Estás leyendo

España ante los Mundiales de Estambul

CARROS DE FUEGO

Un blog sobre atletismo y todo lo que lo rodea: historia, competición, actualidad, debate... Todo lo que te interesa del atletismo y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Autor: Ángel Cruz

España ante los Mundiales de Estambul

España va a competir con veinte atletas en Estambul. Todos ellos son magníficos y han hecho méritos más que suficientes para estar allí, pero, me temo, que no podemos esperar que el medallero nos favorezca. España ha ganado a lo largo de los 25 años de vida de esta competición 28 medallas. No sabéis cuánto me gustaría equivocarme, pero creo que no vamos a sumar la 29. Y soy el primer interesado, aparte de los atletas, en que este pronóstico no se cumpla.

Hay que aclarar desde el principio que los Juegos Mundiales de París 1985 fueron eso, Juegos Mundiales, y en ningún caso Campeonatos del Mundo. Aquello fue un experimento de la IAAF para ver cómo funcionarían unos próximos Mundiales, el experimento fue positivo y esos Mundiales comenzaron su andadura en Indianápolis, dos años después.

En París alcanzaron medallas cuatro atletas que habían sido compañeros míos de Selección: Colomán Trabado y Benjamín González, oro y plata en 800 metros, y José Luis González y Javier Moracho, plata en 1.500 y 60 metros vallas. Cuatro espléndidos atletas. Fui compañero de habitación en los Juegos Olímpicos de Moscú de Moracho, que penó conmigo por la lesión que me impidió correr. Y, por desgracia, Benjamín (Benja, le llamábamos) ya no está entre nosotros, a causa de un accidente de montaña. Perdón por el inciso personal.

La mejor actuación española en los Mundiales tuvo lugar en Birmingham 2003, unos Campeonatos inolvidables en los que hubo una medalla de oro (Manolo Martínez en peso; cuatro de plata (Alberto García y Marta Domínguez en 3.000, Yago Lamela en longitud y Glory Alozie en 60 metros vallas) y una de bronce (Mayte Martínez en 800).

España siempre ha vuelto de los Mundiales con medallas al cuello de nuestros atletas, salvo en dos ediciones. París 1997 y Budapest 2004. Mucho me temo que en esta ocasión igualaremos a las capitales francesa y húngara… aunque quisiera, de todo corazón, equivocarme por completo.

Por cierto, que España es el país que más Mundiales ha celebrado: Sevilla 1991, Barcelona 1995 y Valencia 2008. En la ciudad levantina (¡que gran pista, por cierto!) fue campeona en pértiga Yelena Isinbayeva, que será la gran estrella en Estambul, el próximo fin de semana.

Mañana seguimos con los post premundialistas.