Estás leyendo

Canal+, pronósticos (semana 11) y Tim Tebow

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Canal+, pronósticos (semana 11) y Tim Tebow

Mariano Tovar


‘Darkotexas’ ganó la semana en nuestro pickem de ESPN con doce aciertos. Si tenemos en cuenta que el 49ers-Rams quedó fuera de la contabilidad al terminar empatado, es un grandísimo resultado. Como grandísimos son los 102 aciertos totales que han aupado a ‘poolieddie’ al liderato en solitario de la clasificación.

QUINIELA11


156050922


Y, como siempre, antes de entrar en materia, la programación de Canal+.

Domingo

Lions-Packers 19:00 directo (Sportmanía y Canal+ Deportes 2 HD).

Patriots-Colts 22:25 directo (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD).

Steelers-Ravens 02:20 directo V.O. (Sportmanía y Canal+ Deportes 2 HD).

Lunes

Steelers-Ravens 21:00 diferido (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD).

49ers-Bears 02:30 directo (Sportmanía y Canal+ Deportes 2 HD).

También podéis encontrar la programación actualizada en www.canalplus.es/NFL.

156037142


Hoy tenía un dilema: ¿sigo con las habituales fotografías de cheerleaders o busco a Tim Tebow con los Jets? La búsqueda en mi archivo no me ha ayudado a resolver la cuestión. Han llegado a través de agencias casi tantas fotos de cheerleaders la semana pasada que de Tebow jugando en todo lo que va de temporada. El gran protagonista de la temporada 2011, el foco de los debates más encendidos, el padre del 'Tebowing' y el tipo que iba a reinventar el football americano, ha pasado de estar en el centro de todos los focos a ser un apestado en Nueva York.

Porque, como era de esperar, el público de la Gran Manzana no tiene mucho que ver con el de las faldas de Las Rocosas. El estilo de vida del jugador puede resultar ejemplar para muchos aficionados de la América profunda, que se sienten inspirados por sus convicciones, pero en la ciudad que nunca duerme no es ese precisamente el ideal de vida. Por mucho que queramos separar football y principios, Tebow ha llegado a ser lo que es gracias a una extraña amalgama entre ambos factores y los Jets no eran, precisamente, el lugar idóneo para que algo así tuviera éxito.

152632070


Otra gran diferencia era la falta de competencia de la que disfrutó en Denver. Ahí no tenía que compartir focos con nadie. Quizá el único rival mediático era John Elway, que rápidamente se encargó de eliminar la competencia para hacer un movimiento que yo critiqué duramente y que ahora se ha confirmado como genial. Definitivamente, me equivoqué. Peyton Manning está sano, no se ha venido abajo después del primer golpe e incluso, a día de hoy, ha conseguido que los Broncos sean, junto con los Texans, los grandes aspirantes a representar a la Americana en la próxima Super Bowl. Aún diría más. El Houston deben estar muy asustados ya que los equipos que peor digieren son los que tienen un ataque muy explosivo. Lo demostraron los Packers y también los Broncos que, muy al principio de la temporada, cuando Manning aún no se había terminado de acoplar con el resto de la plantilla, estuvieron a punto de imponerse a los Texans en un arreón final escalofriante.

Así que en dos meses y medio he pasado de creer que los Broncos no se clasificarían para postemporada a apostar por ellos como finalistas de conferencia con muchas papeletas para llegar al gran partido. Que los Steelers sin Big Ben, los Ravens sin timón y los Patriots sin secundaria necesitan que cambien muchas cosas para poder competir con garantías contra dos equipos, Texans y Broncos, en un gran estado de forma y con las ideas muy claritas.

2012-09-09T182808Z_01_ERD108_RTRMDNP_3_NFL


Pero volvamos a Tebow. En los Jets sí que tiene competencia mediática. Para empezar, su entrenador no se sale del foco de las cámaras. Mark Sanchez tampoco se queda corto, agarrado del brazo de Eva Longoria y muy cómodo en la vida social de la ‘gente bonita’ de Manhattan. La prensa, al contrario que en Colorado, no le da un respiro y la plantilla, como es habitual en todos los equipos de todos los deportes en Nueva York, raja delante de los micrófonos sin ningún complejo pero con nocturnidad y a traición.

