As de Espadas

as de espadas

as de espadas
torero con estoque

TOROS | FERIA DE SAN ISIDRO

Mansa y plomiza corrida de Pereda

Destacó la digna actitud del confirmante Iván Fandiño, que estuvo muy valiente y firme al peligroso sexto, que incluso le propinó una tremenda voltereta de la que salió indemne.

MUNDOTORO

Una mansa corrida de José Luis Pereda ha condicionado negativamente el lucimiento del sexto festejo de abono de la Feria de San Isidro, un espectáculo en el que ha destacado la digna actitud del confirmante Iván Fandiño, que ha estado muy valiente y firme al peligroso sexto, que incluso le propinó una tremenda voltereta de la que salió indemne, aunque posteriormente le hirió en el dorso de la mano derecha debiendo ir a la enfermería al término de su actuación. También destacó la disposición de Morenito de Aranda frente a un lote de escasas opciones, mientras que Antonio Ferrera quedó inédito.

El diestro vizcaíno se la ha jugado frente a un complicado toro que desarrolló sentido y que incluso volteó de manera espeluznante a Fandiño, que no volvió la cara y se plantó con firmeza de planta frente a su oponente, que lanzó un derrote en el dorso de la mano derecha del diestro resultando herido. Saludó una ovación como premio a su reconocimiento. Antes también saludó una ovación tras realizar una correcta faena instrumentando dos buenas tandas por el pitón derecho con temple y ligazón a un animal que fue largo por ese lado pero que no le dio opción por el izquierdo.

Morenito de Aranda toreó con solvencia y firmeza al tercero, un animal manso, deslucido y rebrincado, que protestó siempre en la muleta del burgalés, que logró dejar algunos detalles sueltos de buen trazo. Con el soso y manso quinto, el diestro volvió a demostrar su técnica ante un destartalado animal de grandes hechuras que fue remiso a su muleta. Completaba el cartel Antonio Ferrera, que trató de llevar muy metido en la muleta al segundo de La Dehesilla, un animal noble aunque sin transmisión, en una labor que no logró captar la atención del público, que incluso estuvo a la contra al final del trasteo. Con el flojo cuarto, un astado que tenía calidad pero que adoleció de fuerza, sólo pudo abreviar ante las protestas del público.

Estadísticas AS.com