Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Detectada salmonela en una marca de embutidos nacional

La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha suspendido la actividad de la empresa Embutidos Solà, donde se ha descubierto que sus fuet tenían salmonela.

embutidos sola
as.com

Embutidos Solá ha visto suspendida su actividad desde ayer, cuando se detectó salmonela en sus fuet. La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) ha ordenado este miércoles la suspensión cautelar de la actividad de elaboración de fuet/espetec a Embutidos Solà, SA, ubicada en Gurb (Barcelona), por la detección de salmonela en sus productos.

Así mismo, ha ordenado la retirada del mercado de todo el producto fuet/espetec elaborado por EMBUTIDOS SOLA SA (marcas sanitarias 10.12147/B y 10.01924/B) de cualquier lote, formato y presentación de los que tienen (150 gramos, 140 gramos, 175 gramos y 800 gramos, tanto unidades enteras como lonchado en envases de 125 gramos).

"Las autoridades sanitarias de control de alimentos de la ASPCAT comprobarán la retirada de los productos en los establecimientos catalanes implicados. A nivel del Estado Español se está gestionando la alerta a través del Sistema de Intercambió Rápido de Información (SCIRI)".

Se recomienda a las personas que tengan en su domicilio productos afectados por dicha alerta se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra. Con la información disponible no se ha confirmado en España ningún caso asociado a esta alerta, explican desde AESAN. 

Embutidos por toda Europa

Embutidos Solà distribuye también por toda Europa, en Francia, Bélgica, Estonia, Lituania, Reino Unido, República Checa y Andorra, y también en las comunidades autónomas de Cataluña, Aragón, Andalucía, Cantabria, Canarias, Castilla la Mancha, Madrid, Murcia, País Vasco y Valencia, donde se han retirado los lotes. 

Síntomas de la salmonelosis

Los síntomas más habituales de la salmonelosis suelen ser diarrea, vómitos, fiebre y dolor de cabeza, entre otros, y los efectos de la infección pueden ser más graves en niños pequeños y mujeres embarazadas, que deben hacerse un análisis de sangre previo para saber si pueden comer embutidos y carnes crudas. 

Las autoridades sanitarias informan de que si pasan siete días desde el consumo de este producto y no se han presentado síntomas, no es necesario acudir al médico.