Deporte y Vida

SALUD

Ana de Armas: el cambio de sonrisa de la nueva chica Bond

La actriz cubana ha optado por tres tratamientos (ortodoncia, blanqueamiento y carillas) para mejorar su salud bucodental y su imagen en las pantallas.

Ana de Armas en el año 2019 (i) y cuando era protagonista de 'El internado'.

Muchas cosas han cambiado en la vida de Ana de Armas. Aquella joven cubana que conoció España con 16 años para hacer sus primeros papeles en el cine ha pasado a ser un rostro conocido en Hollywood. Gracias a su papel en el relanzamiento de Blade Runner y su inminente participación en el universo de James Bond va a aparecer en todos los carteles. ¿Ha cambiado Ana de Armas con su paso a Estados Unidos? En lo que se refiere a su sonrisa, sí.

 "Con las fotos de cuando empezó el cambio es muy evidente. Había mucho apiñamiento, los dientes muy montados, muy oscuros... hacia dentro. Con una foto del antes y el después seguro que es muy evidente para un profesional que se ha hecho un tratamiento, pero para cualquiera también", explica la ortodoncista Patricia Bratos. No habría resultado fácil para la artista de abuelos españoles hacer que esta mejora pasada desapercibida, pues desde que debutara con 16 años en 'Una rosa de Francia' (2006) ha pasado toda su vida ante las cámaras. Fue estrella adolescente con la serie 'El internado', creció con 'Por un puñado de besos' y ahora que es treintañera alterna todo tipo de producciones en Estados Unidos gracias a su esfuerzo durante su estancia en Los Ángeles.

¿Cuántos cambios hubo en la dentadura de Ana de Armas? Según Patricia Bratos, han sido  tres incuestionables. "Lo normal es que se hubiera hecho una ortodoncia, que es el allanamiento en los dientes; la colocación de la mordida y el posicionamiento, porque tenía muchos giros y mucho apiñamiento. Luego, es probable que se hiciera un blanqueamiento para aclarar el color de base. Y, en tercer lugar,lleva carillas. Se ve por la forma del diente, que son unas láminas finitas que se colocan para devolver la forma y mejorar la estética del diente. Se ha hecho varios tratamientos combinados, seguro", ilustra la especialista. El blanqueamiento se hizo necesario porque al colocarse carillas se habrían visto esas zonas oscuras de los dientes provocadas por el apiñamiento.

Un año para la nueva sonrisa

El cambio de sonrisa debió producirse en el paso de España a Estados Unidos. Para cuando debutó en América con Keanu Reeves en 'Toc Toc' (2015) ya había una modificación perceptible en su boca. "Mientras posaba frente a las cámaras, pudimos apreciar cómo sus dientes ya estaban completamente alineados", recuerda la doctora. "La ortodoncia es un proceso que lleva tiempo, tiene un ligamiento y está el metabolismo en las células. Un tratamiento corto es un año mínimo para mover los dientes", aclara Bratos.

Para el resto de mejoras en la dentadura hay posibilidad de mayor rapidez o de ser apenas imperceptible para los no expertos. "Un blanqueamiento puede durar un mes y unas carillas en cuestión de dos semanas pueden estar colocadas. Durante el evento Comic-Con de 2017, la actriz lucía unos dientes brillantes e impolutos, resultado de haberse colocado carillas dentales", apunta la experta.

Puede que incluso en algunos rodajes todavía estuviera en fase de mejora. "Ahora para hacerse ortodoncia hay alineadores transparentes, 'brackets' que van poder detrás, tratamientos muy invisibles. No se nota nada, algunos actores lo llevan", revela la cofundadora de la clínica dental Ferrus & Bratos.

Un cambio para mejorar la salud

Aunque el factor estético es importante en la carrera de las actrices, la doctora asegura que es un proceso que habría recomendado a cualquier persona. "La ortodoncia es beneficiosa porque reduce el sarro y la caries aparte del aspecto estético. El blanqueamiento es inocuo y las carillas protegen el diente. Es algo que le va a generar salud aparte del impacto estético, que es muy grande", sostiene Bratos.

El apiñamiento habría evolucionado hasta causar efectos perjudiciales para la salud de la actriz. “En primer lugar, genera tensiones mandibulares que son innecesarias, pues hace que las piezas dentales no encajen como debieran. Por ello, no es extraño experimentar dolores habituales de cabeza o en el cuello. Además, el hecho de que el encaje de ambas arcadas no sea el adecuado, origina problemas de desgaste dental. Con ello, los dientes se vuelven menos resistentes y, por ende, más propensos a fracturarse”, indica la especialista.

El caso de la oscuridad en los dientes va más allá de la imagen que puede dar un personaje público. “Cuando la posición de un diente tapa parcialmente a otro, la higiene bucodental diaria se complica. Por eso, ni el cepillo ni el hilo dental llegan a los recovecos de la boca donde se acumulan más restos de bacterias y sarro”, recuerda la doctora.

Gracias a los cambios en sus dientes, Ana de Armas no es la misma que evitaba abrir demasiado la boca en 'El internado'. Ahora luce en cada estreno, presentación y seguramente que llamará la atención con su encarnación de Marilyn Monroe en 'Blonde'. Para cuando sea chica Bond ya no habrá ninguna duda de que tiene una mejor sonrisa y una mejor salud dental.