Deporte y Vida

LESIONES

Crampones de ciudad, el éxito de las suelas antideslizantes

Filomena ha congelado calles por todas partes. Te contamos lo que debes saber de las suelas antideslizantes, cómo hacerte unas y por qué es el momento de sacar todo tu material de alta montaña.

suelas antideslizantes
Decathlon

El hielo es un peligro. Lo es en la alta montaña, donde se utilizan crampones, piolet y demás, y lo es en la ciudad, donde puede que ni siquiera llevemos el calzado adecuado. Es por eso que te vamos a enseñar a hacerte unos "crampones" de urgencia, y te vamos a enseñar las bondades de las suelas andideslizantes, que pueden convertirse en nuestras mejores amigas.

Los beneficios de las suelas antideslizantes

Todos. Nos lo cuenta a Deporte y Vida Juanjo Moya, experto en deportes de nieve en Decathlon España, "las suelas antideslizantes se han puesto de moda en Madrid gracias a la Gran Nevada, y es que son el mejor producto para evitar resbalones en la nieve y el hielo que aún permanece en las calles.

"Existen modelos sencillos, que se componen de una goma elástica ajustable a cualquier tipo de zapatilla o bota, no sólo de montaña, y que dispone de unos pequeños clavos en la suela para evitar deslizarse. Su uso está destinado para las ciudades nevadas o estaciones de esquí, donde suelen aparecer este tipo de placas de hielo o concentraciones de mucha nieve pisada, que es la que nos hace caernos", añade.

"Existen en varias tallas: S, válida para 36-38; M, válida para 38-40; L, válida para 41-44; XL, válida para 45-48), por lo que pueden usarlo un gran número de personas, incluidos niños con tallas a partir de la 36".

"La manera correcta de colocarlo es insertando primero la parte de la puntera, para después estirar la goma hasta calzarla en el talón", muy fácil y sencillo.

"Por otro lado, existen otras suelas antideslizantes más elaboradas, que nos permitirán, además de darles el mismo uso que a las anteriores, usarlas en la montaña y terrenos más escarpados, sin llegar a ser un producto de alta montaña. Este producto lleva unas mini puntas de acero, que se clavan en el hielo, evitando cualquier tipo de deslizamiento. Son válidas para cualquier tipo de zapatilla o bota, al igual que el anterior modelo, y generan un mejor agarre debido a las puntas de acero y al sistema de sujeción. Su uso está destinado a lugares nevados, bien sean ciudades de montaña con gran cantidad de nieve, estaciones de esquí o senderos nevados con pendientes ligeras (hasta 30 grados). Pueden usarse a partir de un 35 de pie, por lo que los niños también pueden usarlas", detalla.

"Para colocarlas correctamente, basta con introducir la puntera de la bota o zapatilla en el aro que indica FRONT, y estirar la goma hacia el talón. Dependiendo de la talla, las puntas quedarán más o menos colocadas en la suela, por lo que no hay que preocuparse de su efectividad. Para dejarlo fijado del todo, este modelo viene con una cinta de velcro que nos ayudará a darle la tensión perfecta para que no se mueva", que es la clave.

Crampones de alta montaña

Sí, es el momento de sacar todo tu material de alta montaña, ese que has usado tan poco pero que ahora es más necesario que nunca. Como este fisioterapeuta que recorrió más de 10 km con los crampones para atravesar la nieve y atender a sus pacientes en Aranjuez.