Deporte y Vida

SALUD

Alergias y coronavirus: lo que debes saber en primavera

Aun sin existir evidencia en el momento actual, es posible que como todo cuadro viral sea capaz de aumentar los síntomas de urticaria en pacientes con urticaria crónica.

alergias
as.com

La primavera es uno de los periodos alérgicos más fuertes que inciden en gran parte de la población. En plena pandemia del coronavirus, ¿se pueden ver afectados de manera más intensa los alérgicos? No hay aún datos exactos, pero sí es verdad que el toser, estornudar, tocarse más la cara, tener que tener pañuelos cerca constantemente, puede hacer que sean pacientes más sensibles.

Según el alergólogo Tito Rodríguez, para evitar precisamente que el contagio por coronavirus les afecte más, es claro, "no se ha producido ninguna recomendación al respecto por ninguna de las grandes sociedades de alergia, y en mi opinión dudo que se produzca. Aun sin existir evidencia en el momento actual, es posible que como todo cuadro viral sea capaz de aumentar los síntomas de urticaria en pacientes con urticaria crónica. La Academia Americana de Alergia e Inmunología Clínica específicamente recomienda el uso de la telemedicina para evitar contagios innecesarios".

Coronavirus y alergias

Rodríguez es claro, "no existe evidencia científica de que los pacientes alérgicos tengan mayor riesgo de contraer el COVID-19. Han de seguir los cuidados generales expresados por las autoridades sanitarias, en especial el lavado de manos, disminuir las relaciones interpersonales innecesarias, evitar el contacto con las personas que tengan síntomas de infección respiratoria (por leve que sea) y usar mascarilla si precisasen frecuentar zonas de mayor riesgo como centros sanitarios o urgencias".

Pero es que además hay un gran porcentaje de pacientes sin síntomas (especialmente niños) que pueden contagiar la enfermedad, por lo que extremar el cuidado si tienen contacto con personas mayores o con problemas respiratorios es clave para todos, y también para los alérgicos.

La rinitis alérgica: ¿puede confundirse con el Covid-19?

La rinitis alérgica se caracterizada por picor nasal, congestión, goteo nasal y estornudos que pueden ir acompañadas de lagrimeo y picor ocular. Se diferenciará de la infección por COVID-19 por la presencia de picor y la ausencia de fiebre salvo en casos de sinusitis acompañante, así como por el empeoramiento en espacios abiertos cuando ésta es debida a pólenes y la rápida mejora con antihistamínicos entre 30 y 120 minutos. La presencia de síntomas tanto de COVID-19 como de rinitis alérgica puede indicar la coexistencia de ambas enfermedades.

Asma alérgica

Al exponerse a una infección viral, incluyendo COVID-19, las personas asmáticas no sólo están más predispuestas a contraer la infección, sino que además la infección puede producir una reacción inflamatoria más severa que en la población general produciendo así síntomas de asma más frecuentes y severos que en otros pacientes.

Dicho esto, y aún sin existir estudios con un número de pacientes suficientes como para sacar conclusiones al respecto en el momento de escribir este texto, existe un riesgo teórico de que los pacientes asmáticos presenten síntomas más graves ante la infección del COVID-19.

De hecho, ayer fallecía en Castilla-La Mancha una doctora de 28 años que estuvo en contacto directo con pacientes con Covid-19. Era asmática, y no superó la infección.

Cómo evitar las alergias

Si ya tiene pautada una vacuna, siga su tratamiento. Además, lo mejor que puede hacer es hacer que las vías respiratorias se comporten de la manera más similar posible a la población general. "Si a usted le han pautado corticoides inhalados tanto de forma continuada como de forma añadida al tratamiento, ante una crisis asmática deberá cumplir el tratamiento de forma estricta y en las dosis pautadas durante el periodo de alto riesgo de infección por COVID-19, pudiendo volver a tomarlos de forma añadida al tratamiento ante una crisis sólo cuando dicho periodo se de por terminado".