Deporte y Vida

CAMBIO FÍSICO

Hulk ya es historia: la transformación física de Mark Ruffalo

El actor, famoso por interpretar a Bruce Banner en el Universo Marvel, ha cambiado totalmente de registro y podremos verle entrado en kilos en sus últimos dos proyectos: ‘Aguas oscuras’ y 'I know this much is true'.

Mark Ruffalo, hulk, bruce banner, dieta, ejercicio físico, engordar, ganar peso
Amy Sussman AFP

La carrera de Mark Ruffalo (52) está salpicada de grandes éxitos. Cierto es que se ha quedado a las puertas de lograr un gran reconocimiento (tres nominaciones a los Oscar y cuatro a los Globos de Oro), pero tanto la crítica como el gran público le adoran más allá de su faceta de superhéroe (Bruce Banner, Hulk) en las películas del Universo Marvel. Y es que cintas como Los niños están bien (2010), Foxcatcher (2014) o la aclamada Spotlight (2015) le han otorgado el estatus de estrella por derecho propio.

Pero la trayectoria de Mark Ruffalo no ha sido un camino de rosas precisamente. Su vida privada, sobre todo antes de aprovechar su oportunidad en el mundo del cine, ha estado salpicada por algunos dramas familiares y personales que han demostrado la capacidad de resilencia y las ganas de salir adelante una persona que ha debido superar muchos obstáculos.

Mark Ruffalo: dislexia, TDAH y depresión

El actor fue diagnosticado en su juventud de dislexia, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y depresión. Un panorama sobre el que Ruffalo habla sin tapujos. “Me diagnosticaron dislexia, TDAH y depresión en mi juventud y una de las cosas que fue realmente difícil de afrontar para mi fue la escuela. Me sentía extraño, único y raro, y tenía la sensación de que no encajaba en ningún sitio. Le diría a mi yo mayor ahora o a mi yo joven entonces que existe ayuda y formas de lidiar con todo ello para manejarlo y superarlos”, explicaba el actor en un video compartido con la asociación Child Mind Institute con la que colabora.

De hecho, Ruffalo reveló con el tiempo que sufría distimia. "Sufro distimia. Es una depresión prolongada y de bajo grado crónica. He estado luchando con eso toda mi vida. Es como una depresión de bajo grado que simplemente se está ejecutando todo el tiempo en segundo plano", explicó el actor en una entrevista a Observer. Un estdo que en alguna ocasión ha provocado que se haya sentido “casi listo para saltar de un puente”.

Y por si fuera poco, en 2001 le detectaron un tumor cerebral (lo había soñado previamente), benigno afortunadamente, que requirió de una intervención quirúrgica que le produjo parálisis facial y la pérdida momentánea de audición en el oído izquierdo, aunque el actor con el tiempo recuperó la movilidad y pudo retomar su carrera. El suicidio de su mejor amigo o la muerte en extrañas circunstancias de su hermano en 2008 son otros episodios oscuro de su biografía.

"Cuando te estás alimentando a la fuerza, parte del romance con la comida se pierde"

Mark Ruffalo

Mark Ruffalo ahora es fofisano

Pero en la actualidad Mark Ruffalo vive probablemente uno de sus mejores momentos, aunque una vez se ha deshecho de su ‘traje’ de superhéroe, el actor se ha visto en la tesitura de tener que engordar casi 15 kilos para dar vida a sus últimos personajes. Por un lado, a un abogado que se enfrenta a un drama medioambiental en Aguas Oscuras, y por otro a unos hermanos gemelos, personajes basados en una un novela de Wally Lamb y que HBO ha convertido en serie (I know this much is true), que se estrenará en abril.

Precisamente, Ruffalo ha hablado sobre el rodaje de la serie, que ha supuesto un verdadero reto para él en todos los aspectos al tener que encarnar a dos hermanos tan diferentes ya que uno de ellos sufre esquizofrenia. "No queríamos que fuera como si me pusiera una peluca y rodara la misma escena el mismo día, así que nos tomamos seis semanas de descanso para diferenciar realmente a estos dos personajes".

Ver esta publicación en Instagram

A little taste of “I Know This Much is True” coming to @HBO this April!

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

"Y Thomas -uno de los hermanos- está tomando medicamentos, estabilizadores del ánimo y antipsicóticos. Mucha gente engorda debido a la medicación. Esas semanas fueron realmente solitarias. Subir de peso para Thomas fue realmente desafiante. No esperaba que lo fuera. Pensé que iba a pasar un buen rato haciendo eso, pero cuando te estás alimentando a la fuerza, parte del romance con la comida se pierde", explicaba el actor.

El actor ha admitido de hecho que estaba "realmente asustado" por el papel porque quería representar las luchas de una persona esquizofrénica honestamente y con precisión, por lo que sintió mucha "responsabilidad", aunque a buen seguro que el resultado, tratándose de quien se trata, será satisfactorio.