Temas del día Más temas
Estás leyendo

Canal+, pronósticos (S-16) y la falta de paciencia

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Canal+, pronósticos (S-16) y la falta de paciencia

Mariano Tovar


Es tremendo. Ninguno de los que aparecemos en la tabla de apuestas del blog estaría en la primera página de nuestro pickem en ESPN. Javi, el primero con 144 aciertos, está muy lejos de los 155 de ‘Pucela Cardinals’ y ‘sergio romero’. Ha llovido mucho desde la temporada 2010, cuando Mario Peña arrasó en las dos clasificaciones. Tenemos que ponernos las pilas.

QUINIELA16


Pero antes de nada, la programación de Canal+

Sábado

Lions-Falcons 02:30 directo (Sportmanía y Canal+ Deportes 2 HD).

Domingo

Steelers-Bengals 19:00 directo (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD).

Ravens-Giants 22:25 directo (Sportmanía y Canal+ Deportes 2 HD).

Seahawks-49ers 02:20 directo V.O. (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD).

158440871


Ayer confluyeron todos los planetas en el blog. Articulazo de 555 y largo comentario (casi otro artículo) de José Villelabeitia. Así que se me han puesto los dientes largos y he decidido disfrazarme de impostor y entrar en el debate abriendo una nueva vía de discusión.

Y ya que hablamos de confluencia de planetas, y para que ya estemos casi todos, Manolo Arana me ha prometido que esta semana sí que me enviará su Power Ranking (no en ha querido desvelar quién será el número 1), ya tengo en el correo un nuevo articulazo de Raúl C. Cancio que podréis leer el domingo, y el propio José Villelabeitia me ha prometido una joya que estoy esperando con impaciencia y que estoy seguro de que os va a encantar. En esta casa cada vez podemos disfrutar de firmas más ilustres. Sin olvidar a Dani Hidalgo, que ha escrito un artículo para AS Color explicando el origen del Astroturf que también publicaré en breve en Zona Roja.

Pero voy a lo que os quería contar. Como apuntaba José en su comentario en el artículo de 555, el impacto de los jugadores en la NFL depende bastante de las posiciones. Tradicionalmente, los running backs alcanzan su máximo nivel casi de inmediato. No es una posición para la que sea necesario un gran aprendizaje. Es más, el problema es precisamente el contrario. En cuatro o cinco años la mayoría están amortizados por las lesiones. La durabilidad de un RB es muy baja. Los jugadores defensivos del exterior del front seven también pueden rendir al máximo desde el primer día. Defensive ends y linebackers exteriores suplen su falta de experiencia con poderío físico.

158433978


Hay otras posiciones que necesitan algo más de rodaje. Los líneas ofensivos son un ejemplo. Lo normal es que un novato no sea situado en una posición clave desde el primer día salvo que el equipo esté muy necesitado. Los guards o los tackles suelen jugar un tiempo en el lado débil antes de ser soltados en el lado ciego. Lo mismo sucede con los linebackers centrales. Son muy pocos los que tienen gran impacto en sus primeros partidos y es bastante habitual que, como los QBs, si tienen un debut meteórico sufran bastante en su segundo año. Es una posición clave en que hay que tener mucha capacidad de lectura y anticipación y en la que la experiencia es importantísima.

Las posiciones más complicadas son todas las que tienen que ver directamente con el pase. Quarterbacks, cornerbacks y receptores suelen necesitar un rodaje largo hasta alcanzar su cenit. Son las posiciones en las que la NFL se diferencia más de la NCAA. La complejidad de las formaciones y rutas de la NFL obliga a un aprendizaje arduo y difícil. De hecho, si os fijáis, cuando un equipo ficha a un receptor mediada la temporada siempre intenta elegir a un jugador que ya hubiera estado en la plantilla y conozca el libro de jugadas, o que haya jugado en un sistema similar. Ese conocimiento prima sobre la calidad casi siempre.

Por eso se producen casos como el de Crabtree, un jugador que a mí me encanta, y que he defendido contra viento y marea desde el primer día, pero que ha ido mejorando su rendimiento muy lentamente. Estoy seguro de que aún no ha llegado a su límite y que en breve será un fijo en la Pro Bowl.

158434145


En los últimos años está sucediendo algo increíble con los QBs. Muchos tienen un impacto inmediato y parece que hay menos paciencia que nunca como señala 555 en su artículo. Yo creo que hay varios factores que influyen.

Por un lado, como bien apunta captainspears en su comentario, hay muchos equipos con urgencias, pero también hay bastantes en los que sí que se está haciendo ese trabajo lento e invisible que hicieron los Packers con Rodgers. Detrás de cada equipo con un QB veterano de garantías suele haber un heredero. Me salta a la mente el caso de Houston, donde un Yates que sustituyó con altos y bajos a Schaub el año pasado, puede terminar siendo un gran jugador si trabajan con él con paciencia. Y para poner un ejemplo a la inversa, no entiendo cómo los Titans están destruyendo a un Locker que ya está casi quemado, cuando Hasselbeck les asegura un mayor rendimiento a corto plazo. Están perdiendo un QB muy prometedor por precipitarse.

