los primeros drives a una 4-3. Luego la secundaria abandonó la zona para defender al hombre. Nada funcionó. Sobre todo por el increíble trabajo de Tony Gonzalez durante todo el partido. Los linebackers exteriores perdían su marca una y otra vez y eso obligaba a un safety a bajar para ayudar en cobertura. Por eso, White y Jones estaban casi siempre en uno contra uno. Los dos jugaron a placer.

2013-01-20T212950Z_01_ATL17_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-NFC


Esta vez no vimos al Kaepernick corredor, sino al infalible lanzando. Completó 16 de 21 intentos y fue un jugador nuevo desde que Gore avanzó 20 yardas en los primeros cuatro snaps del primer drive exitoso de su equipo. Después del esfuerzo del corredor, Colin se relajó, empezó a jugar centrado y conectó con mucho peligro con Crabtree y Randy Moss. Hubo que esperar al final de la primera mitad para que comenzara el auténtico festival. Vernon Davis renació de sus cenizas para convertirse en el auténtico factor aéreo de los Niners. Crabtree no estaba jugando a su nivel habitual, posiblemente descentrado por su denuncia por agresión sexual, y Moss ya no es un receptor que pueda tener presencia permanente, pero Davis volvió loca a la defensa de Atlanta, que no encontró soluciones para cubrir sus rutas. Él y Gore fueron los auténticos protagonistas de la victoria.

2013-01-20T225545Z_01_ATL57_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-NFC


Creo que la victoria de los Niners se cimentó en la garra y la perseverancia. En los momentos clave fueron mucho más ambiciosos que sus rivales. El partido, una joya que merece ser revisada durante la offesason, fue un duelo entre bailarines de salón y guerreros indómitos. Se impusieron los segundos por KO después de ir siempre perdiendo a los puntos.

159801778


Antes de entrar en los detalles del partido entre Patriots y Raverns, quiero hacer una pequeña reflexión sobre la actitud de todos los jugadores tras la conmoción sufrida por Ridley. Bernard Pollard le embistió como un toro y le hundió la cabeza. El corredor de los Pats se derrumbó como un fardo y soltó el balón. La primera reacción me parece lógica. Todos los jugadores se lanzaron como lobos para controlar la pelota. Pero la imagen siguiente fue desoladora. Una montonera de jugadores de uno y otro equipo se peleaba por el football, gesticulaba histérica o celebraba la jugada mientras un tipo estaba derrumbado a su lado sin moverse. Los servicios médicos de New England intentaban reanimarle mientras ni un solo compañero se preocupaba de su estado. Hace algunos meses los jugadores de Kansas City se indignaban con sus aficionados por desentenderse de una conmoción mucho menos brutal que ésta. Yo escribí lo que pensaba y muchos os escandalizasteis. Sigo pensando lo mismo. Este es un deporte brutal en el que a nadie le interesa nada más que la victoria. Todo lo demás es pose y teatro. Miento si os digo que sentí pena. Simplemente volví a confirmar algo que pienso desde hace mucho tiempo.

159799956


Y ya que hablamos de lesiones, los Patriots deberían retirar la camiseta de Pollard cuando éste se retire como gesto de agradecimiento. Primero fue la rodilla de Brady, que se perdió toda una temporada, y más tarde la de Welker. El año pasado Gronkowski se quedó sin Super Bowl tras probar su medicina y ayer Ridley se convirtió en su última víctima. A los niños que se portan mal en Boston les cuentan historias de Pollard. Tenéis que ver cómo se comen el puré cuando las escuchan.

159800361


Y si hablamos de lesiones, fueron una de las claves del partido. Flacco llevaba un completo de seis intentos cuando Talib sufrió el pinchazo en el muslo que le sacó del partido. Chung, segundo strong safety y nickelback del equipo, ocupó su puesto con solvencia durante el segundo cuarto, pero también terminó lesionado. A partir de ahí se acabó la defensa de New England. Simplemente, se quedaron sin secundaria. Arrington es una madre y Boldin hizo con él lo que quiso. Durante la segunda mitad Flacco jugó a placer y prácticamente completó todos los pases que lanzó. Además esta vez no necesitó acudir a la heroica con lanzamientos profundos. Fueron los pases de media distancia, en los que los linebackers no pueden llegar a la ayuda a tiempo, en los que se fraguó la victoria de los Ravens.