Así que el Tebow arropado y en la cima de la ola del norte de Florida y de Denver se ha convertido en una especie de apestado en Nueva York. Y os aseguro que he sentido cierta grima cuando he visto que dentro de la plantilla un grupo de jugadores se ha despachado a gusto contra Tebow escondiéndose tras el anonimato. Los Jets son una casa de locos, pero también un nido de cobardes repugnantes, incapaces de dar sus opiniones a la cara. Como os llevo insistiendo en las últimas semanas, prefería sin duda a aquellos deportistas del pasado que no tenían pelos en la lengua ni complejos. Ahora, los políticamente correctos, los tipos ejemplares para niños y grandes, escupen veneno detrás de una careta como lo que son, unos mierdas.

2012-10-09T034610Z_01_ERD107_RTRMDNP_3_NFL


Y no voy a ser yo el que defienda ahora a Tebow. El año pasado contemplé sus milagros en Denver sin dar crédito y convencido de que era imposible que un tipo con tantas limitaciones fuera capaz de tales gestas sin la ayuda divina. Nunca oculté que no me gustaba ni un pelo. Que, por supuesto, me divertían muchísimo sus hazañas surrealistas, pero que no me parecía que tal heterodoxia pudiera tener recorrido. Lo que nunca negaré es su entrega y espíritu de lucha. Tebow se deja el alma en cada jugada y es capaz de golpear una pared con la cabeza hasta que una de las dos se rompa.

Ahora sigo pensando lo mismo. Pero también estoy convencido de que Mark Sanchez es el peor quarterback titular del momento y un mal profesional, problemático y cizañero. Esa acumulación de lindezas le convierten en aún peor que Gabbert o Cassel, por citar dos que también perderán el puesto cuando acabe esta temporada.

Así que la actitud de Rex Ryan sacando al campo a Tebow solo para jugadas de wildcat, y con reparos (¿Para qué narices le fichó?), y la del resto de la plantilla despreciándole en sus declaraciones torticeras a los medios, no es más que un síntoma de que el proyecto se hunde irremediablemente.

154118205


Los Broncos de 2011 estaban en una situación muy similar con el público abucheando a Orton en cada jugada, el vestuario dividido y la gerencia desechando el anterior proyecto. Cuando ya no quedaba nada en pie le dieron el balón a Tebow y no solo se clasificaron para postemporada, sino que toda la franquicia salió fortalecida, recuperó la autoestima y empezó a pensar que sí había mimbres para trabajar. Los Jets ya no tienen nada que perder y hasta hace dos días pensaba que debían seguir el mismo camino y darle el balón al chaval.

Ahora, tras leer las declaraciones de esos valientes anónimos que comparten vestuario con Tebow, creo que ni un milagro puede salvar a ese grupo de individuos que hace mucho dejaron de ser un equipo. Sin lealtad, sin hacer piña, sin esfuerzo conjunto, un grupo compacto se convierte en un rebaño de egoístas solitarios. Al final, con todo lo que está sucediendo, la afición de los Jets tendrá que estar muy agradecida a Tebow, porque ha terminado por ser la espita que ha dejado en evidencia un cáncer incurable que implica amputación.

Y a pesar de todo, aunque no tenga ninguna fe en él, sigo echando de menos la frescura de Tebow, acumulando milagros en aquellos drives surrealistas con los Broncos. Fue una experiencia extraña, casi mística, pero también fue un soplo de aire fresco que nos hizo disfrutar como niños durante unas pocas semanas y discutir acaloradamente sobre la trascendencia divina que, como todos sabéis, es el cuidado y la preocupación que tiene Dios por todas las cosas.

mtovarnfl@yahoo.es / twitter: @mtovarnfl