Deporte y Vida

CONSEJOS

Trucos para limpiar los tupper de plástico de manchas de tomate... ¡hasta que brillen y no huelan!

Comer de tupper es una opción sencilla, barata, ecológica y hasta te permite llevar un control diario. Pero limpiarlos bien es más complejo, sobre todo si llevan salsas. Te contamos cómo hacerlo a la perfección.

tupper
as.com

La limpieza de los utensilios de comida no sólo es saludable, sino que te permite alargarles la vida. Y en el caso de los tupper mucho más. ¿Quién no tiene en casa un tupper de color naranja tras comer pasta con salsa de tomate? Ahí va a seguir por los siglos. 

Para limpiar bien los tuppers hay que seguir unas normas básicas sencillas, así evitarás no sólo manchas de salsas, sino que duren menos. Hablando de tuppers de plástico, claro, porque los de cristal son mucho mejores en ese sentido, y además no absorben olores, por si te planteas cambiar de materiales y reciclar los antiguos.

Cómo limpiar a la perfección un tupper

  • Limpia el tupper en cuanto acabes de comer. Como puedas, pero intenta limpiarlo. Ya sea en el baño, en un río, en la oficina, en una cocina improvisada... Dejar restos es totalmente perjudicial.
  • Evita los estropajos que dejen marcas, así evitarás que se queden después restos de comida. De la misma manera, al comer, evita cortar dentro del plástico para evitar esos surcos donde después costará mucho más limpiarlo.
  • Hay un truco casero si nada te funciona: añade dos cucharadas grandes de azúcar, cubriendo la base. Añades tu jabón de platos, el que uses, un buen chorro, y lo extiendes. Puedes optar por añadir también cubitos de hielo. Dejas reposar dos minutos, así se absorberá la grasa gracias al azúcar y al jabón. Tras esos dos minutos, ya puedes limpiar el tupper como siempre. ¡Brillante!
  • Bicarbonato, ya sea por salsas, cremas, mayonesa... hay muchas salsas y aliños que no salen nada bien, pues usando bicarbonato se irán hasta los olores. ¿Cómo? Frotas con el bicarbonato la base, dejas reposar un día, y al día siguiente estará como nuevo cuando lo laves.
  • El vinagre blanco de toda la vida, otro remedio casero que te puede ayudar. Lava con agua caliente, agrega el vinagre, deja reposar un ratito, y limpia de nuevo. Quedará perfecto. 
  • Otra opción es guardar el tupper una vez limpio con sal gorda, para evitar que ésta absorba algún resto de olor, evitando que se mezclan cuando lo vuelvas a usar, y también puede llegar a absorber cualquier resto que se haya quedado en las paredes o en la base del recipiente.