Estás leyendo

Una imagen, una frase (semana 16)

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Una imagen, una frase (semana 16)

Mariano Tovar


Esta semana se acumulan muchos partidos insípidos. De esos en los que nadie se juega nada. Lo malo es que la mayoría han sido doblemente insípidos, porque los contendientes se limitaron a cumplir el expediente.

APERTURA

Como suele pasar todos los años, se superan algunos récords que le dan picante al asunto, pero este año las sorpresas brillan por su ausencia. Quien tiene que ganar, gana; quien debe perder, lo hace; los que están en crisis siguen en ella, y los que juegan bien lo hacen cada vez mejor. Muy pocos sobresaltos para estar en Navidad. A este final de temporada regular le faltan taquicardias.


DET-ATL


Lions 18-Falcons 31

Bien por Megatron, tercero en discordia entre los aspirantes al MVP, pese a que los touchdowns no le acompañan e históricamente la posición de receptor es ninguneada en este premio. Bien por los Falcons, pese a que Michael Turner, definitivamente, está dando sus últimos coletazos. Pero lo que de verdad definió este partido, y toda la temporada de los Lions, fue ver a Logan retornar un kickoff para arrodillarse en su propia yarda cuatro. ¡Qué ridiculez! Definitivamente, Jim Schwartz es un capitán de velero al frente de un transatlántico.

DAL-NO


Cowboys 31-Saints 34

Por un lado, me pregunto qué hubiera pasado con estos Saints si Brees hubiera sido tan eficaz con sus pases entre líneas durante toda la temporada. Por otro, y a pesar de la derrota, también me pregunto por qué Romo no juega siempre al nivel que lo está haciendo en este final de temporada. Echaré mucho de menos a estos Saints en postemporada. ¿Echaré también de menos a los Cowboys?

GB-TEN


Packers 55-Titans 7

Siempre hablamos de que los aspirantes más peligrosos son los que crecen poco a poco para irrumpir en el mes de diciembre. Este año, todos tenemos en la cabeza a los Seahawks, pero los Packers han seguido el mismo camino. Ahora sí que parecen tener un ataque terrestre aseadito, su defensa es salvaje, Rodgers vuelve a sonreír y, sobre todo, tienen la experiencia necesaria para no pagar la novatada. Ante los Titans se dieron un festín que puede haber sido la puntilla para Munchak.

KC-IND


Chiefs 13-Colts 20

Se consumó la gran sorpresa. Los Colts estarán en postemporada. Pero lo que quiero aquí es dar mi más sincero pésame a un Jamaal Charles que corrió para 226 yardas y un touchdown, y a Peyton Hillis, que también superó las cien yardas. No sirvió para nada. Allí estaba Brady Quinn para dinamitar más de 350 yardas de carrera totales. Romeo Crennel nunca debió ser entrenador principal de los Chiefs. Kyle Orton nunca debió abandonar Kansas City.

MIA-BUF


Dolphins 24-Bills 10

En las últimas jornadas hay partidos frustrantes por su inutilidad. Dolphins y Bills eran suficientemente buenos como para aspirar a algo grande esta temporada, pero también demasiado ingenuos para conseguirlo. Los Bills, una vez más, se ahogaron en sus propios errores. Tres fumbles, siempre en el peor momento, terminaron con ellos. Los Dolphins se pueden dar con un canto en los dientes con lo vivido esta temporada. Ahora sí que parecen tener un QB de futuro y un backfield de garantías.

NYJ-SD


Jets 17-Chargers 27

Duelo ridículo entre equipos ridículos. Pero la ridiculez de los Jets supera la de cualquier rival. Me rebano la cabeza intentando sacar algo bueno de todo esto y no se me ocurre. ¿Los dos touchdowns de un Rivers que completó en 50%? ¿La labor aseadita de un McElroy que no tiene ni media bofetada? ¿Los dos touchdowns de un Greene que ha hecho su enésima temporada para olvidar? ¿La colección de sacks conseguida por la blandita defensa de los Chargers frente a la ridícula línea ofensiva de los Jets? Aquello parecía la Pro Bowl con los peores del año jugando de mentira.

PHI-WAS


Eagles 20-Redskins 27

Por una vez, quiero destacar algo bueno de estos Eagles. La conexión Foles-Maclin es más que esperanzadora. Ambos se han compenetrado a la perfección en muy pocos partidos. Eso convierte a Maclin en un jugador de fantasy muy apetecible para la próxima temporada, que la continuidad de Foles al frente del equipo parece asegurada. Y eso que el intentional grounding con el que el QB de los Eagles mató el partido fue para que le corrieran a boinazos. Pero siendo justos, los Redskins fueron mejores y eso que RGIII jugó lesionado. No entiendo los riesgos corridos por Shanahan dejando a Cousins en la banda.

PIT-CIN


Steelers 10-Bengals 13

Fue el partido que seguí en directo y luego me arrepentí. No puede ser considerado un duelo de trincheras. Su catalogación correcta es la de bodrio. Ambos equipos estaban atenazados por el miedo a la derrota y los dos ataques dieron pena. ¿Mérito de las defensas? Dejémonos de historias: ataques penosos. Así que Big Ben hizo todo lo que merece ser reseñado: las intercepción que adelantó a los Bengals, el pase de touchdown que devolvió a su equipo a la vida y, por segunda semana consecutiva, otra intercepción, además muy similar a la sufrida frente a los Cowboys, que costó a su equipo la postemporada. A propósito, cada vez leo en más partes que Roethlisberger está jugando con una lesión peligrosa que incluso puede terminar con su carrera.

