Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Cuarentena y pareja: la idílica convivencia que puede volverse compleja

"Existen muchos mitos en torno al deseo sexual. Los acontecimientos externos juegan un papel fundamental haciendo que el sexo pase a un segundo plano".

psicologia cuarentena pareja
Ernesto Mastrascusa EFE

La pareja nunca es una ciencia exacta, y la cuarentena está poniendo en jaque no sólo al núcleo familiar, también a la pareja, ya vivan solos, en familia, con compañeros de piso. Mantener momentos de soledad, respetar los espacios, depende mucho de la confianza y los límites que se tengan marcados.

De la misma manera que el reparto de roles en casa, o cómo encontrar los momentos íntimos. Porque, ¿qué pasa con la líbido? "Las amenazas asociadas a la cuarentena, las preocupaciones económicas, el miedo al contagio o la presencia de los niños en casa, exigen cambios inminentes ante una nueva realidad. Todo ello activa nuestro sistema de supervivencia que dirige nuestros recursos mentales para adaptarnos mejor a la situación", nos cuentan a Deporte y Vida desde el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

Cuarentena y deseo sexual

"Existen muchos mitos en torno al deseo sexual, pero la realidad es que es algo cambiante y que no depende exclusivamente de nosotros. Los acontecimientos externos juegan un papel fundamental haciendo que el sexo pase a un segundo plano", añaden. "Mientras todo esto ocurre en nuestro organismo, las funciones menos implicadas en resolver los problemas externos se desactivan y aparece el estrés. Esta reacción resulta incompatible con otras tareas de nuestro organismo, como por ejemplo la reproductiva, produciendo así una disminución del deseo".

"Si la disminución de la libido resulta puntual las claves para recuperarla son: paciencia, normalización de esta experiencia, expresar con sinceridad a nuestra pareja en qué punto estamos y centrarnos en la amistad que nos une a esa persona, ya que será la mejor protección contra las emociones negativas", nos cuentan.

¿Es momento de aumentar la familia? 

"Tener un hijo conlleva profundos cambios en la pareja y en las dinámicas que hasta ahora la han hecho funcionar. Es un acontecimiento que casi siempre provoca una reorientación del sentido vital y en las cuestiones más prácticas del día a día. Encontrarnos encerrados debido a una pandemia mundial, puede ser un momento tan propicio como cualquier otro para tomar esa decisión, ya que todo depende del punto en el que se encuentre la pareja", nos explican. 

"Eso sí, antes de tomar esta decisión aseguraos de que os conocéis bien el uno al otro ya que cuanto más unidos estéis ahora, más fácil os resultarán los cambios estructurales que va a provocar el bebé en vuestras vidas. Puedes aprovechar el tiempo extra, que nos regala el confinamiento, para hablarlo con tu pareja y poner en común vuestras inquietudes. Y si ya lo tenéis claro, para abordar el tema de una manera más práctica", destacan.

Parejas recientes: otra realidad

"Las parejas incipientes están en una fase de conocimiento. En esta etapa buscamos pasar tiempo con el otro, hacer cosas en común y compartir experiencias. Si nos ha tocado pasar la cuarentena juntos, estamos de suerte: podemos aprovechar este contexto para descubrir cómo funcionamos en pareja. No te alarmes si surgen los primeros roces, ya que una pareja que funciona no es aquella que no discute, sino la que impide que sus pensamientos o sentimientos negativos sobre el compañero ahoguen los positivos", resaltan. "De cualquier forma, podemos enfocar esta cuarentena como una situación excepcional que nos da la oportunidad de crecer juntos".