Deporte y Vida

SALUD

El error que no debes cometer si quieres adelgazar y no recuperar peso al poco tiempo

El ejercicio por excelencia, y el más recurrente, a la hora de ponerse en forma y adelgazar es correr, pero el entrenamiento cardiovascular no es suficiente para lograr el objetivo marcado.

ejercicio físico, fitness, quemar grasas, adelgazar, estado de forma, físico, salud, dieta, perder peso, actividad física, índice de masa corporal, IMC, dieta
as.com

Perder peso es la meta que persiguen no pocas personas ya sea por motivos estéticos o estrictamente relacionados con la salud, pero hay formas y formas de afrontar el reto y no todas son igualmente efectivas. Y la verdadera clave para lograr un cambio físico es la adherencia, que es la capacidad para seguir un plan de entrenamiento o de alimentación a lo largo del tiempo. Pero existen matices más allá de los aspectos relacionados con la dieta.

“A la hora de plantearse como meta quemar grasa y adelgazar, mucha gente comete un error bastante común. Lo importante es que la mayoría es consciente de que para lograr el objetivo es necesario incluir un poco de ejercicio físico. El problema es que lo primero que viene a la cabeza es correr, es decir, ejercicio cardiovascular”, asegura Sergio Peinado, licenciacio en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y entrenador personal.

Lo que no sigfifica que sea un mal punto de partida, aunque sí insuficiente. “Evidentemente es algo positivo porque es bueno para la salud y nos va a permitir quemar grasa, pero correr solo no basta. Hay una parte fundamental del entrenamiento que no debemos olvidar y que es la relativa al entrenamiento de fuerza. Hacer ejercicio cardiovascular no es la mejor manera de mantener la masa muscular que es a la postre de vital importancia para la pérdida de peso”, señala Peinado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sergio Peinado Trainer (@sergiopeinadotrainer) el

“¿Por qué? Básicamente para que la pérdida de grasa sea más eficiente. La ciencia ha demostrado que el entrenamiento de fuerza, que puede ser desde unas flexiones a unas sentadilas con peso o ejercicios en el gimnasio con pesas o máquinas, esto es, ejercicios que estimulen el músculo, ayuda a no recuperar el peso perdido. Lo interesante es complementar el entrenamiento cardiovascular con el de fuerza”, concluye el experto.

Eso sí, hay que armarse de paciencia ya que aunque desde un punto de vista fisiolólgico todo proceso de destrucción, en este caso de grasa, suele ser más sencillo que un proceso de construccuión (masa muscular), es posible que no obtengamos los resultados deseados, sobre todos en determinadas zonas como la abdominal, inmediatamente. De ahí la importancia de adherirnos tanto a un tipo de entrenamiento como a una dieta que no nos cueste trabajo mantener en el tiempo.