Deporte y Vida

SALUD

Proteínas de origen animal o vegetal: ¿cuáles son mejores para unos músculos fuertes?

Una investigación concluye que las proteínas de origen animal son más efectivas para construir músculo y prevenir el deterioro propio de la edad, aunque también pone en valor las de origen vegetal.

músculo, musculatura, proteína, nutrición, dietas, salud, fitness
as.com

No termina de haber consenso. Mientras proliferan los estudios a favor de las dietas basadas en plantas, no son menos los que abogan por el consumo de carne. Es el caso de una reciente investigación del King’s College de Londres presentada en la conferencia ‘Future Physiology 2020’.

En el evento, organizado por The Physiological Society, el trabajo liderado por el investigador Oliver Witard, conlcuye que gramo por gramo, las proteínas animales son más efectivas que las proteínas vegetales para construir y mantener la masa del músculo esquelético a medida que avanza la edad.

Si bien sabemos que las dietas basadas en plantas son beneficiosas para el medio ambiente y para algunos marcadores de salud, en realidad se desconoce su verdadera incidencia para mantener los músculos fuertes en las personas mayores. Un extremo sobre el que que la institución británica trata de arrojar luz.

Los científicos generalmente están de acuerdo en que el principal factor de la pérdida muscular con la edad, al menos en individuos sanos, es una reducción de las proteínas musculares que se construyen a partir de aminoácidos. Estos aminoácidos provienen de proteínas que comemos y también se forman cuando hacemos ejercicio.

Más cantidad de proteínas vegetales

Así, el trabajo liderado por Witard, que tomó como referencia las proteínas de soja y trigo, muestra que se necesita una dosis mayor de estas proteínas vegetales para lograr una respuesta comparable en la construcción de los músculos a la que producen las proteínas de origen animal.

“La transición de una dieta de proteínas de origen animal a una dieta de origen vegetal, sin ajustar la ingesta total de proteínas, probablemente sea perjudicial para la salud muscular durante el envejecimiento. Lo mejor es un enfoque más equilibrado y menos extremo para cambiar el comportamiento de la dieta, es decir, comer proteínas de origen animal y vegetal”, asegura el investigador.

"Lo mejor es un enfoque más equilibrado y menos extremo para cambiar el comportamiento de la dieta, es decir, comer proteínas de origen animal y vegetal"

Oliver Witard

Para llegar a esta conclusión, Witard y sus colegas realizaron estudios de laboratorio cuidadosamente controlados en voluntarios que implicaban la ingestión de proteínas de ambos tipos y su comparativa. Para evaluar los cambios en los músculos de los participantes, utilizaron varias técnicas, incluida la metodología de isótopos estables, muestras de sangre y biopsias del músculo esquelético con el objetivo de comprobar el desarrollo muscular.

Las vegetales, también son muy valiosas

Es importante reseñar que esta investigación solo ha comparado dos fuentes de proteínas de origen vegetal, la soja y el trigo, lo que a la postre puede suponer una limitación a la hora de extrapolar los resultados, aunque los expertos ya trabajan con avena, quinoa y maíz. No obstante, Witard no desmerece la calidad de la proteína vegetal

"Esta investigación desafía el amplio punto de vista de que las proteínas vegetales no ayudan a desarrollar los músculos tanto como las de origen animal al resaltar el potencial de fuentes alternativas de proteínas a base de plantas para mantener el tamaño y la calidad de los músculos que envejecen porque aportan un perfil complementario y completo de todos los aminoácidos esenciales”, concluye el investigador.