Deporte y Vida

SALUD

Sanidad retira un desodorante por la presencia de una bacteria

Los lotes 0707 y 0708 de Byly Bio roll-on han sido retirados del mercado por la AEMPS, dependiente del Ministerio de Sanidad, por riesgo de infección en el organismo.

Bily Bio roll-on
Bily

La alerta de Sanidad ha saltado esta mañana. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios comunicaba que se había encontrado una bacteria infecciosa en dos lotes, 0707 y 0708 de la marca Byly, concretamente en el producto Byly Bio desodorante dermo roll-on.

Rápidamente, la compañía informaba a los usuarios que quien tuviera este producto en casa se pusiera en contacto con ellos, por correo en el mail info@byly.com, o en el teléfono 93.729.48.48, para que les devolvieran el dinero. Así mismo, han procedido a retirar de los supermercados donde los lotes de producto estaban presentes toda la mercancía.

La bacteria: síntomas, dónde surge, infecciones que produce

El análisis ha detectado, según la propia compañía, "un resultado fuera de especificaciones a nivel microbiológico". Se trataría de labacteria Pseudomona aeruginosa. Las bacterias Pseudomonas, incluida la Pseudomonas aeruginosa, están presentes en el suelo y el agua en todo el planeta. Estas bacterias crecen en áreas húmedas, tales como fregaderos, lavabos, piscinas inadecuadamente cloradas y jacuzzis, y en soluciones antisépticas caducadas o inactivadas. En ocasiones, estas bacterias están presentes en las axilas y área genital de las personas sanas.

Las infecciones por Pseudomonas aeruginosa varían desde infecciones externas leves hasta enfermedades graves potencialmente mortales. Las infecciones son más frecuentes y suelen ser más graves en personas que estén debilitadas por ciertas enfermedades o trastornos graves, que sufran diabetes o fibrosis quística, se encuentren hospitalizadas, padezcan una enfermedad que debilite su sistema inmunitario, como la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), tomen medicamentos que inhiban el sistema inmunitario, como los utilizados para tratar el cáncer o para evitar el rechazo de órganos trasplantados.

Estas bacterias infectan la sangre, la piel, los huesos, los oídos, los ojos, el sistema urinario, las válvulas cardíacas y los pulmones, así como heridas (como quemaduras, lesiones o heridas quirúrgicas).

El uso de dispositivos médicos, como catéteres insertados en la vejiga o en una vena, tubos de respiración y ventiladores mecánicos, aumenta el riesgo de infecciones por Pseudomonas aeruginosa. Estas infecciones se adquieren habitualmente en los hospitales. En los hospitales, las bacterias a menudo se encuentran en los sumideros, las soluciones antisépticas y los recipientes utilizados para recoger la orina procedente de una sonda vesical.

La Pseudomonas aeruginosa es el factor causante de muchas infecciones. Entre ellas:

  • El oído de nadador (otitis externa). 
  • La otitis externa maligna es la infección del oído externo más grave. Los síntomas consisten en fiebre, pérdida auditiva, inflamación de los tejidos que rodean el oído infectado, fuerte dolor de oído, secreción maloliente por la oreja y daño neurológico. 
  • La foliculitis del jacuzzi o del baño caliente es otra infección externa leve. Las raíces del pelo (folículos) se infectan en las personas que utilizan el jacuzzi o los baños calientes, particularmente si estos no están suficientemente clorados. Pasar mucho tiempo en el agua ablanda los folículos, lo que facilita la invasión bacteriana. Aparece una erupción con prurito, con la formación de pequeños granos. Estos granos tienen una gota de pus en el centro. 
  • El ectima gangrenoso es una llaga cutánea que aparece en personas con una cantidad insuficiente de glóbulos blancos (neutropenia). El centro de la llaga es de color entre púrpura y negro y está rodeado por una banda de color rojo. Estas llagas suelen aparecer en zonas húmedas, como la axila o los genitales.
  • Las infecciones oculares causadas por esta bacteria pueden dañar la córnea, a menudo de forma permanente, ya que las enzimas producidas por las bacterias destruyen rápidamente el ojo. Las infecciones suelen estar causadas por lesiones, aunque también pueden producirse por la contaminación de las lentes de contacto o de la solución para lentes de contacto. 
  • Las infecciones de tejidos blandos incluyen las que se producen en músculos, tendones, ligamentos, grasa y piel. Estas infecciones pueden ocurrir en heridas punzantes profundas (por ejemplo, pisando un clavo). Las bacterias Pseudomonas también pueden infectar las úlceras de decúbito, las quemaduras y las heridas por lesión o quirúrgicas. Cuando estas bacterias crecen en apósitos, los vendajes adquieren color verde y huelen a hierba recién cortada. Los líquidos que fluyen de esas heridas suelen desprender un olor suave y afrutado.