Estás leyendo

Estambul es más que Isinbayeva

CARROS DE FUEGO

Un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Autor: Ángel Cruz

Estambul es más que Isinbayeva

La estrella de los Campeonatos Mundiales en pista cubierta que este fin de semana se celebran en Estambul es, sin ninguna duda, Yelena Isinbayeva. Por diversos motivos: por su carisma innegable, por su calidad como atleta, porque regresa casi del infierno y quiere subir a los cielos, porque hace cuatro años que no consigue una medalla de oro en una cita de alto nivel… Y porque es una gozada verla saltar.

Pero Estambul es más que Isinbayeva. En hombres, la capital turca nos va a deparar una pelea abierta por el título de hombre más rápido del mundo techo, nos va a ofrecer un mediofondo frenético, unos concursos extraordinarios… A propósito de la velocidad: en Estambul estará el británico Dwain Chambers, campeón vigente, que, curiosamente, puede quedarse fuera de los Juegos porque su país se empecina en no llevarle a Londres a causa de su dopaje de hace algún tiempo, saltándose a la torera la sentencia del TAS que anuló la llamada Ley Osaka.

Entre los grandes duelos me quedo con los 3.000 metros. Por un lado, el estadounidense Bernard Lagat; por otro, el británico Mo Farah. Los dos tienen en común, aparte de su calidad contrastada, su condición de inmigrantes: Lagat nació en Kenia y Farah en Somalia. Será un duelo espectacular, sin duda. No sé por quién apostar, la verdad. Y no descartemos que no venza ninguno de ellos…

En mujeres hay que seguir de cerca en los 60 metros a Veronica Campbell-Brown, una jamaicana fuerte y potente, con mucha clase. Una de las mejores velocistas mundiales de los últimos tiempos.

Pero el gran duelo estará en el pentatlón, entre la rusa Tatyana Chernova y la británica Jessica Ennis, aperitivo del que van a protagonizar en Londres, en casa de la segunda. Chernova es un auténtico portento, y con este comentario no quiero desmerecer a Ennis, ni mucho menos.

Y hago un paréntesis, poco después de que Dobrinska haya batido el récord mundial: esperábamos a Ennis y Chenova y llegó la ucraniana. En los próximos días os contaré cosas sobre ella. Es una atleta fantástica, desde luego. Es fácil decirlo cuando alguien ha batido la plusmarca universal...

Y atención a la altura, con Anna Chicherova (2,06 metros este año) amenazando el récord mundial de Kajsa Bergqvist (2,08). Y, por supuesto, Yelena Isinbayeva, porque aunque Estambul sea mucho más que ella, la zarina es la zarina. Y ha regresado para reinar de nuevo.