Deporte y Vida

CORONAVIRUS

La piel podría ser más susceptible al Sol este verano

El hecho de haber estado confinados durante tres meses sin apenas exposición a la luz solar podría provocar que la piel tenga más posibilidades de quemarse.

La piel podría ser más susceptible al Sol este verano
PIOTR NOWAK EFE

Los tres meses de confinamiento por la pandemia del coronavirus ya terminaron, pero sus consecuencias a medio-largo plazo podrían estar apareciendo en estos meses de verano. Durante la cuarentena, los expertos recomendaban tomar el Sol en periodos de 10-15 minutos para que el cuerpo produjera Vitamina D. Esta vitamina evita problemas óseos y se obtiene con la exposición solar y con la ingesta de algunos alimentos ricos en ella como el atún, salmón, lácteos...

La piel sufre las consecuencias del confinamiento

Sin embargo, muchas personas no tenían una terraza o un patio que permitiera tomar el Sol durante esos cortos periodos de tiempo. E incluso, aún teniéndolo, la piel no ha llegado a acostumbrarse a los rayos solares durante los meses de primavera.

Esta puede ser una de las causas por las que se tiene que tener especial cuidado este verano con la exposición de la piel al Sol en playas, piscinas o lugares acondicionados para esta actividad.

De hecho, el dermatólogo Fernando Alfageme, consultado por AS, asegura que una de las hipótesis de que podamos sufrir quemaduras más intensas y frecuentes este verano es que "la piel no se ha acondicionado progresivamente estos meses para la exposición". Eso sí, también apunta que "se trata de una hipótesis y que debiera ser confirmada epidemiológicamente".

El factor de protección solar recomendado

Hay que tener en cuenta que los expertos recomiendan utilizar crema de protección solar con un factor de protección (FPS) superior al 30, en la mayoría de los casos. Sin embargo, aún así, fuentes consultadas por este diario aseguran que se han quemado la piel durante estos primeros días de verano, a pesar de protegerse con crema solar con un FPS del 30.