Estás leyendo

En el Madrid ya se temían lo de Iturralde...

EL MUNDO DE RONCERO

El Madrid es mi razón de ser y la de millones de aficionados en todo el mundo. Cargamos una mochila maravillosa con 12 Copas de Europa y 33 Ligas. La vida sigue siendo blanca y bella...

Autor: Tomás Roncero

En el Madrid ya se temían lo de Iturralde...

Patada


Cuando se dieron a conocer los árbitros que iban a pitar esta jornada de Liga, hubo un nombramiento que no pasó inadvertido ni en la planta noble del Bernabéu ni en los vestuarios de Valdebebas. “Iturralde pitará el partido del Barça con el Sevilla. Se acabaron las quejas por el tema de los penaltis...”. Este mensaje y varios en esa línea corrieron como la pólvora. No hay que olvidar que si se hiciese una encuesta entre la afición blanca, el colegiado que con seguridad encabezaría la lista de los menos queridos sería Iturralde, al que se le considera “el árbitro de cámara del Barça”.


Perplejidad. Lo acontecido en el descuento del Camp Nou llamó mucho la atención en los cuatro puntos cardinales de la Casa Blanca. La facilidad para estirar el reloj en el descuento, el penalti pitado sobre Iniesta, en el que hasta el linier de Iturralde se lavó las manos, la expulsión de Kanouté sin preguntarse qué debió decirle Cesc para reaccionar así y, sobre todo, la acción final de la falta y la expulsión de Navarro.


“Ahí se le vio el plumero aIturralde. El jugador da al balón y lo normal es dejar seguir el juego. Pero encima que pita una falta peligrosísima, le expulsa a sabiendas de que así el Barça tenía una opción clara de gol por la inferioridad numérica del Sevilla para defender ese lanzamiento. Messi falló el penalti gracias a Varas y no había otra manera de echarles un cable. Parecía que no iba a pitar el fi nal hasta que marcase el Barça como fuera”.


Antecedentes. Lo de Iturralde y los recelos que despierta entre los merengues viene de lejos. Ostenta el récord de ser el árbitro que ha pitado más derrotas del Real Madrid en el Bernabéu (¡seis!). Además, en la Supercopa del año 2008, ante el Valencia, organizó en la vuelta del Bernabéu un descalzaperros al expulsar a Van der Vaart, antes del descanso, y a Van Nistelrooy, nada más empezar la segunda parte. El Madrid se quedó con nueve, pero un partidazo de Robben permitió a los blancos conquistar el título. Iturralde se fue abucheado del estadio...


Y nadie olvida lo que hizo en la noche aciaga del 5-0 en el Camp Nou. Con 2-0 (ver imagen), Valdés derribó claramente a Cristiano. Era la segunda amarilla del portero (o sea, que se iba a la calle) y quedaban 57 minutos de partido. Y analicen el cuadro adjunto. El Barça pierde con Iturralde un partido de cada ocho que le pita, y el Madrid ¡uno de cada tres! Al Barça le ha pitado sólo un penalti en contra y al Madrid seis. Y vean la diferencia en las expulsiones. Sin comentarios.