Estás leyendo

Patricia Ramírez: “Un campeón como Nadal nace y se hace”

MATCH BALL

Tu blog de tenis en AS.com. Un blog en el que reflexionar, comentar y compartir noticias, anécdotas e historias sobre tenis.

Autor: Matchball

Patricia Ramírez: “Un campeón como Nadal nace y se hace”

Patricia Ramírez posa con su libro en la pista central de La Ciudad de la Raqueta

Tomás de Cos

El tenis tiene un fuerte componente mental que hace aún más grandes las hazañas y los fracasos de sus protagonistas. La resistencia mental y el control de las emociones juegan un papel decisivo. Con Patricia Ramírez Loeffler, la 'psicóloga del Betis' y autora de ‘Entrénate para la vida’ (Espasa, 232 páginas y 19,90 euros), indagamos en la parte psicológica del deporte de la raqueta.


-Sin dar nombres… ¿cuál ha sido el caso más complicado que ha tenido?
-Casos muy difíciles no he tenido. En psicología deportiva, más que reparar se potencia. Todos sufrimos en el Betis por Miki Roqué, pero eso fue una desgracia…
-¿Cuáles son los problemas más habituales que se encuentra?
-El foco de mayor atención en la psicología del deporte es la confianza y la seguridad, el temor al fracaso, la concentración, los recursos psicológicos de los que tirar cuando uno está agotado, manejar las emociones, los pensamientos…
-¿Puede triunfar igual un tímido que un líder?
-Por supuesto. Para triunfar hace falta un gran talento. Si se tienes, se trabaja la parte física y se es capaz de estar concentrado, si se sabe competir da igual ser tímido o líder. El liderazgo no siempre sirve para ser más eficaz compitiendo.
-¿Qué le falta a esos deportistas que juegan bien pero compiten mal?
-La mayoría de las veces se debe a factores psicológicos pero hace falta hacer una evaluación. Puede deberse a pensamientos negativos, a un nivel de activación muy alto… La variable psicológica no siempre es la misma.
-¿Y se puede superar?
-La parte psicológica es entrenable. Lo que no se puede entrenar es la genética, la inteligencia. Esa se tiene o no se tiene.
-¿Qué opina de la estimulación con vídeos, música…?
-Se pueden modificar emociones buscando garra, fuerza, ambición, alegría... Se pueden usar vídeos, pero con una reflexión detrás. No se trata de ver ‘Troya’, sino aprender algo de la película y aplicarlo. Pero hay que tener cuidado con la sobremotivación…
-Hablemos de tenis…
-No puedo dar nombres pero he trabajado con jóvenes y algún profesional. El tenis es muy duro. Los partidos son largos, es mucho tiempo afrontando retos y dándole vueltas a la cabeza. El tenista tiene dos rivales: uno mismo y el rival...
-¿Qué recursos mentales debe tener un tenista?
-La concentración. Aguantar tanto tiempo sin venirse abajo es clave. Luego, garra y superación. Hay que tener ambición y no dar nada por perdido. Y hay que cuidar la comunicación gestual para no dar información al rival.
-Dar un grito o romper una raqueta… ¿sirve de algo?
-No, y es un modelo de conducta horrible. Es más desconcertante el tenista que no expresa sus emociones y que tiene una expresión facial casi robótica. Porque no sabes qué le pasa por dentro. Si alguien rompe una raqueta, ya ha perdido los papeles.
-¿Cómo es posible controlar el miedo, la ansiedad, la presión, la frustración…?
-Uno no aprende a controlar esas sensaciones mientras compite. Es algo que hay que tener interiorizado en el repertorio de conductas. Se deben automatizar los pensamientos necesarios para controlar las sensaciones. Si uno se dice ‘puedo hacerlo, tendrá seguridad y querrá intentarlo.
-¿Qué papel juega el ego?
-Es un arma de doble filo. La excesiva humildad no es buena (porque puede anular los factores de éxito) pero tampoco lo es ir de ‘sobrado’. El tenista ha de saber que gana porque es bueno, se esfuerza, trabaja y tiene compromiso. Pero no debe hablar de ello salvo consigo mismo. Es diferente ‘he jugado bien’ que ‘soy el mejor’.
-Vamos, que Nadal es un ejemplo en todo…
-Sí. De trabajo, de sacrificio, de saber estar, de buen compañero…
-¿Un campeón como Nadal nace o se hace?
-Las dos cosas. Nadal nace con una genética espectacular y un talento que le hace ser brillante. Pero luego hay un entrenador y gente detrás que hace poner en valor ese talento y le transmiten una escala de valores que genera un tenista maravilloso.
-Le da mucho valor al Tío Toni…
-Sí, parece una persona humilde, trabajadora, con los pies en el suelo, sensato…
-¿Cómo es posible hacer lo que Djokovic hizo en 2011?
-Creo que lo hizo por su talento sobrenatural, porque táctica y estratégicamente estaba muy bien preparado, porque físicamente es un portento y porque, si no me equivoco, pidió ayuda a un psicólogo.
-¿Sirvió el oro olímpico para cambiar el carácter ‘perdedor’ de Murray?
-Dar un salto de calidad refuerza mucho la confianza y la seguridad. En la mente aparece la frase ‘puedo hacerlo, ya lo hice y puedo repetirlo’. A veces se pierde pero no hay que cambiar nada. Entonces hay que insistir y esperar el premio.
-¿Qué parte de psicólogo debe tener un entrenador?
-De psicólogo cero, de líder todo.
-¿Cuál es la receta para salir de una situación de bloqueo?
-Hay que dirigir la atención hacia las cosas que uno controla. Cuando uno está bloqueado tiene la sensación de que todo funciona mal. Hay que pararse y decir:¿en qué medida puedo intervenir en mi juego? Y desatender lo demás.
-¿Qué me dice de las excusas?
-Uff… Pueden ser útiles o contraproducentes. Hay que hablar con el tenista y conocer por qué lo hace. Algunos lo utilizan para desequilibrar al contrario…
-¿Es peor compañero de viaje el éxito o el fracaso?
-El fracaso.
-¿Y qué genera más vértigo?
-El fracaso. Hay que saber ganar y hay que hacer atribuciones correctas cuando uno gana. Pero siempre es preferible ganar que tener que lidiar con el fracaso.
-¿Cuál es la diferencia entre un gran talento y un ganador?
-La cabeza. A igualdad de talento, técnica y condición física, la diferencia radica en la capacidad para mantenerse y ser regulares. Y para ser regular hay que ser perseverante y tener una gran capacidad de concentración. Se resume en saber competir.
-¿Es imposible llegar sin un entrenador muy exigente?
-Más que el entrenador, lo que son duras son las sesiones. Porque cuando compite el deportista se expone a situaciones adversas: cansancio, dolor, desgaste psicológico… Los entrenamientos deben experimentar con esa dureza.
-¿Qué espera de su libro ‘Entrénate para la vida’?
-Espero que ayude a la gente. Todos queremos cambiar algo de nuestra personalidad, o quitarnos algún miedo que nos limita y no sabemos cómo hacerlo…
-¿Volverá a enrolarse en algún club?
-Volveré a un club cuando me llame algún técnico que comparta mi filosofía de trabajo y dé crédito a la psicología del deporte, como Manzano o Mel.
-¿Conoce la serie ‘Terapia de Choque’ o ‘Necessary Roughness’?
-Me han hablado de ella, pero no he visto ningún capítulo. ¿Está bien?

  • Etiquetado en:
  • Más