Estás leyendo

Ferrero: “Federer es el único que me ha hecho sentirme inferior”

MATCH BALL

Tu blog de tenis en AS.com. Un blog en el que reflexionar, comentar y compartir noticias, anécdotas e historias sobre tenis.

Autor: Matchball

Ferrero: “Federer es el único que me ha hecho sentirme inferior”

Juan Carlos Ferrero posa para AS en el Ágora de Valencia


Tomás de Cos


Juan Carlos Ferrero, el segundo nº 1 del tenis español y detonante de los éxitos en equipo de ‘La Armada’, se confiesa en 'MatchBall' antes de disputar en Valencia su último torneo profesional. Una entrevista en la que el ‘mosquito’ hace balance de su carrera, afirma que sueña con ser capitán de la Copa Davis -la competición que le convirtió en leyenda-, y explica que lo mejor de ser tenista es la “admiración que despiertas en la gente”.


-Todavía no se ha retirado y ya ha tenido un homenaje en la semifinal de la Davis y este miércoles en Valencia tendrá otro en casa…
-Son momentos muy bonitos en los que recibes todo el cariño y el respeto que la gente expresa sobre la carrera que has hecho en el momento que anuncias que lo dejas. Me sentí muy contento de recibir el homenaje del público y mis compañeros en la eliminatoria de Copa Davis disputada en Gijón. Y ahora en Valencia seguro que habrá más...
-¿Qué espera del torneo valenciano?
-Bueno, es un torneo difícil porque llevo ya bastante tiempo sin competir… Veo difícil que pueda ganar a Nico Almagro, la verdad. La cuestión es tratar de acabar de la mejor manera posible, intentando jugar bien. Y luego recibir el cariño de la gente y marcharme con buenas sensaciones.
-¿Ha pensado qué hará al día siguiente de su último partido? ¿qué planes tiene?
-No. Es difícil saber ya qué voy a hacer a la semana siguiente. Pero seguro que algo relacionado con la Academia (Equelite), el torneo... Ahora hay algunos chicos que están tirando hacia arriba… Me gustaría ser capitán de la Copa Davis en un futuro…
-Vamos, que va a seguir con el chándal puesto…
-Sí, de momento no quiero separarme mucho del mundo que he estado viviendo todos estos años. Prefiero ser capitán de la Copa Davis que dirigente, la verdad. Cuando uno ha jugado la Copa Davis como jugador, ser capitán es una cosa que hace especial ilusión.
-¿No siente vértigo por todo lo conseguido?
-Cuando te retiras valoras más lo que has logrado. Cuando estás en activo, miras un poco de reojo. Pero no te das cuenta de gran cosa. No me arrepiento de nada de lo que he hecho y por suerte he tenido una carrera bastante larga, con muchas más cosas buenas que malas…
-¿Qué hará para quitarse el mono de la competición?
-Me gusta bastante hacer ejercicio físico, así que supongo que estaré bastante ocupado. Me gusta mucho el padel, jugar al fútbol, hacer algún duatlón para estar en forma. Aunque es difícil llegar al mismo nivel de competición que he tenido hasta ahora, habrá que tratar de ir llenando ese vacío.
-¿Y le gustaría probar en el Senior Tour de la ATP como Moyà?
-De momento no, pero seguro que llegará. Me quedan tres años para cumplir los 35 y seguro que jugaré alguna exhibición y puede que luego lo juegue. Ya veremos...
-¿Tiene en mente formar una familia?
-Sí que me gustaría. Es algo que tengo en mente hace tiempo, pero hay que ir poco a poco…
-Siendo tan activo, seguro que ya tiene algún otro negocio en la cabeza…
-Estamos con opciones de poner el nombre en academias de tenis de otros países, pero es un tema que estamos mirando con calma. Tampoco estoy pensando en hacer inversiones muy fuertes ahora mismo.
-¿Con qué momentos de su carrera se queda?
-La Copa Davis del 2000, ganar un Grand Slam (Roland Garros), conseguir el número uno del mundo, ganar un Masters Series, llegar a la final de la Copa Masters. Todos esos son momentos muy importantes en mi carrera…





-¿Y los peores… las lesiones?
-Todo el mundo está muy encebollado en que he estado todo el tiempo lesionado y no ha sido así. Pero el peor que recuerdo es sin duda la lesión de la rodilla. Me tuvo bastante tocado mentalmente y luego me ha costado mucho recuperar la forma para poder jugar con normalidad…
-Su vuelta a la élite con 30 años fue muy meritoria. Algo que hizo Moyà también…
-Es un esfuerzo extra que das porque ves que el final de tu carrera deportiva se va acercando. Y hemos tenido la suerte de que ha salido bien…



