Deporte y Vida

NUTRICIÓN

¿Cuáles son los peores aditivos alimentarios para la salud?

Su uso como emulsionantes, potenciadores del sabor, edulcorantes o conservantes está muy extendido y son ‘seguros’ en términos de consumo, lo que no significa que sean saludables.

aditivos alimentarios, nutrición, salud
as.com

“En primer lugar, que un aditivo sea ‘seguro’ no significa de ninguna manera que sea ‘saludable’. Lo de ‘seguro’ hace referencia a que no es tóxico y claro que está prohibido vender comestibles tóxicos. Sin embargo, es totalmente legal vender comestibles insanos que provocan enfermedades”.

Son palabras de Carlos Ríos, nutricionista que abandera desde hace tiempo el movimiento Realfooding, que está basado en el consumo de comida real, es decir, productos naturales, y en el destierro de los denominados alimentos ultraprocesados.

“Hoy en día, con el conocimiento disponible no existe evidencia de que a largo plazo sean totalmente inocuos y los daños en animales deberían mantenernos alerta para tomar el principio de precaución. Entender esto es clave para reducir la probabilidad de que errores cometidos en el pasado vuelvan a repetirse”, explica Ríos, que siempre mantiene una postura vigilante.

Suelo desconfiar de las autoridades de la alimentación porque fueron ellas mismas las que permitieron la adición de las grasas trans a productos, la publicidad de ultraprocesados dirigida a niños, la promoción de productos bajos en grasa y ricos en azúcares como si fueran saludables y otra serie de delitos contra la salud pública”, añade el nutricionista.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Carlos Ríos (@carlosriosq) el

Y en este sentido, Carlos Ríos hace un repaso a los principales aditivos que “En cuanto a los efectos controvertidos que relacionan a algunos de los aditivos como emulsionantes, surfactantes, potenciadores del sabor y conservantes con la obesidad parecen ser la inducción de la acumulación de grasa y la alteración de su metabolismo”, señala el experto para el que los edulcorantes merecen una mención aparte.

“En cuanto a los edulcorantes existen resultados inconsistentes. Estos resultados diferentes pueden estar ligados a conflictos de interés ya que parece ser que cuando las revisiones están financiadas los estudios que muestran resultados negativos tienden a no incluirse. Uno de los mayores riesgos de su uso puede vincularse a sus efectos sobre la dulzura que puede modular las preferencias; así como sus efectos sobre nuestra microbiota, incluso a dosis fisiológicamente alcanzables si se consumen habitualmente ultraprocesados”, indica Rios.

Otros aditivos alimentarios controvertidos

  • Emulsionantes: carboximetilcelulosa, dextrinas, P-80.
  • Colorantes: dióxido de titanio.
  • Surfactantes: DOSS y Span-80.
  • Antiaglomerantes: Sílice amorfa sintética.
  • Acidulantes: Fosfato disódico.
  • Conservantes: BHA, BHT y propionato.
  • Potenciadores: glutamato monosódico.