Deporte y Vida

SALUD

Quercetina: el flavonoide presente en frutas y verduras que combate la hipertensión arterial

Se trata de un pigmento vegetal presente en cebollas o manzanas, entre otras frutas y verduras, que puede reducir significativamente la presión arterial alta en pacientes que padecen enfermedades cardiovasculares.

quercetina, salud, flavonoide, verduras, frutas, hipertensión arterial
as.com

Un nuevo estudio a cargo de investigadores del Dongguan Shilong People's Hospital, perteneciente a la Southern Medical University (China) concluye que la ingesta de quercetina, un flavonoide presenten en las frutas y las verduras, especialmente en la cebolla, puede reducir significativamente la presión arterial alta en pacientes que padecen enfermedades cardiovasculares.

El objetivo de esta revisión sistemática, publicada en la revista 'Nutrition Reviews', fue resumir la evidencia de los efectos de la suplementación con quercetina en los perfiles de lípidos en plasma, presión arterial (PA) y niveles de glucosa en humanos mediante la realización de un metanálisis de ensayos controlados aleatorios.

En el trabajo de los investigadores chinos se analizaron 17 estudios que incluían un total de 886 participantes par tratar de determinar las bondades de la quercetina, un pigmento vegetal que se encuentra comúnmente en muchas plantas y alimentos, como las cebollas, el té, las manzanas o el vino tinto.

Quercetina: resultados de la investigación

  • La administración de quercetina redujo notablemente la presión arterial sistólica.
  • Los participantes que consumieron quercetina durante ocho semanas o más mostraron niveles significativamente modificados de colesterol de lipoproteínas de alta densidad.
  • La quercetina, sin embargo, no influyó notablemente en el colesterol total, ni alteró significativamente las concentraciones de glucosa en sangre en ayunas.
  • No se encontró tampoco que la quercetina causara eventos adversos graves en ninguno de los estudios incluidos.
  • Una disminución de la presión arterial de más de 10 mmHg reduce el riesgo cardiovascular en un 50% para la insuficiencia cardíaca, entre un 35% y un 40% para el accidente cerebrovascular y aproximadamente del 20% al 25% para el infarto de miocardio.

Por todo ello, los investigadores, una vez comprobados los efectos favorables de la quercetina en la presión arterial para combatir la hipertensión arterial, respaldan el uso de quercetina para pacientes con esta patología crónica.