Deporte y Vida

NUTRICIÓN

El consumo diario de nueces mejora la salud intestinal y la cardiovascular

El consumo habitual de nueces, unos 50 gramos al día, dentro de una dieta saludable, ayuda a mejorar la salud cardiovascular ya que favorece la presencia de bacterias intestinales beneficiosas.

frutos secos, nuez, nuces, salud cardiovascular, salud intestinal
as.com

Las nueces no solo pueden ser un tentenpié sabroso, sino que también pueden promover bacterias beneficiosas para el intestino. Al menos es lo que sugiere una nueva investigación de Penn State (EEUU), que concluye que estas bacterias podrían contribuir enromemente a la capcidad que se le atribuye a las nueces en relación a la salud cardiovascular a los beneficios para la salud del corazón de las nueces.

En un ensayo aleatorizado y controlado, los investigadores descubrieron que comer nueces diariamente como parte de una dieta saludable se asociaba con aumentos en ciertas bacterias que pueden ayudar a promover la salud. Además, esos cambios en las bacterias intestinales se asociaron con mejoras en algunos factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Kristina Petersen, profesora asistente de investigación en Penn State, dijo que el estudio, publicado recientemente en ‘The Journal of Nutrition’, aboga por introducir las nueces como parte de una dieta saludable. "Reemplazar un tentenpié habitual, especialmente si es poco saludable, por nueces es un pequeño pero importante cambio para mejorar la dieta. La evidencia muestra que pequeñas mejoras en la dieta benefician enormemente la salud. Comer 50 gramos de nueces al día como parte de una dieta saludable podría ser una buena manera de mejorar la salud intestinal y reducir el riesgo de enfermedades del corazón", explica Petersen.

Investigaciones anteriores han demostrado que las nueces, cuando se combinan con una dieta baja en grasas saturadas, pueden tener beneficios saludables para el corazón. Por ejemplo, se ha comprobado que comer nueces enteras diariamente reduce los niveles de colesterol y la presión arterial. De igual forma, los cambios en las bacterias en el tracto gastrointestinal, también conocido como el microbioma intestinal, pueden ayudar a explicar los beneficios cardiovasculares de las nueces.

"Se está trabajando mucho en la salud intestinal y cómo afecta la salud en general. De este modo, además de analizar factores como los lípidos y las lipoproteínas, queríamos analizar la salud intestinal. También queríamos ver si los cambios en la salud intestinal con el consumo de nueces estaban relacionados con mejoras en los factores de riesgo de enfermedad cardíaca", añade Penny Kris-Etherton, reputada profesora de nutrición en Penn State.

Cracterísticas de la investigación sobre las nueces

Para el estudio, los investigadores reclutaron a 42 participantes con sobrepeso u obesidad que tenían entre 30 y 65 años. Antes de que comenzara el estudio, los participantes recibieron una dieta estadounidense durante dos semanas para ser asignados posteriormente a una de las tres dietas del estudio de forma aleatoria, que incluían menos grasas saturadas que la dieta preparada.

  • Una de las dietas incorporaba nueces enteras.
  • Otra dieta que incluía la misma cantidad de ácido alfa-linolénico (ALA) y ácidos grasos poliinsaturados sin nueces.
  • La tecera dieta, también sin nueces, sustituía parcialmente el ácido oleico (otro ácido graso) por la misma cantidad de ALA que se encuentra en nueces.
  • En las tres dietas, las nueces o los aceites vegetales reemplazaron las grasas saturadas, y todos los participantes siguieron cada dieta durante seis semanas con un descanso entre los períodos de dieta
  • Para analizar las bacterias en el tracto gastrointestinal, los investigadores recolectaron muestras fecales 72 horas antes de que los participantes terminaran la dieta de preparación y cada uno de los tres períodos de dieta de estudio.

"La dieta de nueces enriqueció una serie de bacterias intestinales que se han asociado con beneficios para la salud en el pasado. Una de ellos es la Roseburia, que se ha asociado con la protección del revestimiento intestinal. También vimos enriquecimiento en Eubacteria eligens y Butyricicoccus", explica Petersen.

Además, un mayor número de Lachnospiraceae se asoció con mayores reducciones en la presión arterial, el colesterol total y el colesterol no HDL. No hubo correlaciones significativas entre las bacterias enriquecidas y los factores de riesgo de enfermedad cardíaca después de las otras dos dietas.

"Los hallazgos se suman a lo que sabemos sobre los beneficios para la salud de las nueces, esta vez avanzando hacia sus efectos sobre la salud intestinal. El estudio nos da pistas de que los frutos secos pueden cambiar la salud intestinal, y ahora estamos interesados en expandir eso y analizar cómo puede afectar los niveles de azúcar en la sangre", concluye Kris-Etherton.