Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Cómo vivir el duelo cuando no puedes ni acercarte

Perder a un ser querido por la pandemia de coronavirus es el doble de duro: no puedes acercarte cuando están enfermos ni puedes despedirte cuando se produce el final.

papa urbi et orbi
GUGLIELMO MANGIAPANE REUTERS

Según el Ministerio de Sanidad, los fallecidos en España a causa del COVID-19 son ya más de 5.690. Un dato para el que no hay palabras y que esconde además un doble duelo, el de no poder decir adiós, el de no poder acercarte.

¿Cómo sobrellevar un duelo en este momento? Preguntamos para Deporte y Vida a Pilar Conde, psicóloga y Directora Técnica de Clínicas Origen. "El duelo es un proceso adaptativo que experimentamos las personas tras sufrir una pérdida; culmina cuando las personas se permiten vivir su propia vida: vuelven a recuperar su estabilidad emocional, afectadas por dicha pérdida, pero acordándose y dándole un espacio a esa persona en su día a día", nos cuenta.

Las fases del duelo

"Elisabeth Kübler - Ross estableció que las fases de un proceso de duelo son 5 fases (negación, ira, negociación, depresión y aceptación). En el momento actual, los duelos a los que España se está enfrentando tienen una dificultad añadida, dado que los familiares, amigos de las personas fallecidas -ya sea por fallecimiento por coronavirus u otras causas- no están pudiendo despedirse de la manera establecida en nuestra cultura, lo que hace que los rituales de despedida, tan importantes en el proceso de duelo no se estén pudiendo realizar.

Por eso, en estos momentos, las emociones que pueden estar teniendo amigos y familiares de personas fallecidas van desde la tristeza, culpa, enfado, impotencia, frustración... "no han podido acompañar a sus seres queridos en su última etapa y tampoco pueden despedir a sus seres queridos de la manera que éstos se merecían. Esto es un paso crucial para sentir que lo que nos quedamos le hemos dado un adiós como se merecía y que hemos estado con la persona", especifica.

Rituales que nos pueden ayudar

"Cuando todo esto pase, podremos realizar las despedidas a las personas que han fallecido como se merecían. Mientras esta situación continúe, las personas podemos realizar pequeños rituales de manera individual o familiar, se puede hacer desde cartas, vídeos, audios, que aunque no los enviemos nos ayudarán a expresar lo que sentíamos por esa persona y darles nuestro pequeño homenaje. También compartirlos con sus seres queridos puede ayudar, para que vean que había muchas personas a su alrededor que le querían y valoraban", destaca.

Sentimientos imposibles de evitar

"Sentir culpa o rabia por no haber podido estar es entendible, pero la realidad es que la situación actual no lo permite, dado que supondría un riesgo no solo para nosotros sino para las personas a nuestro alrededor, e incluso para las personas que se encuentran en los hospitales. Por lo que, aunque duela, hay que aceptar que no podríamos actuar de una manera diferente para cuidar y proteger a los demás.