Deporte y Vida

Coronavirus

Cinco trucos para evitar el dolor de orejas por el uso de mascarillas

Las diademas, las vinchas o las hebillas de extensión son algunas alternativas para evitar la incomodidad al protegerse la nariz y la boca.

Cinco trucos para evitar el dolor de orejas por el uso de mascarillas
Mariscal EFE

La pandemia del coronavirus ha convertido a las mascarillas en una parte más del atuendo diario de todas las personas. En España, tras la caída del estado de alarma, el pasado 21 de junio, el Gobierno ordenó el uso de esos elementos de protección en todos los lugares donde no se pueda mantener la distancia de seguridad. Y en algunas regiones, los Gobiernos autonómicos han decretado su uso incluso donde se puede mantener la distancia (como en Cataluña, que tiene en la comarca de Segrià, en lleida, uno de los rebrotes más importantes del país).

Sin embargo, algunos tipos de mascarilla producen algunas molestias físicas, especialmente en las orejas, debido a la fricción de las gomas de las mascarillas. Para solucionar esas molestias, hay varias opciones, varias de las cuales se han popularizado en las redes sociales.

1. Elegir otras mascarillas. Aparte de las mascarillas desechables, de venta en las farmacias, que tienen gomas que se sostienen en las orejas, es posible comprar otras que, en cambio, están anudadas en la parte trasera de la cabeza.

2. Usar hebillas de extensión. Estos complementos plásticos pueden usarse con las mascarillas desechables, y permiten que, en lugar de sostenerse en las orejas, se sostengan en la hebilla, que se ubica detrás de la cabeza.

3. Usar una horquilla o un gancho. Es un truco bastante sencillo para el que sólo se necesitan dos ganchos u horquillas. Bastará con asegurar a ellas las gomas de la mascarilla antes de ajustar los ganchos al cabello para evitar el molesto contacto con las orejas.

4. Una vincha hecha con crochet. Funciona de manera similar a las hebillas de extensión, que ahora son reemplazadas por una banda de tela tejida, que se debe ubicar detrás de la cabeza, con un botón en cada extremo a los que se ajustará cada una de las gomas de la mascarilla.

5. Una diadema de pelo. Cumple una función parecida a la vincha mencionada: a una diadema de tela común basta con coserle un par de botones que queden ubicados en la parte trasera de las orejas para ajustar a ellos las gomas de las mascarillas.