Estás leyendo

Benzema, Balón de Oro 2013

EL MUNDO DE RONCERO

El Madrid es mi razón de ser y la de millones de aficionados en todo el mundo. Cargamos una mochila maravillosa con 12 Copas de Europa y 33 Ligas. La vida sigue siendo blanca y bella...

Autor: Tomás Roncero

Benzema, Balón de Oro 2013

Benzema

Ya sé que para la votación del Balón de Oro del año 2012 no llega a tiempo. El próximo lunes está cantado que le darán a Messi su galardón en la Gala de Zúrich, pero si el premio llega a retrasarse un par de meses más me da que Benzema le hubiera roto la quiniela a más de uno. Lo de la explosión futbolística del delantero francés es digno de estudio. Siempre supimos de su talento y de su calidad técnica exquisita, pero lo importante es que ahora ha adquirido una confianza en sí mismo que le permite intentarlo todo con un descaro y un atrevimiento que es contagioso para sus compañeros. Hasta Higuaín parece disfrutar más del juego cuando al lado tiene a Karim, del que encima se ha hecho amigo personal (al fin y al cabo son franceses los dos, porque el Pipita nació en Brest). Los dos han fabricado una sociedad diabólica que aterroriza a los porteros rivales.

Benzema está a nivel de Balón de Oro, con todos mis respetos para Messi y Cristiano. Karim se asocia, improvisa paredes, tira caños, desmarques de espaldas a la defensa, controles orientados, sombreros y, si es necesario, suelta unos latigazos a la pelota que recuerdan al mejor Ronaldo Nazario, jugador que para Benzema fue ídolo en su niñez en los suburbios de Lyon. El 9 del Madrid se ha ganado el afecto y el respeto del Bernabéu, el de Mourinho y el de sus compañeros. De aquel lindo gatito sólo quedan las pestañas y las uñas afiladas. Ahora vemos un león que salta al campo con la fuerza de una manada. Su salida al campo ante el Málaga constituyó una revolución que dio pie a la ‘extásica’ remontada. El francés se divierte y eso se nota. Arriesga porque está seguro de salirse con la suya, sonríe cuando celebra sus goles y los de los compañeros, es un alma libre y un talento desatado que crece cada día que pasa. Que sí, señores, Que no me he vuelto loco. Que les insisto en que si sigue en esta progresión, en la Gala de Zúrich del año 2013 hay un montón de oro concentrado en un balón que tiene destinatario: KARIM BENZEMA.


  • Etiquetado en:
  • Más