-En este 2012 también se han retirado Roddick y Fernando González…
-Con ellos disputé la final del US Open, una final júnior de Roland Garros y muchos partidos en el circuito que guardo con mucho cariño y que fueron bastante complicados. Andy es un poco más joven y se retira un poco pronto, pero evidentemente sus razones tendrá. Y Fernando lleva muchísimos años y también ha sufrido mucho de las dos rodillas. El tenis, quieras o no, te va desgastando mucho físicamente y llega un momento que ves que ya no recuperas igual de un partido a otro y que no estás igual de fresco para competir. Son motivos suficientes para pensar en dejar de competir.
-¿Cree como Nadal que hay mucho torneo en pista dura?
-¡Hay muchos torneos seguidos! El calendario es muy largo. A principios de enero ya estás jugando y se acaba muy tarde. Son muchas horas en la pista, muchos cambios de superficie, muchos torneos en pista rápida y el desgaste se va acumulando un año tras otro. Es normal que uno explote y salga una lesión que te tenga apartado más tiempo de lo normal...
-¿Quién fue su rival más duro?
-Es difícil decir uno. Pero Hewitt ha sido uno de los más duros porque siempre le he tenido ahí.
-Ha compartido generación con cuatro nº 1: Federer, Roddick, Hewitt, Safin. ¿Cuál le impresionó más?
-El que más me impresiona es Federer. Jugando contra él sientes que él puede hacerlo todo y que a ti te falta un poquito. El único tenista que me ha hecho sentir inferior ha sido Federer.
-¿Y de qué tenista aprendió más?
-Me gustaba mucho la forma de hacer las cosas de Agassi. Luego apareció el libro famoso y empezó a decir trescientas mil millones de cosas… Pero por su actitud en pista, sus entrenamientos y su profesionalidad, me gustaba Agassi.



-¿Cuál fue su mejor partido?
-Uno de los partidos que mejor jugué fue el de semifinales del US Open 2003 contra Agassi. Además, ganar ese partido me dio el número uno. Fue un partido muy completo, con la pista llena, todo el mundo en contra, jugándome todo lo que me jugaba… e hice un partido a un nivel muy alto.
-¿Y ese que se le escapó y nunca olvidará?
-La final de la Copa Masters contra Hewitt. Al principio lo tenía muy cuesta arriba. Luego remonté dos sets y me puse por delante en el quinto. Ganar una Copa Masters hubiera sido algo muy bonito y lo tuve en la mano. Parecía que él estaba muerto y al final se me escapó un partido que nunca pensé que se me fuera a escapar.
-¿En qué ha cambiado en este tiempo respecto al chaval que fue campeón del mundo alevín e infantil?
-Pues evidentemente tengo muchísima más experiencia y sentido común. Aunque desarrollé tarde, lo hice bastante bien. Y en las ganas de luchar, evidentemente cambias. Con catorce años te comes el mundo y tienes mucha hambre. Ahora ves el mundo con una perspectiva diferente.
-¿Qué le ha dado el tenis que no le haya dado ninguna otra cosa?
-Lo mejor que me ha dado el tenis es la sensación de admiración y disfrute que despiertas en la gente cuando estás jugando bien. Esas sensaciones que ves en la gente. Es muy gratificante y no te lo da nada en el mundo…
-¿Ganaremos la Copa Davis?
-Puff… Es una eliminatoria complicada. Se juega fuera de casa y nos van a poner una pista súper rápida… Está difícil. Si fuera en casa, sería más optimista y te diría otra cosa. Son muy peligrosos en casa y son favoritos… Pero ya tenemos la experiencia de haber ganado una final fuera de casa y confío en que podamos acabar ganando.
-Y para colmo sin Nadal…
-Bueno, todo el año ha faltado Nadal y se han sacado las eliminatorias adelante. Así que ahora no sería muy correcto decir que si no ganamos es porque no está Nadal. Si al final viene Rafa, pues bienvenido sea. Pero no creo que tengamos que decir si se pierde que es porque ha faltado alguien.
-¿Cuál es límite de Nico Almagro?
-Me gustaría creer que puede tocar el top 5. Tiene potencial de sobra y juega bien en todas las superficies. A nivel mental puede dar un pasito para arriba y creerse que puede ganar a los tenistas con los que suele perder, que son los que están colocados del uno al siete. Contra esos le falta aún un poco de autoconvencerse de que los puede batir también.
-¿Y el de Tita Torró?
-Tita es aún muy joven y ha dado un estirón muy grande en los últimos tiempos. Ahora necesita un poco de tiempo para acostumbrarse al nivel de las chicas que están ahí arriba. El año que viene va a ser muy importante para tratar de meterse entre las treinta, cuarenta o cincuenta mejores del mundo. Me gustaría verla ahí.
-¿Se ha planteado viajar con alguno?
-Sí, me gustaría poderles acompañar a algún viaje. No demasiados porque ahora me va a ser un poco más complicado viajar, pero me gustaría acompañar a ambos.
-Oiga, como hombre de negocios… ¿cuál es tu receta para salir de la crisis?
-Buff… Creo que tenemos que luchar todos como animales. Hay que intentar sacar España adelante como sea. Toca currar muchas horas y apechugar. Hasta hace poco vivíamos todos muy cómodos, tal vez incluso por encima de nuestras posibilidades en muchos casos. Ahora vivimos tiempos muy duros y lo que queda es trabajar más y mejor que antes y tratar de recuperar un nivel que nos permita vivir a gusto. Aunque no sea el de antes…

  • Etiquetado en:
  • Más