Estás leyendo

Falcons-49ers (Previa de la final de Conferencia Nacional)

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Falcons-49ers (Previa de la final de Conferencia Nacional)

Mariano Tovar


Este partido en particular, y el final de temporada que estamos viviendo en general, puede ser recordado en los anales como el del nacimiento de una nueva etapa en el football americano profesional. El ocaso de los grandes pistoleros y la dictadura de los nuevos quarterbacks móviles que traen con ellos sistemas ofensivos universitarios. Todo lo anterior dependerá de que los Niners conquisten el anillo.

159411944


Empecé a escribir la primera versión de esta previa contando la evolución de los QBs móviles desde Tarkenton hasta nuestros días, pero cuando me quise dar cuenta llevaba dos folios y no había empezado a hablar del partido, así que aparcaré el asunto hasta la offseason, que entonces ya habrá tiempo para hacer filosofía. Quien quiera ver un análisis más detallado de cada plantilla, puede leerlo en las previas divisionales y de wild card. Hoy prefiero centrarme en otras cosas.

El caso es que este año será conocido como el de la irrupción de la option en la NFL. Hasta ahora había sido una anécdota y nadie la había usado sistemáticamente salvo los Broncos de Tebow. Etapa que ahora ha quedado como una curiosidad.

159376211


Redskins, Seahawks y Niners han usado regularmente la option con éxito (los tres llegaron a postemporada) con QBs móviles pero muy eficaces lanzando el balón. Esa es la diferencia con Tebow, que era esclavo de su sistema. Todos los equipos atascados en reconstrucciones interminables observan con atención el resultado. Si los Niners ganan el anillo, la consecuencia será imparable. La option se extenderá como una plaga como lo hizo la defensa 3-4 cuando los Steelers triunfaron con ella, o los tight ends, casi extintos hace unos años, son ahora indispensables en su potenciada faceta de receptores.

Así que los Niners no solo luchan contra su historia reciente, sino que son los paladines de una nueva filosofía. Y Kaepernick es su profeta. Irrumpió en la semana 10 y desde entonces difícilmente ha superado los 20 pases completados por partido, pero cuando las cosas se complican esconde el balón por aquí o por allá, arranca a correr con su cuerpo estilizado de velocista y se cruza el campo como el que atraviesa la calle por un paso de cebra.

159367309


Parece que Jim Harbaugh es un gran revolucionario, pero su estilo con Alex Smith era todo menos eso. Mucha defensa, mucha carrera y pases de seguridad. Habría que remontarse hasta los primeros 80’ para encontrar los últimos coletazos de la dictadura de esa forma de ver el football. Pero solo necesitó una lesión inoportuna tras una semana de descanso para tomar esa decisión genial que al principio fue muy criticada pero que se ha confirmado como exitosa.

Kaepernick fue durante la temporada regular un QB fundamentalmente pasador, que usaba la carrera para salir de situaciones complicadas, algo que estamos acostumbrados a ver en otra escala en jugadores como Aaron Rodgers. Solo en los dos enfrentamientos con los Rams corrió con más insistencia, y curiosamente su equipo tuvo menos éxito. Pero ante Green Bay se quitó la careta para aparecer como una bestia desatada. 181 yardas de carrera en 16 intentos para ¡duplicar! el récord anterior de yardas de un QB en un partido de postemporada. A ritmo de option destrozó a unos Packers que terminaron desesperados. Incluso algunos jugadores de Green Bay criticaron ante los medios a su staff técnico por dejarles desnudos y sin soluciones en medio de una tormenta perfecta.

2013-01-13T032421Z_01_SFO27_RTRMDNP_3_NFL-PLAYOFFS


Los que saben de esto dicen que Atlanta también puede ser masacrada por la option de Kaepernick. La defensa de los Falcons no tuvo éxito contra Cam Newton cuando el QB de los Panthers usó esa jugada en sus dos enfrentamientos. El pasado domingo, frente a Seattle, más de lo mismo durante el último y fatídico cuarto…

Quizá los antecedentes no sean tan optimistas, pero yo creo que la defensa de contención de Atlanta tiene mucho ganado. Ya ha jugado contra options y sabe dónde se equivocó en el pasado y qué ajustes debe hacer. Además ha tenido una semana para encontrar soluciones. A principio de siglo Donovan McNabb volvía locas a las defensas con su movilidad. Era un caso similar al que vivimos ahora. Si le presionaban, arrancaba a correr y quemaba las defensas. Si contenían, tenía tiempo para lanzar y machacaba la secundaria con la potencia de su brazo. Muchos equipos fueron humillados hasta que llegaron los Rams. Adam Archuleta, su strong safety y uno de mis jugadores defensivos favoritos de siempre (era un animal rapidísimo y que percutía con una violencia escalofriante), actuó como espejo cubriendo al hombre a McNabb. Le destrozó. Desde entonces muchos copiaron la fórmula con éxito. Mike Smith, pese a su incompetencia con el partido empezado, es un gran estratega en su preparación y quizá haya dado con la clave para frenar a Kaepernick

159411495


Pero en el otro lado del campo hay otra bestia desatada. Se llama Matty Ice Ryan y será el abanderado de los pasadores clásicos en esta eliminatoria. Ryan es de esa raza de QBs que planta los pies sobre una baldosa, levanta la vista, arma el brazo y telegrafía todo lo que sucede por delante de él para lanzar el pase más letal posible. Un QB de la vieja escuela, un clásico.