2013-01-21T024545Z_01_FOX436_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-AFC


En la previa del partido dije que la baja de Gronkowski no debía ser tan decisiva para unos Patriots que se habían acostumbrado a jugar sin él. Me equivoqué de plano. Brady solo encontraba a Welker, Hernandez y Lloyd, que no podían tomarse un respiro porque no había nadie más a quien lanzar. Incluso en un par de jugadas me pareció ver a un Welker conmocionado, con los dientes apretados y gesto de desconcierto, colocarse en posición para la siguiente jugada porque no había relevo posible. Quizá por eso el no huddle careció del ritmo habitual en los últimos partidos. Los receptores necesitaban un respiro tras cada jugada. Esta vez no hubo sorpresas. Vereen, Branch o Woodhead no aparecieron hasta el final, y con cuentagotas, cuando todo estaba decidido.

159799829


Welker volvió a sufrir muchos drops. Creo que ya han pasado sus mejores tiempos y está en boca de todos que el año próximo no jugará con los Patriots. Pero también creo que el fortísimo viento afectó al juego de Brady, que lanzó con más fuerza de la habitual para evitar que el balón se desviara. Eso afectó a su precisión (muchos pases se le fueron muy bajos) y a la eficacia de sus receptores que tenían problemas para agarrar la pelota. Podréis decir que el viento era igual para Flacco, pero las defensas eran muy diferentes.

2013-01-21T024915Z_01_FOX438_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-AFC


Durante el primer mes y medio de competición critiqué mucho a los Patriots porque me parecían un equipo sin alma. Como si estuvieran aburridos de jugar y ya nada les importara. En la segunda mitad de la temporada esa actitud, que les costó varias derrotas al principio, desapareció. Volvieron a ser un equipo ambicioso. El domingo volvimos a ver a los Patriots hastiados. Y lo peor es que incluso Belichick parecía pasota. Quizá sea la consecuencia de tantas finales en tan pocos años. Lo que para otros es un acontecimiento en el que deben darlo todo y que no pueden dejar escapar, para ellos es casi un hábito. El ejemplo de lo que digo son los dos cuartos downs que despejaron inexplicablemente. El primero fue un cuarta y 9 en Baltimore 35 (primer cuarto). El segundo fue un cuarta y 8 en Baltimore 34 (tercer cuarto). Entiendo que con el viento que hacía no intentaran un field goal, pero me parece incomprensible que no se jugaran esos cuartos downs. Un field goal fallado hubiera dado mejor posición a sus rivales que un fracaso en el último intento. Los punts, sin ser malos, no aportaron demasiado. Me sorprende la decisión, y más si el que la toma es Belichick. ¿Desidia? ¿Soberbia? ¿Pensaron que el partido estaba ganado antes de jugarlo? Esas dos jugadas resumen perfectamente la actitud de los Patriots en el encuentro.

2013-01-21T011716Z_01_FOX535_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-AFC


La segunda mitad de Brady quizá fue la peor que le he visto jugar nunca. Es verdad que la secundaria de los Ravens jugó muy cómoda. No tuvo que preocuparse de los inexistentes pases profundos y se centró en cubrir rutas medias y cortas a los tres únicos objetivos serios. El QB de los Patriots, pese a tener bastante tiempo gracias a su línea ofensiva, que fue lo mejor de su equipo, se desesperaba incapaz de encontrar a quién lanzar. Luego llegó ese cuarto down en el que en vez de correr con ambición se frenó ante Ngata y lanzó un pase ridículo a ninguna parte. La entrada a la rodilla de Reed desde el suelo es incalificable. Los últimos drives no merecen ser ni tenidos en cuenta. Los Patriots, desolados, ni siquiera se esforzaron para buscar un milagro o maquillar el marcador. Simplemente se dejaron llevar.

2013-01-21T015615Z_01_FOX548_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS-AFC


Otra vez merece una mención la línea ofensiva de Baltimore. Birk está dando los últimos coletazos y Oher me sigue pareciendo una monja con cuerpo de troll (la carrera de ese chico va a durar menos de lo que parece), pero Flacco montó un jardín con tumbona en el backfield. Tenía todo el tiempo del mundo para lanzar a placer y nunca tuvo que arriesgar por culpa de la presión. También es cierto que durante la segunda mitad el front seven rival ya no presionó con convicción. La línea de New England siguió cerrando muy bien las rutas para la carrera, pero los linebackers estaban más preocupados de los agujeros en la cobertura que de llegar a Flacco.

159795243


Ray Lewis volvió a ser el líder de placajes de su equipo. Esta semana no tuvo tantos problemas contra el pase. Creo que hasta ahora ha sido fundamentalmente un factor emotivo, pero en la Super Bowl, con Gore y Kaepernick enfrente, él será el jugador clave para frenar la option rival. A Ray Lewis no le van a regalar un segundo anillo. Si quiere ganarlo, tendrá que hacerlo con sangre.

mtovarnfl@yahoo.es / twitter: @mtovarnfl