Deporte y Vida

SALUD

Cómo vivir más: las actividades físicas que aumentan hasta 10 años la esperanza de vida

Algunas modalidades deportivas con un marcado carácter social aumentan la posibilidad de vivir más años en comparación con otras prácticas más solitarias y, evidentemente, con hábitos sedentarios.

salud, deportes, longevidad, esperanza de vida, ejercicio físico
as.com

Si lo que quieres es vivir más y mejor, quizá debas plantearte jugar al tenis con cierta regularidad. Al menos es el principal hallazgo de un estudio epidemiológico centrado en la población danesa, que concluye que quienes practican determinadas modalidades deportivas con un marcado carácter social tienen una mayor esperanza de vida en comparación con personas sedentarias.

Una conclusión que en sí misma no supone ninguna sorpresa puesto que hacer ejercicio físico, independientemente del tipo, previene enfermedades de diversa índole y mejora la calidad de quienes lo incluyen como parte de un estilo de vida saludable. Unos beneficios de los que no pueden presumir aquellas personas que se pasan sentadas todo el día.

Pero donde realmente radica la novedad de este trabajo, publicado en ‘Mayo Clinic Proceedings’, es que la mejora en la esperanza también es sustancial incluso si se comparan la práctica de deportes ‘sociales’ con otras actividades físicas igualmente saludables pero a priori más solitarias como correr, nadar o montar en bicicleta.

Los investigadores, pertenecientes a diversas instituciones danesas y norteamericanas, utilizaron para su trabajo los datos recogidos en el denominado ‘Estudio del corazón de la ciudad de Copenhague’ (The Copenhagen City Heart Study), un ambicioso proyecto del que se valieron para analizar la actividad de 8.600 de los participantes que habían sido parte del estudio durante unos 25 años y que habían informado sobre su estilo de vida, información que incluía su experiencia en la práctica de alguno de los deportes más populares en Dinamarca.

Ejercicio físico y esperanza de vida

Como hemos comentado con anterioridad, el principal hallazgo fue que las personas que habían informado que casi nunca se ejercitaban tenían más probabilidades que las activas de morir en las décadas siguientes. Sin embargo, las asociaciones entre actividades físicas concretas y la esperanza de vida fueron más sorprendentes.

  • Tenis: vinculado a 9,7 años adicionales de vida.
  • Bádminton: vinculado a 6,2 años adicionales de vida.
  • Fútbol: vinculado a 4,7 años adicionales de vida.
  • Ciclismo: vinculado a 3,7 años adicionales de vida.
  • Natación: vinculado a 3,4 años adicionales de vida.
  • Correr: vinculado a 3,2 años adicionales de vida.
  • Calistenia: vinculado a 3,1 años adicionales de vida.

“Estar conectado con otras persas es importante”

A pesar de que se trata de un estudio observacional, es decir, no puede demostrarse causalidad, no es menos cierto que los deportes que involucran inherentemente más interacción social se asociaron conuna mayor longevidad, un hecho que merece una mayor investigación.

"Sabemos por otras investigaciones que el apoyo social proporciona mitigación del estrés por lo que estar con otras personas, jugar e interactuar con ellas, como cuando se pracican disciplinas que requieren un compañero o un equipo, probablemente tiene efectos psicológicos y fisiológicos únicos que amplifican los beneficios del ejercicio”, explica el Dr. James O'Keefe, cardiólogo y coautor del estudio.

"Aumentar la frecuencia cardíaca es importante para la salud. Pero parece que conectarse con otras personas también lo es", concluye el experto.