Estás leyendo

Un sainete en vez de una rueda de prensa

Un sainete en vez de una rueda de prensa

Blog

Me imagino la perplejidad de los medios extranjeros, tantos como había, venidos al humo del partido más importante que se puede ver. Se anunció que Mourinho no hablaría, se levantaron los periodistas españoles, habló Karanka, al que no habían venido a escuchar. Esa no es la imagen que el Madrid quiere exportar. El Madrid querría exportar una imagen como la que dio Guardiola: una conferencia de prensa sosegada, futbolera, respetuosa, instructiva.

¿Por qué fue lo de ayer? La justificación es que si Mourinho hubiese hablado se habría organizado en lío. Quizá. Alguien le hubiera preguntado por eso de ensayar con diez, por si acaso. Otra explicación es que como Guardiola había retrasado la conferencia de prensa para hablar el último Mourinho prefirió no hacerlo. Es igual. El problema es que la comunicación del club no está bajo control. Responde a los arrebatos de este hombre, magnífico entrenador, necesario para la reconstrucción del Madrid, pero al que habrá que convencer de que nada mejora porque él sea grosero. Es su único defecto, me parece que lo intenta controlar, pero está lejos de eso.

Va con él, dicen. Bueno, pues ayudémosle a corregirlo. No le ayuda en nada. Guardiola y Del Bosque han tenido éxito siendo medidos y educados, lo mismo que tantos otros antes de ellos.

Por cierto, muchos me preguntan por qué se quedó AS. Pues porque yo entendí que nosotros estamos para contar las cosas, simplemente. Espero que eso no incomode a nadie. A mí tampoco me incomoda que muchos otros (casi todos) se marcharan. Lo que me incomoda es la imagen que del Madrid habrán transmitido a sus países los colegas que, sin comerlo ni beberlo, se encontraron con que lo que esperaban fuera el santuario de un gran club resultó ser el corral de la Pacheca.