Sigo convencido de que a los Niners se les domina corriendo. Turner y Rodgers demostraron la semana pasada que pueden asentar un juego terrestre poderoso frente a la defensa de los Seahawks, muy similar a la que se van a encontrar contra los Niners. Si los Falcons aprenden de los errores de Green Bay y perseveran en el juego balanceado aunque el cuerpo les pida lanzar, podrán ganar el duelo. Si saltan como perdices al primer disparo, también serán abatidos.

Le pedí a Manolo Arana que me enviara su clave para el partido en dos palabras para esta previa y os reproduzco su respuesta:

NFC: a lo que yo estaría atento

Quizá, puestos a buscar alguna, la mayor debilidad de la defensa de los Niners es el juego terrestre entre los tackles. Los Falcons deberían orientar el ataque hacia él con dúo formado por Turner y Rodgers y lograr alejar de la batalla a Aldon Smith, para que Matt Ryan no sienta tanta presión.

Carrera, carrera y carrera. Drives largos y tiempo para que la defensa descanse. El abecé del football y mucha disciplina. Los Falcons son la ortodoxia personificada y los Niners la revolución. Los tiempos están cambiando pero ¿hasta qué punto?

2012-11-12T021547Z_01_SFO17_RTRMDNP_3_NFL


Y ahora, mi valoración por líneas:

Entrenador: 49ers. Jim Harbaugh es el entrenador de moda. El autor de la resurrección de los 49ers en tiempo récord. Todo lo que toca se convierte en oro y está demostrando que su planificación de partidos es magistral y sus ajustes sobre la marcha muy eficaces. Mike Smith tiene que explicar decisiones ante la prensa semana tras semana. Creo que no está a la altura de su plantilla.

Quarterback: Falcons. Kaepernick revolucionó el partido la semana pasada, pero solo lleva ocho actuaciones como titular. Ya ha demostrado que es capaz de lo mejor, pero en cualquier momento puede aparecer su peor faceta. Matt Ryan ha hecho una temporada para enmarcar en la que se ha aupado con merecimiento a la élite de la NFL. Ambos pueden estar llamados a hacer historia en la NFL pero a estas alturas la veteranía es un grado.

Receptores: Falcons. Roddy White, Julio Jones y Tony Gonzalez probablemente formen el mejor tridente aéreo de toda la NFL. Crabtree, Moss y Vernon Davis tampoco son mancos, pero suenan algo menos temibles.

Corredores: 49ers. Frank Gore ha hecho una temporada brutal pese a que en verano parecía acumular conflictos con Harbaugh. Durante gran parte de la temporada ha sido el auténtico líder del ataque. Michael Turner, por el contrario, parece haber entrado en la cuesta abajo aunque la semana pasada él y Jacquizz Rodgers fueron letales.

Línea ofensiva: Falcons. Una de las mejores líneas de la NFL tanto abriendo huecos a la carrera como protegiendo a su QB. La de los Niners también es magnífica para la carrera pero sufre más contra el blitz. De todos modos, John Abraham será duda hasta el último minuto así que en San Francisco quizá tengan un problema menos.

154120080


Front seven: 49ers.
La posible baja de Abraham dejaría a los Falcons sin capacidad para presionar a Kaepernick y Akeem Dent se comió las carreras interiores de Wilson una y otra vez. Ahí está el gran talón de Aquiles para los Falcons, que pueden perder el partido con esos dos inconvenientes. Los Niners siguen teniendo problemas en el lado derecho con Justin Smith jugando lesionado y Aldon Smith cuestionable para el partido, pero son mejores a pesar de todo.

Secundaria: 49ers. He tenido la tentación de poner un empate porque Asante Samuel, Dunta Robinson y William Moore son tres jugadores que me encantan, pero la realidad es que la defensa contra el pase de San Francisco gana por goleada. Carlos Rogers, Goldson, Whitner y Farell Brown serían un sueño para cualquier equipo.

Equipos especiales: Falcons. Andy Lee es uno de los grandes punters de la NFL, pero es el único aspecto en el que los Niners superan a Atlanta. Tienen un lío montado con el kicker mientras que Matt Bryant es un seguro y lleva sin fallar ninguno desde noviembre. Jacquizz Rodgers es un retornador muy peligroso y en San Francisco no hay nadie a ese nivel. Además, creo que vistos los antecedentes del año pasado, los 49ers se conforman con que su retornador no pierda el balón.

159413414


Ganador: Falcons +0

Otro partido imposible de pronosticar. Creo que si Atlanta no se hubiera colapsado en el último cuarto contra Seattle, ahora sería favorito en todas las apuestas porque globalmente fue mejor que los Seahawks. El último cuarto volvió a dejarles por debajo del radar. Pero también creo que los Seahawks de la semana pasada estaban en mejor momento de forma que los Niners, que Wilson está más maduro de Kaepernick y que el Georgia Dome será un factor. Por último, hay una estadística curiosa, de esas que inundan la NFL y que no sirven para nada, pero que hasta ahora ha sido infalible. Los Niners en 2012 han repetido de forma constante la misma secuencia: después de dos victorias consecutivas, pierden (o empatan). En la jornada 17 ganaron a Arizona y la semana pasada a los Packers. Toca derrota.

mtovarnfl@yahoo.es / twitter: @mtovarnfl