El problema surge con las urgencias de ese grupo de equipos que buscan desesperadamente un QB franquicia. Llegan al draft como una plaga de langostas y se llevan todo lo que suene a pasador en las primeras rondas. Y les ponen a jugar de inmediato. Son como una máquina de picar carne. Además perjudican a los equipos que tienen la posición cubierta, que se quedan sin opciones para encontrar un heredero. Así que cada vez hay más equipos con el problema, según se van jubilando sus QB veteranos.

158440385


Pero la auténtica crisis es de QBs tradicionales. El pocket passer de toda la vida. Ahí es donde se acumulan los fracasos. Os va a sorprender este comentario, pero a mí, en realidad, Gabbert no me parece tan malo. Y de hecho esta temporada no las tenía todas conmigo. Pensé que al final podría comerme mis chanzas. Gabbert es el típico caso de un QB que si hubiera pasado un par de años a la sombra de un buen mentor, con el equipo preocupado por limar sus defectos como hicieron los Packers con Rodgers, podría haberse asentado en la NFL. Me desespera su falta de confianza; esos pases flotaditos por falta de brazo; la precipitación, casi desesperación, por soltar el balón cuando se ve presionado… pero detrás de esos defectos hay más ignorancia que incapacidad. Además estoy convencido de que está a tiempo. Si tiene la suerte de salir pronto de Jacksonville y le ficha un equipo con un staff técnico que quiera trabajar con él a largo plazo, Gabbert puede ser muy aprovechable. Todos estamos boquiabiertos con Andrew Luck, pero lleva 18 intercepciones y un porcentaje de completados inferior al 55%. Por hacer una comparación, Brady nunca ha tenido una temporada completa por debajo del 60% y casi siempre ha superado el 65%. Curiosamente, Peyton Manning también acabó su primer año en 56% y desde entonces también ha estado casi siempre por encima del 65%. En resumen, Luck está teniendo una temporada de novato magnífica, pero no deja de ser eso, una temporada de novato. Si en 2013 repitiera los números de este año, comenzarían las críticas de inmediato. Otro caso interesante es el de Weeden, cuya irregularidad tiene más que ver con la inexperiencia que con la calidad. Tannehill, al que tanto estamos alabando, tiene unos números discretos si los analizamos a fondo. Lo que nos gusta de él es más la actitud y madurez. La sensación de que puede sobrevivir en la NFL sin adaptación.

158495815


Hay una raza de QBs que no necesita ese periodo de aprendizaje para tener impacto inmediato. Son los QBs móviles, cada vez más numerosos. Con ellos se hace el trabajo al revés. En vez de formarlos para adecuar sus virtudes al juego de la NFL, se reconvierte la plantilla y el plan de juego para favorecer su estilo. Así que sus equipos terminan jugando como si fueran universitarios. Donovan McNabb y Michael Vick quizá fueron los primeros de una oleada que continuó con tipos como Vince Young, Tim Tebow o Cam Newton y que esta temporada ha llegado a la NFL como una riada con RGIII, Wilson o Kaepernick. Lo curioso es que en todos los casos decimos lo mismo: “No, este jugador es distinto. Este sí que sabe pasar”. Pero la realidad es que son QBs que sobreviven gracias a su movilidad. Les falta lectura y fundamentos técnicos. Se ve a simple vista, sin necesidad de ser un experto, que sus mecánicas de pase están poco pulidas. Pero todo eso lo suplen corriendo. La movilidad les da esos instantes extra que no saben conseguir por mecánica y una visión del campo que no consiguen con sus limitaciones de lectura. Y llegado el caso, su movilidad fuera del pocket termina provocando jugadas rotas en las que es más sencillo encontrar jugadores libres de marca. Lo de menos es cómo sueltan el brazo.

Con esa filosofía se puede sobrevivir muchos años. McNabb fue considerado un QB de la élite durante casi una década y los que le criticábamos éramos vistos como ilusos. Siempre se movió muy por debajo del 60% de completados. Y claro, cuando empezó la decadencia física su bajón de rendimiento fue brutal. Se quedó, literalmente, sin armas. Y eso mismo es lo que les puede pasar a Newton, Wilson, RGIII, Kaepernick y compañía. Pasarán a ser como running backs, jugadores de impacto inmediato pero con muy poca durabilidad.

Ahí entra el trabajo de un buen head coach. Me encanta lo que está haciendo Carroll con Wilson. Sobreprotegiéndole al mismo tiempo que intenta exprimir sus virtudes físicas. No tengo tan claro que Shanahan esté siendo tan cuidadoso con RGIII. Veremos si el año que viene tiene tanto éxito insistiendo tanto con la option. Ellos, junto a Fisher, son en mi opinión los grandes aspirantes a head coach del año, pero ese tema merece otro artículo, que otra vez me he ido de madre. Y ya me fastidia, que me he dejado muchas cosas en el tintero.

mtovarnfl@yahoo.es / twitter: @mtovarnfl