TB-STL


Bucs 13-Rams 28

Tampa ha sido un equipo interesante durante toda la primera mitad de la temporada. La irrupción de Doug Martin incluso les colocó en la lista de aspirantes a postemporada. Pero de repente reapareció el Josh Freeman egocéntrico que destruyó a su equipo en 2011. 4 intercepciones en 54 intentos de pase. No sé lo que pensarán en su banda, pero Freeman no es ni Brees, ni Peyton, ni Tom. Por favor, que alguien ponga a ese tipo a administrar el balón, le impida emocionarse y le quite todos los espejos que debe acumular en su casa. En los Rams también tiene que pensar muchas cosas ¿Hasta dónde puede legar Bradford? ¿Cuánta gasolina le queda a Jackson?

CAR-OAK


Panthers 17-Raiders 6

Si yo fuera aficionado de los Raiders me dejaría absorber por el agujero negro, por que no solo la vida es inmunda, sino que el futuro amenaza con ser peor. Con Palmer lesionado, y McFadden ausente una semana más, los Panthers ganaron por incomparecencia del rival. Otro bodrio.

JAC-NE


Jaguars 16-Patriots 23

Volvimos a vivir otro episodio esquizofrénico de Henne. Primera mitad maravillosa, segunda parte nefasta. Si a eso le sumamos unos Patriots apáticos, que ya habían dado por perdido el segundo mejor récord de su división y se dejaron llevar en todo momento, nos encontramos con una ‘casi sorpresa’ que se quedó en nada porque Chung interceptó a Henne en la jugada que hubiera valido el empate y la prórroga. Y, sinceramente, creo que en ambas bandas suspiraron de alivio. No por el resultado, sino porque no les apetecía nada seguir jugando un rato más. Por destacar un detalle, los Patriots, que reservaron al tocado Hernandez, se quedan sin soluciones ofensivas si no tienen un TE de referencia. Es urgente el retorno de Gronko si pretenden sobrevivir en postemporada.

HOU-MIN


Texans 6-Vikings 23

Foster con arritmias y Peterson frenado. El presunto duelo de corredores se quedó en nada. Pero Ponder tuvo uno de esos días raros en los que consigue sacar varias jugadas brillantes de la mediocridad y la defensa de Minnesota hizo el resto. Ahora viene el terrible futuro. Los Vikings se juegan el todo por el todo en su casa frente a unos Packers que necesitan ganar para ahorrarse la repesca. Los Texans tienen una grave crisis de identidad en el peor momento posible. Schaub, esclavo del play action, se diluye sin un buen corredor en el backfield. Un Foster a medio gas no solo deja a su equipo sin ataque terrestre, sino que colapsa el aéreo.

DEN-CLE


Broncos 34-Browns 12

Hay rumores de que Richardson está jugado lesionado desde hace algunas semanas. Si es cierto, no termino de entender lo que está haciendo su equipo. Los Brown no se están jugando nada y no necesitan arriesgar la salud del jugador sobre el que quieren hacer crecer su ataque futuro. El partido no pasará a la historia, pero Peyton Manning tuvo una de sus mejores actuaciones de la temporada. Desarboló a la defensa rival y siempre hizo lo que quiso. ¿Quién parará a estos Broncos?

ARI-CHI


Cardinals 13-Bears 28

Los de Chicago, que esperaban cumplir es expediente sin demasiados sobresaltos a la espera de que en la última jornada confluyan todos los astros, se fueron de Arizona con una victoria pírrica. Para empezar, Matt Forte se lesionó y podría jugar mermado las próximas semanas. Cutler estuvo espantoso y su línea, pese a que solo permitió un sack, fue incapaz de darle tiempo a su QB, que siempre jugó muy presionado. Así que, una vez más, fue la defensa de los Bears la que salvó los muebles ante unos Cardinals inoperantes. ¿De qué se quejaba Wells al final del partido? ¿De verdad se quiere ir? Pues creo que en Arizona estarán encantados de abrirle la puerta.

BAL-NYG


Ravens 33-Giants 14

Lo de menos es si estos Giants tienen alguna posibilidad de clasificarse. Yo creo que lo que muchos consideran una carambola es más que posible. El problema es si este equipo podría ser competitivo en postemporada si consiguiera una plaza. Eli Manning está poco acertado, pero su línea no le da ni un segundo, sus receptores dejan caer balones sencillos y el ataque terrestre no es muy creíble. La línea defensiva, imparable hasta hace poco, no agobia al QB rival, y Webster es un espía del enemigo. En los Ravens ¡por fin! se impuso la lógica. 36 intentos de pase, 45 de carrera. Pero que nadie lance las campanas al vuelo, puede ser para despistar y cuando los Giants se ponen en modo autodestrucción no hay que hacer demasiado para ganarles.

SEA-SF


Seahawks 42-49ers 13

Definitivamente, en la NFL hay un violador en serie. Esta vez fue un minero el que terminó en el hospital con el trasero colorado. ¡Qué forma de sacudir estopa! Y como siempre, los Seahawks jugaron en su estadio con doce. Kaepernick estuvo amedrentado por el vocerío del público desde el primer minuto y Gore no encontró ni un hueco para correr. Mientras, Wilson completó casi todo y desestabilizó a la defensa rival que nunca supo leer su movilidad en el backfield. Y Lynch se aprovecho de ello para pillar siempre a contrapié al front seven rival. Es como si Carroll hubiera copiado y mejorado la fórmula del éxito de Jim Harbaugh.

mtovarnfl@yahoo.es / twitter: @mtovarnfl