Estás leyendo

“Stepanek encadena a la perfección el saque y la volea”

MATCH BALL

Tu blog de tenis en AS.com. Un blog en el que reflexionar, comentar y compartir noticias, anécdotas e historias sobre tenis.

Autor: Matchball

“Stepanek encadena a la perfección el saque y la volea”

Stepanek, un veterano muy competitivo y con mucha garra

Tati Rascón

Radek Stepanek cuenta con una mentalidad y una actitud en pista que lo hace tremendamente competitivo. Se crece en estos partidos. Es un jugador muy agresivo y en estas pistas es muy completo tanto de fondo como en la volea. Su punto débil aparece cuando le aprietan y le levantan mucho la bola sobre su derecha. Pero en esta pista será difícil conseguirlo.


Sus mejores golpes son el revés y sobre todo la volea, por la dificultad que entraña y por la cantidad de puntos que le aporta en cada partido. Cubre la red a la perfección.

Stepanek se mueve bien tanto en defensa como en ataque. Es fuerte de piernas y es capaz de jugar en una posición muy flexionada. Su centro de gravedad siempre lo tiene muy bajo al golpear y eso en fundamental en estas pistas.

En el aspecto físico no destaca demasiado. Pero al jugar creando jugadas de ataque y cerrando con la volea en la red, no sufrirá demasiado. Tampoco brilla por la fuerza y explosividad en su tenis. Pero se apoya bien y juega muy plano, lo que hace que la pelota le camine mucho.

Stepanek domina el arte de la volea

El juego de ataque es su baza. Encadena a la perfección el saque y la volea y prepara perfecto el punto desde atrás. En cuanto el contrario se queda corto, se va a la red sin pensárselo para cerrar la jugada. En defensa se maneja bien con el revés pero se le atragantan las bolas altas sobre la derecha. Que el bote de la pelota sea bajo le beneficia bastante.

LAS NOTAS DE TATI RASCÓN:

Derecha: 7
Revés: 9
Servicio: 8
Volea: 10
Remate: 7
Globo: 8
Passing shot: 8

Rosol apenas tiene presencia en el equipo de Navratil

Rosol y Minar, casi sin opciones

Los otros dos integrantes del cuarteto checo apenas tienen peso en el equipo y si todo es normal no jugarán. Pero también conviene analizarlos. Lukas Rosol tiene una enorme pegada. Es un tenista muy directo, de golpes planos y con el revés a dos manos como mejor golpe, como la mayoría de jugadores de la escuela checa. Destaca por su saque que junto a su gran altura y su carácter ganador le hacen peligroso. Especialmente en indoor. Este 2012, en el que dio la campanada en Wimbledon ante un lesionado Nadal, ha cuajado su mejor temporada.

Menos inquietante es Ivo Minar. Un jugador muy intenso, a veces demasiado, algo que le hace fallar demasiado. Le gusta jugar a ritmo y no tiene demasiada variedad de golpes. Aunque al jugarse en indoor, este aspecto no resultará tan importante. Tiene mejor revés (a dos manos) que derecha. Además, está estancado en el Challenger Tour y sus mejores años ya han pasado.

El quinto hombre de Jaroslav Navratil es Frantisek Cermak. Un experimentado doblista que sin tener nada que llame especialmente la atención, ha mejorando mucho con trabajo y disciplina. Tiene un buen revés a dos manos y buen saque.

  • Etiquetado en:
  • Más