Deporte y Vida

CORONAVIRUS

Civetas, murciélagos y serpientes: qué animales están relacionados con el coronavirus

El virus del SRAS, transmitido por los animales, puso de manifiesto hace 17 años el peligro que entraña el comercio de ejemplares salvajes, una práctica extendida que representa un riesgo importante para la salud humana.

animales salvajes, coronavirus, civeta, murciñelago, wuhan
STR AFP

Las autoridades chinas han decretado la prohibición de todo comercio con animales salvajes en el país para evitar el contagio del coronavirus 2019-nCoV. Una restricción que tiene efecto inmediato y estará en vigor hasta que la epidemia se dé por concluida. De este modo, mercados, supermercados, restaurantes y comercio electrónico, no podrán ni servir ni vender animales salvajes para consumo humano.

Estas medidas responden a las conclusiones extraidas del estudio de la distribución geográfica de los casos de contagio, que apuntan a Wuhan y a una estrecha relación entre el brote y la venta ilegal de animales salvajes en un mercado en el que se comercializaban, entre otros, murciélagos, serpientes, ratas, zorros, ranas, cocodrilos, cachorros de lobo, salamandras gigantes o civetas.

Precisamente, el virus del SRAS, atribuido a la carne de civeta, un pequeño mamífero carnívoro, aunque con origen en los murciélagos, puso de manifiesto hace 17 años el peligro que entraña el comercio de ejemplares salvajes, una práctica muy extendida que, según los científicos, representa un riesgo importante para la salud humana, como lo demuestra la aparición de un nuevo coronavirus en China.

Un estudio, publicado en la revista ‘Science China Life Sciences’, patrocinado por la Academia China de Ciencias de Pekín, analizó las relaciones entre la nueva cepa y otros virus. Descubrió que el coronavirus que surgió en la ciudad de Wuhan estaba estrechamente relacionadotambién con una cepa que existe en los murciélagos.

"El hecho de que los murciélagos sean los huéspedes nativos del Wuhan CoV (coronavirus) sería el razonamiento lógico y conveniente, aunque sigue siendo probable que haya huéspedes intermedios en la cascada de transmisión de murciélagos a humanos", señalaron los investigadores.

Ese estudio no especuló sobre qué animal podría haber sido un "huésped intermedio", pero un segundo estudio publicado en el ‘Journal of Medical Virology’ identifica a las serpientes como el posible culpable, aunque no está del todo claro y no se descarta que el virus surgiera de otros animales vendidos en el mercado. Lo único cierto es que parece claro el origen apunta ditrectamente a los murciélagos.

Origen animal de varias infecciones

La civeta -un carnívoro pequeño- en cuanto al SRAS, que causó cientos de muertos en China y Hong Kong en 2002-2003.

El murciélago respecto al Ébola.

El mono está en el origen del VIH (virus del Sida).

La carne de ave y de ganado pueden estar en el origen de enfermedades como la de Creutzfeldt-Jakob o la gripe aviar.

Los expertos abogan reducir el consumo de estos animales que, si bien no tiene por qué ser peligroso necesariamente, pues la mayoría de los virus mueren cuando el portador fallece, se pueden transmitir elementos patógenos a los humanos durante su captura, transporte o sacrificio, sobre todo si se realizan en condiciones sanitarias precarias o sin equipos de protección como parece ser el caso del coronavirus de Wuhan.